Viajar con nuestra mascota

 

He estado unos días en Bruselas y los perros pueden viajar en todos los medios de transporte: en el metro, en el autobús, en el tranvía y en el tren. Además, no importa el tamaño del perro. La gente se desplaza por la ciudad en bicicleta, si el perro es pequeño va  en una cesta delante del manillar pero si es  grande, como un labrador, va en un carrito acoplado en la bici.

Varios años después de la Declaración Universal de Los Derechos de los Animales (1977), Bélgica instituyó el Consejo para el Bienestar de los Animales así como la Ley de Protección de los Animales del 14 de agosto de 1986 que incluye a particulares, albergues, criaderos… Por ley, tanto criaderos como tiendas de mascotas y albergues, están obligados a ponerles el chip donde se registra el nombre del perro, fecha y lugar de nacimiento, los datos del dueño, el nombre del vendedor … La Ley incluye también multas, penas y castigos diversos en caso de que se desobedezca alguno de sus artículos; se pueden llegar a pagar hasta 50 euros si el dueño no recoge  el excremento del perro, hasta 75 euros en caso de no llevarle con correa en la vía pública o  90 euros por negligencia en el cuidado.

dogs-189982_640

En cambio, aquí es difícil moverte con tu mascota por la ciudad. En Barcelona los perros pueden ir el metro aqunque  no pueden acceder en las horas punta (entre las 7.00 y las 9.30 h ni entre las 17.00 y las 19.00 horas) los días laborables entre el 11 de septiembre y el 24 de junio; los fines de semana, festivos  y entre el 24 de junio y el 11 de septiembre pueden acceder sin limitación horaria. En cambio, los perros solo pueden ir en el autobús urbano si van en “receptáculos rígidos que cubran todo el animal”.  En Bilbao podemos viajar con nuestro perro en el metro y tranvía desde enero de 2011.  Los debemos llevar  atados y en  brazos. Por la estación y el anden los podemos llevar andando y cuando llega el convoy los cogemos en brazos.  El metro te recomienda no viajar cuando haya  aglomeraciones de personas (evento deportivo, conciertos…) y  no deben pesar más de 8 kilos.En cambio, en los autobuses solo se admiten los perros lazarillo. En Madrid solo se aceptan perros guía a bordo de los autocares y “pequeños animales domésticos” que deben ir en  bolsas caninas o trasportines.


Alicante ha puesto en marcha el proyecto  ‘Bus-can’, si tiene aceptación se estudiará habilitar un vehículo por línea urbana que permita el acceso con animales de compañía. Este  autobús para mascotas iría debidamente señalado para que las personas con alergias o que no desean viajar con animales no se sientan obligadas.

En Bruselas, los perros no solo van en los distintos medios de transporte  sino que también entran en restaurantes, bares y tiendas. Esperemos que dentro de poco, nuestros perros puedan viajar con nosotros y al ir a un bar le pongan un cuenco con agua al igual que hacen en el resto de Europa.

Kisses,

Olalla

perro

10 comentarios sobre:
“Viajar con nuestra mascota”
  • Excelente post Olalla. Nos queda mucho por avanzar en bienestar animal pero por si te anima en Málaga hay un chiringuito donde los dueños, cansados de niños maleducados sobre quienes sus padres no sentían que tuviesen que poner limitación alguna, ni siquiera cuando molestaban a otros clientes, pusieron un cartel que decía: “Perros sí, niños no”. Con esto vinieron a decir “si se portan bien y a nadie molestan, ¿por qué no?” Y es que esa es la clave, que todo el mundo pueda sentirse a gusto. Por eso, ¡bravo por la iniciativa de Alicante!

