Volver a casa

Las vacaciones se han acabado para nosotras y nos toca volver a la rutina. Casi todos hemos dedicado más tiempo a nuestras mascotas y ahora debemos volver a los horarios habituales. Muchos de vosotros nos habéis seguidos por las redes sociales (Twitter e Instagram). Kitty se lo ha pasado genial pues ha estado todo el día en el jardín, jugando a la pelota, columpiándose, ladrando a los pájaros, persiguiendo a los gatos que entraban en casa. Al igual que a nosotros, también, a los perros les afecta el cambio por lo que pueden llegar a deprimirse por no entender por qué ya no estamos tanto con ellos y les dejamos solos. Según el veterinario, John Ciribassi ( ex-presidente de la American Veterinary Society of Animal Behavior), la depresión en perros tiene síntomas similares a la depresión en personas: “el perro se siente alicaído, se vuelve inactivo, sus hábitos de alimentación y sueño suelen cambiar y deja de participar en aquellas actividades que antes le gustaban”.21272310_1133403310093449_1104921066726777044_nDurante las vacaciones, se pierden muchos de los hábitos y rutinas propios del resto del año y se establecen dinámicas diferentes; los paseos suelen ser más largos, con horarios más variables, más tiempo en nuestra compañía, más actividades al aire libre, estancias en lugares nuevos o en residencias. Los veterinarios recomiendan una rutina parecida a la del día a día cuando estamos de vacaciones, puesto que un exceso de atenciones, puede llevar a que después desarrolle ansiedad por separación (no quiere quedarse solos y le da por destrozar objetos, morder muebles, ladrar y aullar constantemente).17799050_10212593530942278_4789724223547525665_n¿Qué debemos hacer para que la vuelta sea menos traumática para nuestros perros?
– Debemos evitar realizar un cambio brusco de horarios. Muchos perros que sabían donde tenían que hacer sus deberes, ahora los hacen en casa. La razón es que se ha perdido la rutina de horarios fijos y es necesario que el perro vuelva a habituarse a ellos. Debemos sacarle con frecuencia e ir recuperando, progresivamente, los horarios habituales.
– Durante las vacaciones, nuestros perros están mucho más con nosotros así que reciben más mimos y caricias. Debemos tener paciencia, para ir ajustando el nivel de atención que nuestro perro quiere con el tiempo libre que tenemos. Sería bueno dedicarle un momento del día para jugar con él.
– También, si durante las vacaciones les hemos llevado de excursión, hemos jugado a la pelota con ellos, se han bañado en la piscina, han andado por el monte o han corrido por la playa… ahora, nuestro perro querrá una actividad parecida. Tendremos que hacer un esfuerzo y levantarnos antes para sacarle sin prisa, dejarle olisquear y jugar con otros perros.
– Si antes de las vacaciones, tu perro se quedaba solo en casa sin ningún problema pero ahora ladra, destroza objetos, aúlla… puede sufrir de ansiedad por separación. Lo mejor es recurrir a un etólogo canino.
– Por otro lado, pueden tener alguna molestia gastrointestinal. Nuestro perro ha podido comer un pienso distinto o le hemos dado comida nuestra. Lo mejor es volver a su comida habitual poco a poco, le ponemos más del pienso viejo y un cuarto del habitual cada día, para al cuarto día ya tener el 100% de la comida habitual. Hay que estar atentos a los vómitos o diarreas que se puedan presentar y valorar si son normales o no. También, podemos repartir el pienso en más número de raciones al día pero darle menos cantidad, así se disminuirá la sensación de apetito y ansiedad que se puede producir al estar más tiempo sin hacer nada.20686823_1905422309728339_6197668843561680896_nPor último, es importante realizar un chequeo en el veterinario para ver sí está bien todo bien (espigas en los oídos, ha contraído la leishmania..) y llevarles a la peluquería para que les arreglen el pelo. Es necesario tener mucha paciencia, dar largos paseos y mucho cariño para que nuestro perro vaya retomando sus horas de descanso y actividad.20687313_221483171711742_1972812477737467904_n

Kisses,

Olalla
perro
1 comentario sobre: “Volver a casa”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*