Una solución para Bongo

Una familia de Tossa de Mar se ha movilizado estos días atrás  para que su perro se pueda bañar. Bongo, labrador retriever, sufre desde que nació reuma y artrosis degenerativa. Los perros no pueden bañarse en la playa de este municipio ya que  luce la bandera azul de la Unión Europea y, para no perder ese distintivo de calidad medioambiental, está prohibido que los perros disfruten de ella. Desde hace más de 7 años, la dueña de Bongo se despierta muy pronto para llevarlo a nadar a primera hora de la mañana, antes de que los primeros bañistas lleguen a la playa. El veterinario les recomendó que unos minutos de ejercicio en el mar harían mucho por retrasar el avance de la enfermedad y mejorar su calidad de vida.

zzzzxbongo-felic-1498653816

Foto: www.elperiodico.com

En el consistorio sabían que Bongo se bañaba en la playa pues es una ciudad pequeña y la familia se lo había comunicado a los concejales de modo informal, ellos no se oponían pues sabían que cuando Sara llevaba al animal a bañarse lo hacía poniendo un cuidado extremo en no molestar, y no había queja alguna al respecto. Ahora, lo que ha ocurrido es que una persona que veranea allí, se ha dirigido al ayuntamiento para preguntar por qué su perro no puede bañarse y Bongo . Por ello, lanzaron una campaña de recogida de firmas a través de una plataforma  para que el ayuntamiento revise la ordenanza y permita a esta  familia hacer con todas las de la ley lo que lleva años haciendo con un ‘mirar hacia otro lado’ por parte del ayuntamiento.http___o_aolcdn_com_hss_storage_midas_88d6f10158e13d6d0f47e7ff1a85c0c2_205424167_WhatsApp+Image+2017-06-28+at+3_31_06+PM                                                                       foto: www.elperiodico.com

Desde el ayuntamiento reconocen que aunque la familia de Bongo, han sido muy cuidadosos al llevarlo a la playa, pero las ordenanzas son para todos, y no permiten el baño de los animales. Desde el consistorio han intentado encontrar una solución, encontrar un espacio, en un horario reducido, que no ponga en peligro las banderas azules ni la convivencia entre animalistas y no animalistas. Unos días más tarde,  se habían recogido más de siete mil firmas, el ayuntamiento va a estudiar la posibilidad de habilitar una playa para que puedan acceder las personas con sus mascotas. Además, Bongo va a poder bañarse en el mar,  no será en la Playa  Gran, donde se había bañado hasta ahora, pero sí en un lugar con buena accesibilidad.

Ojalá que en poco tiempo, se habilite la playa para el que quiera vaya con su mascota.

 

Kisses,

Olalla perro

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*