Procesionaria

 

Normalmente, la procesionaria del pino llega en marzo pero con la subida generalizada de las temperaturas, la oruga procesionaria ya prolifera en campos y parques, suponiendo un auténtico peligro para los animales de compañía. En Bilbao, ya se la ha podido ver en algunos parques de la ciudad y pueblos colindantes pues estamos teniendo un invierno cálido.  DSC01519

Según el  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente,  el avance de la oruga procesionaria en los últimos cuarenta años se ha visto favorecido gracias al calentamiento, ya que se trata de un insecto que huye de los niveles elevados de humedad. Predominan después del invierno, justo cuando empiezan a subir las temperaturas, aunque siempre depende de la zona de España. En Andalucía suelen aparecer en enero mientras que en el caso de Madrid las primeras se suelen presentar  a finales de febrero.

DSC01520

Las orugas anidan  durante los meses más fríos en lo alto de las copas de los pinos, pero con la subida de las temperaturas, desciende en hilera para enterrarse y comenzar el proceso de cristalización que las convertirá en mariposas durante el verano. No debemos tocarlas  o  acercarnos  mucho a ellas pues sus pelos urticantes son como dardos envenenados y cuando se sienten amenazadas los sueltan.

procesionaria-300x300
El perro se rascará  la boca pues  le dolerá.  Puedes lavarle la boca con agua templada pero lo más importante es ir rápidamente al veterinario para que le pueda administrar  un tratamiento con corticoides de acción rápida. El resultado puede ser desde la necrosis de parte de la lengua a la muerte: si la infección llega a la laringe puede morirse por asfixia. También puede provocar otros daños importantes en los ojos, concretamente en la córnea y  conjuntiva de nuestro perro. Lo mejor para evitar un accidente, es no pasear por zonas de pinares.

Kisses,

Olalla perro

1 comentario sobre: “Procesionaria”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*