Obi – Wan

 

La Fundación ONCE ha presentado  en sociedad al primer perro de raza caniche que se convierte en perro-lazarillo en España. Se llama Obi-Wan, es un caniche gigante, de color marrón claro y muy obediente.  Hace unos días, os hablé de que se estaban cruzando perros de raza labrador y raza caniche (Labrapoodle) para utilizarlos en labores de asistencia como perros lazarillos o de terapia puesto que al no mudar su pelaje son ideales para personas con problemas de alergia.

Obi-Wan, lleva un mes conviviendo con su nueva dueña, Antònia Pons, está muy contenta con su nuevo perro ya que es “más activo, simpático, y trabajador” y, además, “deja menos pelo y desprende poco olor“. Ya os he dicho varias veces, que al caniche hay que cortarle el pelo pues no muda y no huele, sólo si se moja (sí llueve, al subir a casa hay que secarle el pelo con el secador)  o se junta a otros perros.

image_content_medium_1804502_20140507145638

La instructora de Obi-Wan, ha indicado que los caniches gigantes son perros “muy  inteligentes” y acostumbrados a rutas largas, ideales para personas con gran actividad. La Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG) es la encargada en España de adiestrar a los perros y proporcionarlos a los usuarios, desde su creación ha  facilitado más de 1.800 perros a personas ciegas, 143 de ellos durante 2013.

El adiestramiento de un perro dura entre 18 y 24 meses, el proceso comienza con la selección de los  padres del futuro perro guía. Cuando el cachorro tiene dos meses, una  familia lo acoge durante 10 meses para que aprenda a convivir con personas próximas y extrañas y se acostumbre a situaciones, objetos y sonidos diversos. Posteriormente, entre los 12 y los 18 meses, se traslada al perro a las instalaciones de FOPG en Boadilla de Monte (Madrid), para adiestrarle, allí se le  enseñan las órdenes y habilidades más comunes, y se le va otorgando cada vez más  responsabilidad. Una vez superada esta etapa, se asigna el perro al usuario de características más acordes con las del animal, que pasarán juntos unos 5 meses de adaptación  junto con un instructor.

Imagen vista aquí

Kisses,

Olalla

perro

1 comentario sobre: “Obi – Wan”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*