Mis mascotas

17feb 13

Los huesos y tu perro

Dexter con hueso de jugueteDesde siempre, el hueso ha sido un símbolo del perro. El típico hueso recto, siempre va asociado a la comida de nuestro amigo canino.  Sin embargo, dar a nuestro perro los huesos que nos sobran de la comida, es muy perjudicial para su salud.

Si queremos darle un hueso, porque a veces no está de más darle un capricho, podemos darle los huesos más gruesos, por ejemplo, el hueso del cocido. Tenemos que estar atentos de que, cuando lo roe, no se astille. Este es el principal problema.

Si el hueso se astilla, los trozos pueden quedarse enganchados en sus encías, en su garganta e incluso en su estómago. Además, la dureza del hueso hace que no se digiera bien y que a la hora de expulsarlos sea muy difícil.

Yo a Dexter le doy el hueso del cocido, le dejo q lo lama y aproveche un poco el sabor. Después se lo quito para que no lo mueva por la casa, coja polvo y siga chupándolo. Si concedemos algún capricho así a nuestro perro, debemos estar pendientes de el.

Etiquetas: , , , ,

Un comentario

  1. Angelica

    yo tambien le doy a jazz los huesos del cocido jeje no veas como se lo pasa!! pero claro los huesos de pollo por ejemplo no, esos si que se astillas y le puede hacer daño

    Responder

Deja un comentario

*