Salir a pasear con tu perro y la botella

El Ayuntamiento de Benidorm quiere obligar a los dueños a limpiar el pis de sus perros de la vía pública. Para ello, el gobierno local tiene previsto introducir en la Ordenanza municipal de Medio Ambiente, ahora en revisión, la obligación de que todas las personas que saquen a pasear a un perro por la vía pública lo hagan acompañados de una botella con líquido para limpiar los orines de éste. Además, se incrementará de 150 a 400 euros la cuantía máxima de la sanción para los dueños de perros que no recojan los excrementos, elevando su catalogación de leve a grave. El Concejal de Medio Ambiente,  José Ramón González de Zárate, justificó estas medidas por dos motivos:  Benidorm es una ciudad eminentemente turística, y por otro, el olor y los  daños sobre el mobiliario público que generan los pises de perro.

Aún  se deben hacer muchos trámites previos hasta que quede definitivamente incorporada a la ordenanza. Entre ellos los técnicos van a estudiar si, además de agua, se puede exigir a quienes tengan perros que incorporen algún otro tipo de producto de limpieza, descartando a priori el uso de lejía. Los grupos de la oposición quieren introducir sus propuestas en la ordenanza; Ciudadanos plantea multiplicar por 20 las sanciones por maltrato animal, abandono o causar la muerte a un animal (serian 18.000 euros). stone-dog-194453_640

Ya en 2014, el ayuntamiento creó la ‘Brigada Marrón’. Esta brigada impuso 120 denuncias por no recoger los excrementos caninos. También, multaron a quienes los llevan sin bozal, sin correa o quienes no les habían puesto el microchip. En esa época, también se distribuyeron unas  1.000 botellas con spray rotuladas como ‘Pal-Pis’. Cada usuario debía rellenar esta botellita con agua y unas gotas de lejía, ahora dicen que no se use este producto.

Una gran mayoría de gente a través de las redes sociales piensa que el olor a orines no viene precisamente por los animales de cuatro patas, sino por los de dos y muchos de ellos extranjeros que pasan sus vacaciones en esta ciudad. Otros tantos decían que había que recoger los excrementos y multar a aquellos que no lo hacen pero, también multar a quien tira colillas, dejar los papeles de aluminio en la arena de la playa… Además, de crear más espacios verdes.

Es necesario campañas de divulgación por parte de los ayuntamientos de que es necesario limpiar lo que nuestro  perro ensucia, aunque lo de la boltella me parece innecesario asimismo se debe tener un mayor respeto y consideración hacia las mascotas por parte de las autoridades.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*