    • Muchísimas gracias por leer y dejar tu comentario en mi blog. Nos queda un mundo y más en bienestar social. Muchas veces, dan más guerra los niños y los mayores que los perros. En Bruselas, me encontré un perro en el tren y no digo ni pío durante todo el trayecto. Esperemos que en Alicante funcione el bus – can y otras ciudades se animen.
      Un Saludo,
      Olalla

  • Hola, tanto en Bruselas como en otras partes de Europa, las personas también se preocupan de entrenar a sus perros debidamente para que puedan convivir en entornos públicos humanos, esto es importante, puesto que aquí en España, exigimos que los perros puedan acceder a transporte público y otros espacios comunes, pero nos desentendemos a la hora de trabajar y educar a los perros para que convivan en una sociedad construida por humanos y para humanos, con lo que eso conlleva al final del día. La socializacion y entrenamiento es muy importante, puesto que sienta las bases de la comunicación y aceptación de una gran cantidad de estímulos urbanos por parte de un perro para que así determinados instintos, fobias y recelos puedan controlarse y/o atenuarse, facilitando el control y manejo de los perros en espacios públicos. Tenemos tendencia a quedarnos con las superficialidad es de lo que se hace en el extranjero con los perros, pero hay que saber bien que se hace de fondo con ellos para poder alcanzar determinados objetivos. Que conste que comparto mi vida con tres perros, y soy proaccesibilidad con perros a espacios públicos, lo cual implica un alto grado de respeto hacia las personas que no necesariamente les tienen que gustar

    • Muchas gracias por tu comentario. Tienes mucha razón, muchos perros y, sobre todo, muchos dueños no educan debidamente a sus perros. Yo he estado en una terraza y los perros campan por ahí a sus anchas molestando a la gente de las otras mesas; otras personas, llevan a sus perros con las correas largas y les da igual tirar a un niño que a una persona mayor. A mi me dio envidia en Bruselas como puedes moverte con tu perro en los medios de transporte. Tengo una vecina viuda que tiene una perrita yorkshire y no puede ir con ella hasta Santander donde tiene una casa pues no puede llevarla en el autobús aunque la lleve en una bolsa de viaje para mascotas. Alguna vez la ha llevado y el autobusero la ha reñido, no tiene hijos y tiene que depender de sobrinos para ir a su casa de veraneo.
      Un saludo,
      Olalla

  • Buenos días, estoy de acuerdo con Carlos, hay que educar a los perros para que sepan convivir con las personas, pero yo voy mas allá, primero hay que educar a las personas en el respeto hacia los demás, esa es la única manera de poder educar después a un perro, si tu respetas, eso, se lo transmites a tus perros. Yo tengo dos perros y cuando salgo a alguna terraza a tomar algo con amigos me los llevo, van amarrados y siempre los tengo cerca de mi y controlados, además intento que no ladren y estén siempre tranquilos, les llevo agua y comida. Pues bien, nunca nadie se ha quejado, es mas, cuando nos marchamos la gente mira como diciendo “anda si había dos perros”, y todo ello es porque yo entiendo que debo respetar a todas las personas que hay a mi alrededor, a las que les gustan los animales a las que les da miedo o a las que les da igual, todo ello empieza por mi ya que eso es lo que luego les transmito a mis mascotas.
    Gracias por la oportunidad de darnos a conocer como tratan a las mascotas en otros países, ojala pronto podamos actuar de la misma forma, mascotas y dueños seremos mas felices.

    • Hola Eva,
      Estoy de acuerdo contigo. Actualmente, las personas no respetamos a los demás, solo miramos nuestro interés. Cuando vas a entrar al metro te empujan, no te dejan salir… Cuando vas por la calle y alguien sin querer te da con el bolso o con las bolsas de la calle nadie te pide perdón. La gente se queja de que los perros ensucian un montón y luego ves en el suelo colillas, huesos de aceituna, papeles, pañuelos de papel… Yo a Kitty siempre la llevo atada y si me siento en una terraza o voy a un bar la tengo encima de mí o a mis pies pues hay mucha gente que le puede molestar o tener miedo.
      Un saludo,
      Olalla

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*