Mis mascotas

18dic 12

Castrar o no castrar

Desde que son cachorros, tenemos que tomar multitud de medidas sanitarias e higiénicas con nuestro perro. La castración es quizás la decisión más dificil que podemos tomar. Impedir que nuestro mejor amigo tenga cachorritos o que disfrute de los placeres carnales es un quebradero de cabeza. La castración consiste en la retirada de los testículos en el caso del macho, y en la extirpación de los ovarios  y del útero en las hembras.

Sin embargo, existen muchos problemas si no castramos a nuestro perro. El primero, su comportamiento. Cuando el perro necesita calmar su instinto, sus hormonas, se desatan y son capaces de salir corriendo e incluso escaparse. Este es un gran problema si estamos paseando con nuestro perro ya que puede escaparse y sufrir un accidente, o simplemente que la dueña o el dueño de la perrita no quiera que su perra sea montada. En muchas ocasiones, el amo no quiere criar más perritos.

Además, a los machos que no se les castran tienes más posibilidades de sufrir infecciones y de padecer de próstata o incluso tener algún tipo de tumor. Cuando ya tienen una edad avanzada las operaciones para eliminar estos problemas son más dificiles. En el caso de las hembras, no tendrían ese celo que tanto sufren, además de embarazos psicológicos y el estrés provocado por el deseo de ser montada. En definitiva, hay muchos argumentos a favor de la castración canina aunque nos dé mucha pena. Es una decisión muy difícil, pero hay que tener en cuenta lo siguiente: si no vamos a criar cachorros, no vamos a estar siempre tirando de la correa, poneros en su lugar: queréis estar con una persona que os gusta y siempre hay alguien más grande que tú impidiéndotelo.

Etiquetas: , , , , , , ,

Un comentario

  1. La mejor decision es sin duda castrarlos para que ellos no futran ciertas situaciones y tu sepas q no te van a dejar tirada por cualquier perra jajaja.

    Responder

Deja un comentario

*