Proyecto Ayuda a Mascotas en Riesgo (AMAR)

El Proyecto AMAR es una iniciativa novedosa que se acaba de lanzar en Murcia desde Ambulancias de Lorca. Los trabajadores han tenido la idea de ofrecer un servicio público y gratuito para ocuparse de las mascotas de personas que viven solas o que sufren un accidente de tráfico y tienen que ser hospitalizadas dejando a sus animales en situación de desamparo. Hay mucha gente mayor que vive sola con sus perros y cuando tienen que ingresarles en el hospital tienen que abandonar a sus perros, muchos los dejan con familiares pero otros no tienen familia y les tienen que llevar a protectoras o a las perreras municipales. También, cuando una ambulancia te recoge en una carretera y vas con un animal, los enfermeros tienen que atender a las personas accidentadas y abandonar a las mascotas.  Los protocolos no permiten a sus trabajadores encargarse del animal y ellos se ven obligados a dejarlo atrás para trasladar a su propietario lo antes posible a un centro sanitario.

16730214_1847389472142458_6096154824312714125_n

Así que Ambulancias de Lorca ha dispuesto  de un  vehículo especialmente adaptado, recogen a la mascota y se ocupan de cuidarlo como es debido mientras su familia no puede hacerlo. La intención de esta empresa es garantizar al paciente que su mascota no se encuentra en situación de desamparo durante el tiempo que esté atendido en un hospital. De momento, los costes están corriendo a cargo de la empresa y no de los municipios murcianos en los que se aplica como Lorca, Águilas, Puerto Lumbreras, Totana y Aledo. Gracias a esta iniciativa, se recoge al animal en casa o en el lugar del accidente, con un transporte sanitario adecuado y se le traslada en un primer momento a un centro veterinario y luego a una residencia, hasta que el dueño o una persona cercana pueda hacerse cargo de nuevo de él. El dueño recibe cada día al menos un mensaje en el que se indica la situación de su mascota. En caso de fallecimiento y de que el animal se quede sin nadie que lo atienda, pasaría a manos de una protectora.

Uno de los impulsores de esta iniciativa es Angel Navarro para él es necesario evitar a la persona accidentada o ingresada  un sufrimiento al no saber de su animal. En ocasiones, alguno se ha negado a irse en ambulancia si eso significa dejar atrás a su animal de compañía.

Esperemos que esta iniciativa se lleve a cabo en otras comunidades autónomas.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*