Volver a casa

 

  Todo lo bueno se acaba y aunque aún queda  verano, hemos tenido que volver a la ciudad. También, a los perros les  afecta el cambio por lo que pueden llegar  a deprimirse por no entender  por qué ya no estamos tanto con ellos y les dejamos solos. Durante las vacaciones hemos  tenemos más tiempo para ellos: hemos jugando a la pelota con ellos, los paseos han sido  más largos… Por ello,  los veterinarios recomiendan  una rutina parecida a la del día a día cuando no estamos de vacaciones, puesto que un exceso de atenciones,  puede llevar a que después desarrolle ansiedad por separación (no quiere quedarse solos y le da por destrozar objetos, morder muebles, ladrar y aullar constantemente…).

CIMG3977 CIMG3992

  Al regresar es  importante realizar un chequeo en el veterinario para ver sí  está  bien y llevarles a la peluquería para que les arreglen el pelo. A Kitty le ha crecido mucho, hoy la llevo a cortárselo. Además, debemos  volver a sus horarios habituales para que vaya retomando sus horas de descanso y actividad.

  Kitty se ha pasado todo el día en el jardín, corriendo, jugando a la pelota, ladrando a los pájaros…  Ahora, tiene que volver a estar en un piso y estos primeros días ha ladrado un poco cuando la he tenido que dejar sola. Os dejo este vídeo para que la veáis cómo se lo pasa.

Kisses,

Olalla

1 comentario sobre: “Volver a casa”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*