Mis mascotas

02mar 16

El gran mentor de esta manada, Pascual

A través de los años, los gatos han sido etiquetados como seres muy holgazanes, que solo dedican la mayor parte de su tiempo en dormir, el restante serán repartidas en acicalamiento, juegos, caza o espiar el mundo exterior que los rodea. Pero no todos son iguales; lo mismo sucede al momento de establecer los mandatos de quien domina una manada felina, ya que cada uno nos permitirá descifrar, reconocer, comprender, y respetar el carácter indiscutible de nuestros mininos.

Pero muchos se preguntarán como logramos desarrollar esa intuición si solo mantenemos uno o varios mininos en casa … es muy sencillo.

Los gatos por lo general son seres imitadores de las jerarquías que visualiza de sus amos, en vista a ello, establecen (en el caso de que convivan dos o más gatos entre sí) jerarquías sociales que van desde el marcado de un área específica en casa -sillones, camas, salones- hasta la manera como se froten entre sí. Por ejemplo, un gato más débil en su manada se frotará tantas veces sea necesario con quien estableció la jerarquía de “alpha” dentro de su manada.

En mi caso, Pascual durante su tiempo de vida en casa fue nuestro “alpha”. Si algo incomodaba a Pascual, rápidamente lo hacía notar, su particular forma de maullar hacía que cada uno de nosotros los integrantes de la casa estuviéramos alerta (en el caso de mis otros gatos formaban un estado de sumisión); de no llegar a cumplir lo solicitado inmediatamente se acercaba a retirar de su territorio quien en el momento brindaba una sensación de incomodidad.

Igualmente,  se encontraba alerta si alguna de sus tres mamas se veía indispuesta, brindándole con su presencia calma, paz y tranquilidad, hasta cerciorarse que la misma se encontrara en paz.

Lamentablemente mi “alpha”-el fafi, ya no se encuentra físicamente con nosotros, pero cada día que ha seguido transcurriendo en casa lo seguimos recordando como si nada hubiera pasado.

Hoy 02 de marzo deseo compartir y dedicar en su honor un lindo poema que se titula:

“Los Hijos Infinitos”

“Cuando se tiene un hijo, se tiene al hijo de la casa y al de la calle entera (…) cuando se tiene un hijo, se tienen tantos niños que la calle se llena, y la plaza,  y el puente, y el mercado, y la iglesia (…) cuando se tiene a un hijo, se tiene todo el miedo del planeta, todo el miedo a los hombres luminosos que quieren asesinar la luz y arribar las velas, y ensangrentar las pelotas de goma, y zambullir en llanto los ferrocarriles de cuerda. Cuando se tiene a un hijo, se tiene la alegría y el !ay! del  mundo en dos cabezas, toda la angustia y toda la esperanza, la luz y el llanto, a ver cuál es el que nos llega, si el modo de llorar del universo o el modo de alumbrar de las estrellas”.

Andrés Eloy Blanco.

Te amamos Pascual ….  Gracias.

Pascual

Etiquetas: ,

Deja un comentario

*