Pueden ser visitados por sus perros

En julio os hablamos de la iniciativa pionera puesta en marcha por el Hospital de Can Misses. Este programa llamado Dogspital permite a los pacientes ingresados puedan recibir la visita de sus perros. Los pacientes que estén interesados en recibir la visita de su mascota en las instalaciones habilitadas para ello deben solicitar la activación de este protocolo a través de su enfermera de referencia. Después, la mascota debe pasar por una valoración veterinaria para ver sí esta al día de vacunas como de desparasitación. Este análisis se debe hacer en los últimos diez días previos a la visita, si el dueño sigue ingresado, los análisis se repetirán cada mes. En esta sala hay un par de camas para los perros visitantes, una butaca para el paciente, además, de comederos, juguetes y chuches.pet-terapy3                                                                              foto: http://www.k-bits.com

Ahora, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles acaba de poner en marcha un programa de visitas caninas en las que, cada martes de 17 a 18 horas, los niños hospitalizados podrán disfrutar de la visita de su mascota. Este programa está disponible para pacientes que tengan entre uno y 15 años que se encuentren ingresados en el hospital y que tengan perro como animal de compañía. Para poder disfrutar de esta iniciativa es obligatorio que el perro cumpla con los siguientes requisitos: que no estén considerados como potencialmente peligrosos según el RD 287/2002 y correctamente vacunados. También, tendrán que estar acompañados en todo momento por un cuidador.perro-terapia-hospital-2                                                                                foto: http://otcvet.com

El doctor Pablo Bello Gutiérrez, pediatra de este hospital,  ha explicado que “el ingreso hospitalario es una circunstancia hostil para los niños porque supone que queden alejados temporalmente de su entorno habitual, con esta visita  conseguimos una mejora de su estado anímico y general, que supondrá un cambio en el tedio que suponen las largas horas en el centro, así como una hospitalización más corta“. Los padres del paciente interesados en disfrutar de esta iniciativa deberán solicitarla a través del formulario correspondiente, disponible en el Servicio de Información y Atención al Paciente (SIAP). Una vez esté aprobada, el día de la visita  un informador del centro facilitará un distintivo para perro y cuidador.

Es una iniciativa necesaria y fantástica. Esperemos que más hospitales copien esto  ya que la gente que tiene mascotas cuando están hospitalizados echan de menos no poder ver a este miembro de su familia.

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*