Promesa cumplida

En Madrid, la candidata a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, aseguró que apoyaría el ‘sacrificio cero’ de animales domésticos abandonados en la región con la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular para modificar la Ley de Protección de Animales Domésticos que data de 1990.
Los voluntarios de El Refugio, fueron quienes  iniciaron la recogida de firmas para apoyar la Iniciativa Legislativa Popular que se presentó el pasado abril en la Asamblea de Madrid para cambiar la vigente ley de protección animal. Según la protectora El Refugio, miles de perros y gatos abandonados recogidos por perreras, empresas y protectoras subvencionadas son sacrificados cada año en la región (desde el año 2004 se han sacrificado 26.000 perros). Para el Presidente de “El Refugio”,  Nacho Paunero, considera  un atraso el sacrificio de animales abandonados ya que estos podrían tener sitio  en familias madrileñas y que podrían ser acogidos en las protectoras que existen en la comunidad.

animals-1509196_640

El día 14 de julio se aprobó  la nueva  ley.  Se  ha aprobado el “sacrificio cero“, el control de los perros de caza, la esterilización y la   venta de animales domésticos en tiendas  que cumplan una serie de requisitos. Éstas tendrán un periodo de dos años para adaptarse al reglamento y solamente aquellas que no cumplan los requisitos exigidos serán las que deban vender animales por catálogo o petición, sin la posibilidad de que se encuentren físicamente en la tienda.

El presidente de El Refugio, Nacho Paunero, está contento con la nueva ley pero cree que para  conseguir sacrificio cero hay que conseguir el abandono cero.  Además, se debe conseguir que se adopten animales en lugar de que se compren.

La reforma se queda un poco corta pero, por lo menos,  se amplía la cuantía de las infracciones y sanciones.

Kisses,

Olalla perro

*El blog será actualizado el día 27 de julio. El lunes no hay nueva entrada por ser fiesta.

2 comentarios sobre:
“Promesa cumplida”
  • La causa animal, mejorar las leyes para su protección y cuidado y exigir sanciones ejemplificadoras para aquellos que las vulneren, denotan una preocupación por los seres “sintientes”, que viven y forman parte del planeta. Una ley mejorada y adecuada a los tiempos, es signo de eficaz reconocimiento de los derechos de nuestros hermanos menores.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*