Sentenciado a 8 meses

 

El mes pasado os conté la historia de Blas y os prometí estar atenta a la sentencia que dictaría la jueza de Santander.

Pues ésta  ha condenado a Sergio F. A, a  la pena de ocho meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Además, le ha condenado a la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, durante el plazo de dos años. Deberá indemnizar a Marta con la cantidad de 1.500 euros por el valor de su perro, y con 2.500 euros por daños morales, así como el abono de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular y popular.dog-962696_640

Lo hechos tuvieron lugar en Santander en  mayo de 2014, cuando Marta dejó a su perro a la puerta de un supermercado y  Segio F. A  mató a su perro a patadas alegando que el perro de la señora había atacado a su cachorro. Marta, bajó de su casa con Bals, éste no estaba atado pero sí portaba un bocal. Entró a comprar una cosa puesto que tenía que volver rápido a su casa a cuidar de su madre. Ella se encontraba ya en la caja para pagar cuando una mujer que entraba en el establecimiento dijo que un chico estaba pegando patadas a un perro. Cuando ella se encaró al  joven, este le recriminó que el perro había atacado al suyo de raza ‘shar pei’.  Marta no sabe si es cierto, pero afirma que su perro nunca había atacado a ninguno. La gente llamó a la policía local,  identificaron a ambos pero no hubo denuncia de por medio. El acusado a pesar de que cuando le propino al perro las primeras patadas, los perros se separaron, siguió dándole hasta que una persona le llamó la atención ante la agresividad de su acción.

La Asociación El Refugio y este blog, esperan y  desean que los jueces castiguen cada vez con más dureza casos como éste para intentar reducir los casos de maltrato animal.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*