Se reencuentra con su perra

Cuando Kate Griffin era pequeña su familia adoptó a una perra llamada Cami,  juguetona y simpática, era la mejor amiga de sus pequeñas humanas. Después de 5 años, los padres de Kate se divorciaron y decidieron regalar a la perra para que tuviera un hogar estable, para que no estuviera yendo y viniendo entre una casa y otra. Para Kate y su hermana fue el día más triste de sus vidas. Desde aquel día  ya han pasado 11 años pero Kate nunca olvidó a Cami. Este verano, por pura casualidad, se ha reencontrado con ella. La historia la ha contado la propia Kate en una red social y el hecho se ha hecho viral. owner-reunites-with-dog-today-170914-tease_a04e85bf95ff8384df6a6d94cf6e3128_today-inline-large2xKate fue a tomar café y volvía andando a  su casa cuando de pronto se fijó en dos perros que paseaban del otro lado de la calle. Una se parecía mucho, pero mucho a Cami. No sabia que hacer, al final decidió cruzar la calle.2owner-reunites-with-dog-today-170914-inline3_a04e85bf95ff8384df6a6d94cf6e3128_today-inline-large2x                                                                                      fotos: www.thedodo.com

Kate se acercó a la mujer que estaba con los perros, era una paseadora. Le preguntó como se llamaban los perros y le dijo que el más grande se llamaba Riley, y la otra era una perrita y se llamaba Cami. Kate se sentó y llamó a la perra. Ésta se acercó a ella y le dio un lametazo. Kate decidió acompañar a Cami hasta su casa y ahí ya se despidió de ella. Cami tiene otra nueva familia, con la que ha vivido estos 10 años. Pero Kate está encantada de  volverse a encontrar con ella.

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*