Rescatada de un coche

Esto lo  hemos tratado un montón de veces en Las aventuras de Kitty y todos los veranos tenemos casos de perros encerrados en coches que sufren un golpe de calor. Nunca cuando el calor empieza a apretar desde primavera hasta  verano, no debemos dejar a los perros en el coche, da igual que sea 10 minutos mientras entramos a comprar algo a una tienda o que bajemos un poco las ventanillas. El sol se mueve durante el día y aunque el coche esté a la sombra después de un rato puede que ya le de el sol.  Sí en la calle hace unos 30 grados,  en  tu coche en treinta minutos hará 49 grados. 

Además, los perros tienen más problemas para reducir su temperatura corporal y en apenas 10 minutos, un perro puede morir dentro de un coche debido a un golpe de calor. A pesar de los consejos de los veterinarios, blogs, campañas de concienciación, reportajes sobre ellos en la tele…, cada verano muere algún perro por ello.  En  el estado de Tennessee (EE.UU) se creo la  normativa  denominada ‘la del buen Samaritano’, se puede romper el cristal de un coche  cuando un animal esté  en una situación de peligro, es decir, que haga calor. En España, si un ciudadano ve a un animal encerrado en un coche en una situación que puede poner en riesgo su vida, solo puede llamar al 112 para que las autoridades sean las que decidan qué hacer. Si rompe la ventanilla y lo libera, podría estar cometiendo un delito, de acuerdo a la legislación vigente.

La Guardia Civil de Aspe (Alicante) decidió intervenir y  tuvo que rescatar a una perra de raza pit bull  de un coche al sol. La Guardia Civil intentó localizar a la dueña del coche pero al no lograrlo, optaron por romper la ventana y sacar a la perra. La dueña del coche era una  ciudadana búlgara de 29 años, “que se enfrenta a un delito leve de maltrato animal”. Dejar a un perro en un coche, es una barbaridad y la infracción debería ser mucho más dura. La perra está en una protectora que se ha hecho cargo de ella hasta que se localice a su dueña.

animal-731355_960_720

Para evitar que tu perro sufra un golpe de calor:

- Debe disponer siempre de agua limpia y fresca.

- No le  dejes en el coche. Cuando viajes para de vez en cuando, dale agua y refréscale si ves que va muy acalorado.

- No pasees a tu perro durante las horas de más calor (sal en las primeras horas de la mañana, al atardecer o a la noche).

Evita que haga ejercicio, por ejemplo,  no juegues con él a la pelota en el parque.

- Si notas  que el perro tiene mucho calor, refrescarle el cuerpo y la cabeza con agua.

- El aire acondicionado también es adecuado para los perros. Si se tiene posibilidad de tenerlo, el perro también lo agradecerá.

- Recórtale  el pelo  sí es muy largo pero no se lo dejes muy corto, ya que el pelo protege al perro tanto del frío  como del calor.

dog-165210_640

Si ya ha sufrido el golpe de calor, pon en práctica estos consejos:

- Sumérgele  en agua a unos 20 grados o aplicarle un chorro de agua a esa temperatura, hasta que se normalice la respiración.

- Humedecer   (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fría (a unos 20º). Nunca cubrirlo con toallas húmedas.

- Poner un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, las ingles y las axilas.

- Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso.

Llevarle a un sitio fresco.

Es imprescindible  que le  lleves al veterinario lo antes posible  para ver cómo evoluciona. Recordad, NUNCA DEBEMOS DEJAR A NUESTRO PERRO ENCERRADO EN EL COCHE, incluso con las ventanas abiertas puede morir en pocos minutos. Tampoco, EN CASETAS, EN TERRAZAS, EN CASETAS DE OBRAS ATADOS CON CADENAS. En los días de calor,   los perros deben estar en sitios con sombra,  con agua abundante,   no someterlos a esfuerzos excesivos y pasearles al amanecer o atardecer.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*