¡Peligro!

 

  En las últimas semanas se han dado una serie de sucesos en diversos parques, concretamente en Durango y en Talavera de la Reina.

CIMG3908

  En Durango, dos perros  han resultado heridos en la última semana tras ingerir salchichas con alfileres  en los parques de esta localidad.  La primera, una perra de raza Setter estuvo a punto estuvo de morir después de ingerir un trozo de una  salchicha con alfileres en un parque. La dueña,  cogió a su perra, que llevaba atada con correa, y salió rápida  hacia el veterinario. Afortunadamente  a “Parche” lograron extirparle los alfileres de su interior pero «le han roto tres membranas del estómago».  La segunda, llamada  “Amy“‘, se comió un trozo y  solo ingirió un alfiler, por lo que no la tendrán que operar puesto que  le han suministrado medicamentos que le causaran la evacuación de la misma de una manera segura.

la-foto-2_6728_1

Imagen vista  aquí

  Esto parece ser que ha ocurrido pues el  municipio se encuentra en plena batalla por modificar la Ordenanza de Tenencia y Protección de Animales para habilitar espacios de esparcimiento.  La propuesta provisional que baraja el Ayuntamiento,  hasta que la modificación de la normativa reguladora de tenencia y protección de animales quede aprobada definitivamente,  permitiría habilitar cuatro zonas libres, donde los perros podrían pasear sueltos las 24 horas del día. Por otro lado, en los parques céntricos del municipio las mascotas podrían pasear sin correa en horario de 8.00 a 11.00 horas, y de 20.00 a 23.00 horas.

CIMG3909

  A primeros de junio, tres perros tras pasear con sus dueños por el parque de la Parroquia de los Santos Mártires de Talavera de la Reina,  tuvieron que llevarles al veterinario por ingesta de anzuelos.  Los anzuelos, probablemente contuvieran algún tipo de cebo para atraer a los animales. El hecho de dejarlos con un trozo de sedal demuestra el ánimo de causar el máximo daño posible ya que facilita que el dueño aprecie la ingesta del anzuelo por el animal e intente sacarlo tirando de él, con las terribles consecuencias que ello podría provocar en el perro. Mediante endoscopia y gastroscopia los anzuelos fueron extirpados y no causaron mayores  molestias.

  Por estos dos hechos, os recomiendo que cuando paseéis con vuestros perros por los parques de vuestras ciudades estéis atentos a lo que puedan comer. Yo, a Kitty, no la suelto por el parque pero cuando vamos por la acera sí encuentra algo como pan o trozos de comida no me da tiempo ni a quitárselo.

Kisses,

Olalla

perro

2 comentarios sobre:
“¡Peligro!”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*