Pappo y yo

Nuestra historia comenzó en el año 2005, saliendo de un parque, en el que se acostumbra a ir con los vehículos los domingos para tomar mate y pasar un lindo día entre amigos y familia; vemos q un auto frena sobre el camino y arroja algo que se pierde entre los pastos. Al avanzar mi novio asoma la cabeza por la ventanilla y ve que algo se mueve y entonces frena. ¿Que sucede? Nada dice el, pero no le creo y vuelvo a preguntarle, ¿Que hay ahí? Y al ver mi insistencia no hace mas que levantar lo que había y me muestra, era un perrito pero chiquito, menos de 30 días q no paraba de llorar, y no podía dejarlo……. así comenzó nuestra aventura!

Su prematura edad era un riesgo, estaba destetado , asustado, con para sitos, ESTABA INDEFENSO!

A lo largo de su crecimiento esas condiciones le provocaron varias enfermedades crónicas , sobre todo nerviosas, siempre quiero pensar que fue la selección natural quien lo separo de su manada, pero en fin – Enfrentamos varias adversidades, peligros pero lo mas hermoso es que se convirtió en mi amigo, el mejor. Llego a mi vida en un momento difícil para mi me ayudo a salir adelante, a no caer, diría que crecimos juntos. Jugamos juntos, parecemos niños, nos entendemos y muchas veces no necesito palabras el lo sabe. Pappo es mi angelito de 4 patas que me cuida hace 8 años (casi nueve pero falta) Y es el mejor amor que puedo recibir porque no le importa como me vea le importa saber como me siento y eso no tiene precio!

A mover las colas amigos!!!!

 

Con ustedes Pappo!!!

El es Pappo!!!

7 comentarios sobre:
“Pappo y yo”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*