Una tercera oportunidad

Hay muchos perritos  a los que su familia no quiere pero tienen una segunda oportunidad y hasta una tercera. La historia que traigo hoy, es la de Coronel un perro mestizo de schnauzer que alguien lo tiró a la basura hace cinco años. Una persona lo rescató de allí pero a los pocos días volvieron a abandonarle. Menos mal, que apareció en su vida un colombiano llamado Nicolas Walteros y su vida cambio. Le prometió al perro: “Si usted se viene a vivir conmigo, yo le voy a dar todo lo que quiera“.58c723037a1f0_r_1489494637411_0-161-1638-1390

Coronel se ha convertido en toda una celebridad. Nicolás le compró un uniforme del ejército pero sintió que se identificaba más con el verde que con el camuflado y entonces le compro un uniforme de policía. Desde entonces Coronel, también se le conoce con el mote de Azul, se sube todos los días a la moto de su amo para patrullar la localidad. La fama de Coronel sirve para concienciar sobre la adopción y también demuestra lo mucho que un perro  puede alegrarle la vida a cualquier humano. A donde llega, Coronel es aclamado por las personas que quieren fotografiarse con él. Coronel es también un fiel hincha de la Selección Colombiana y  cada vez que juega se pone la camiseta. También, acompaña a su dueño por las tardes en su taxi, conquistando a los pasajeros, quienes se toman fotos con él para luego publicarlas en sus redes sociales.16649428_10211722292914978_8155561213202361111_n

Nicolás y Coronel han hecho muchísimos viajes en moto, pero también montan en bicicleta y a caballo. Ahora, lo que quieren es ir en helicóptero.

Según Nicolás: “Coronel ha sido una excusa para la integración de la familia, tiene un carisma especial con los niños y aparte es una buena compañía; yo le doy gracias a Dios que me dio la oportunidad de tener un perro a esta edad. Todo lo que yo había soñado de niño lo estoy viviendo ahora de grande con Azul“.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*