¿Tu mascota presenta bultos en sus orejas?

Mi pacto con Aranza_hola.com_ orejas bultos poodle

 Pacto 6

¿Puede tratarse de un papiloma benigno?

¿Las soluciones son muy tediosas?

Por Andrea González-Villablanca

Mi pacto con Aranza_encabezado_entrada

La raza poodle se caracteriza por la belleza y peinado de sus orejas y así, como en los humanos, cuidar su piel  es una gran responsabilidad. Más aún si se trata de una zona tan delicada.

Como buena observadora, reconozco que día a día reviso su pelaje, piel, etc. A veces, detecto uno que otro lunar, que según su veterinaria son normales para su edad; Sin embargo, el año pasado mi hermana descubrió en la parte superior de su orejita un “bulto”, parecido a un lunar de sangre que con el tiempo fue creciendo hasta llegar al tamaño y color de un arándano.

Mi pacto con Aranza_bulto orejas poodle_hola (1)

Confieso que inicialmente no le tomamos mucha importancia, pero debido al rápido crecimiento, decidimos consultar con su veterinaria y la solución fue más rápida de lo que imaginamos.

El viernes pasado, Aranza, debió ser intervenida por segunda vez en el año, pero a través de una operación ambulatoria, anestesia local y una extirpación con láser, ¡el “bulto” desapareció! y hoy sólo presenta una herida que poco a poco se borrará por completo.

Según las indicaciones médicas, no es necesario realizar curaciones en esta zona, pero debemos estar pendientes de que no se rasque para evitar una futura infección.

Mi pacto con Aranza_bulto orejas poodle_hola (2)

A continuación, cito al Dr. Manuel Olivares de www.tuveterinario.info, donde nos explica todo lo que necesitamos saber antes de acceder a un tratamiento que permita terminar con los bultos en las orejitas de nuestras pequeñas almas gemelas: “Esas tumoraciones que se presentan en los pabellones auriculares pueden ser de varios tipos: bultos en la base de la oreja, más o menos grandes, que se desplazan bajo la piel (lipomas benignos); masas que están asentadas en la misma epidermis y no se desplazan. Pueden estar tanto en la cara convexa como en la cóncava (papilomas benignos); bolsas de líquido en la parte cóncava del pabellón, que suele tratarse de un otohematoma (hematoma auricular); bolsa de líquido en la parte convexa del pabellón, (absceso).

Hay más tipos de “bultos” que pueden presentarse en esta localización, sobre todo otros tipos de neoplasias, pero las mencionadas suelen ser las que veo más frecuentemente en la clínica.

Hay muchos tipos de bultos que pueden presentarse en las orejas de nuestros perros por lo que siempre será imprescindible, la exploración por parte de un veterinario para poder diagnosticar el proceso del que se trata y poder instaurar el tratamiento pertinente.

En el caso de las posibles neoplasias ( papiloma, lipoma, etc.), es importante extirparlas, no tanto por su potencial conversión en malignas, sino debido a que pueden ulcerarse y sangrar cada vez que el perro se rasca o también porque pueden crecer mucho y ocasionar problemas, que dificultan la extirpación.

En el caso de los abscesos, la mayoría de las veces son debido a mordeduras y hay que recurrir a limpiarlos (abrirlos y drenar el contenido infeccioso) e instaurar un tratamiento antibiótico y anti inflamatorio adecuado para evitar la extensión de la lesión y que no afecte al cartílago, pues puede acabar produciendo la deformación de la oreja.

Cuando hablamos de hematoma auricular u otohematoma, hay que investigar su origen. Hay quienes piensan que se debe al traumatismo que se produce el perro al rascar su oreja o sacudir la cabeza debido a un proceso de otitis (de diversa etiología), y hay quienes piensan que se trata de un proceso de tipo auto inmune, con separación de la piel del cartílago al que está adherida. Al separarse se crea un espacio vacío y el cuerpo no permite que existan esos espacios vacíos y se produce un cúmulo de líquido sero hemorrágico. Este proceso no es doloroso, lo que lo diferencia de un absceso (proceso infeccioso acompañado de inflamación), pero si no se usa remedio, que la mayoría de las veces requiere el drenaje y alguna técnica quirúrgica menor, puede producirse la retracción de la lesión y acaba deformando la oreja en mayor o menor grado según la extensión del otohematoma”.

Luego de conocer esta breve charla y con la experiencia vivida junto a Aranza, decidimos sellar un nuevo pacto. El sexto para mascotas.hola.com, porque revisar a diario su piel y en especial sus orejitas, más que estética y lucir un lindo peinado, es un pacto de cuidado y atención por su bienestar.

© 2014 · Copyright Andrea Gonzalez-Villablanca · Todos los derechos reservados · Prohibida la reproducción total o parcial del presente texto y fotografias.

separador_mi pacto con aranza_hola.com_mis mascotas

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*