Verano: consejos y precauciones

Antes de irnos de vacaciones quiero hacer un resumen de todas las entradas dedicadas al verano. Lo primero es hacer una maleta para nuestro perro. Antes de partir debemos tener nuestra cartilla de vacunación al día y saber si dónde vamos alguna vacuna es obligatoria. En la maleta de nuestro perro debemos meter principalmente pipetas y collares antiparasitarios que combatan enfermedades como la leishmania o la pastilla contra dirofilaria (gusano del corazón). Además, si nuestro perro toma una medicación no debemos olvidarla. Nuestro perro puede producirse alguna herida por lo que se debe llevar suero fisiológico para lavar las heridas, gasas estériles, esparadrapo de seda o de papel (si hay que sujetar una gasa, son los que mejor se despegan del pelo) y un desinfectante. Sería bueno llevar algún protector solar, tampoco debemos olvidarnos de la comida, los premios o chuches. Por último, no estaría de más llevar sus juguetes preferidos y  un collar de repuesto.
En función de nuestro destino, el viaje lo podremos hacer en coche, en tren, en avión, en barco o en autobús. Las normativas son diferentes dependiendo del medio qué elijamos, por lo que es imprescindible pedir dicha información antes de comprar cualquier billete. Si viajamos al extranjero, debemos conocer cuáles son los requisitos solicitados por la aduana del propio país al que nos desplacemos. Lo más recomendable es ponernos en contacto con la embajada o el consulado, donde nos podrán asesorar detalladamente para evitar desagradables sorpresas posteriores.corgi_dog_lawn_pet_canine_domestic_purebred_puppy-1359049Si vamos al monte deberemos adaptar nuestra salida al tamaño y las condiciones de nuestra mascota. Ya que muchos perros que no están muy acostumbrados. Debes fijarte en cómo le está sentando el paseo y ver si se cansa. Debemos llevar agua, preparar bien la ruta: algunos obstáculos resultan insalvables para el perro y considerar la altitud puesto que si vamos a hacer una subida importante, puede que al perro le afecten los cambios de presión. Por el contrario, si vais a la playa se debe  tener en cuenta que son las ciudades costeras las que regulan el acceso de los perros a las playas por lo que cada localidad cuenta con una norma distinta. Por ello antes de ir, debemos averiguar qué playas permiten llevar mascotas, cuál es el horario y cuáles son las condiciones (atados, bozal…).  A la hora de acudir con nuestro perro a la playa debemos de tener en cuenta una serie de precauciones:

-Debemos evitar las horas más calurosas, es decir, entre las 11 y las 16 (mejor a primera hora de las mañana o la última de la noche).

-Nuestro perro tiene que tener suficiente agua y sombra, debemos llevar siempre a la playa una sombrilla, una botella de agua y su bebedero.

-El agua del mar es una gran tentación para la sed de nuestro amigo, pero debemos evitar que la tome pues puede hacerle daño, así mismo evitaremos que nuestro perro trague o muerda mucha arena.

-Debemos tener cuidado con las mareas, son un peligro incluso para los mejores nadadores.

-Las zonas rocosas están frecuentemente ocupadas por pescadores que pueden dejar olvidados anzuelos y se les pueden clavar en la boca o en las almohadillas. Nunca debemos tirar del anzuelo, si no somos capaces de retirarlo, lo mejor es llevarle al veterinario para que lo haga. También, debemos tener cuidado con los erizos de mar y con las medusas.dog_mountain_mombarone_clouds_landscape_andrate-1118354Aunque nosotros nos cortemos el pelo para no pasar calor, algunas veces el hecho de cortarle el pelo a nuestro perro no es la mejor opción para mantenerle fresco. Los perros regulan el calor principalmente por la nariz y por la boca, es decir, mediante la respiración y el jadeo. También, por las almohadillas. Éstas no solo son el soporte del resto del cuerpo sino también son el termostato que los ayudará a regular la temperatura corporal por lo que se deben mantener limpias, sin barro o suciedad incrustada y con el pelo bien cortado para facilitar la sudoración. Además, no todos los perros tienen un pelo apropiado para ser cortado. Lo que si se debe es cepillar a diario a nuestro perro durante el verano. Luego hay razas de perros a los que normalmente se les corta el pelo durante todo el año como el schnauzer, bichón, caniche…). El pelo, especialmente en verano, es el principal protector de la piel y también protege al perro de un posible golpe de calor.

Espero que paséis una agradables vacaciones en compañía de vuestra familia de cuatro patas.

Kisses,

Olalla perro

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*