Mis mascotas

Alimentación

16mar 15

Seres vivos para alimentar a los peces

Para que vuestros peces crezcan fuertes y sanos, además del alimento seco que suelen vender en cualquier centro comercial o tienda especializada, convendrá alimentar de vez en cuando a estos peces con seres vivos. Eso sí, consultad si esto se aplica a las especies que vosotros tenéis, ya que dependiendo de cada especie de pez podrá tomar un alimento u otro.

Los seres vivos como larvas de mosquito, camarones y lombrices, entre otros, son el complemento ideal para tener unos peces sanos y fuertes.

Por qué seres vivos

Existe gran cantidad de causas por las que conviene llevar a cabo una alimentación mediante seres vivos, aunque la principal se podría decir que es que aportan nutrientes como fibras y proteínas en mayor cantidad que los alimentos secos.

Son totalmente necesarios cuando alguno de los peces se encuentre en el período de gestación, de esta forma tendrán unos huevos más sanos.
En este caso es necesario que le suministréis este tipo de alimento y que tenga fuerzas suficientes. Lo mismo ocurre con peces jóvenes, ya que requiere gran cantidad de proteínas.

 

goldfish-573684_1280

Cuáles son los alimentos para peces

Hay una gran variedad de alimentos que podéis echar a los peces para que crezcan sanos y que pueden ser comprados en tiendas especializadas o podéis tenerlos vosotros en casa.

La lombriz, tanto de tierra (la más habitual), como otras especies, podéis comprarlas de cultivo o recogerlas vosotros mismos. En el caso de los peces grandes podréis echarlas directamente, pero en el caso de que los peces sean pequeños será mejor que las hagáis trocitos, para evitar que se puedan atragantar.

Los gusanos de la harina son las larvas de un coleóptero, y aunque son de fácil cultivo, debido a su tamaño (solo útil para peces grandes) y su elevada dureza, no son alimentos muy aconsejables.

Tubifex recién capturado, es uno de los mejores, pues tiene un elevado aporte nutricional, pero son difíciles de digerir. En este caso no deberéis dejar que los consuman de forma habitual.

Las gambas de salmuera recién nacidas. Estas son más complicadas de dar a comer, ya que para evitar que se queden en el fondo, deberéis poner una luz cenital para que se eleven en el agua y así los peces los puedan capturar.

Mosquitos, capturadlos mediante trampas para insectos y después usadlos para alimentar a vuestros peces.

La artemia salada es un auténtico manjar para los peces pero deberéis echarlos de tal forma que se los coman rápidamente, ya que al ser de agua salada morirán en cuestión de segundos y podría dañar el acuario.

Con respecto a los cyclops también deberán ser comidos por los peces de forma rápida, ya que cuando se vuelven adultos se pueden convertir en depredadores.

Daphnias, dafnios o pulga de agua son más baratos, pero su valor nutricional es escaso.

Seguir leyendo
07oct 14

Tipos de comida para peces

pez comiendoEs muy importante que el alimento que demos a nuestros peces sea el adecuado para su sistema digestivo o  podremos perjudicar a su salud o incluso, sin querer, matarlos. Por eso es importante conocer los hábitos de los peces para poder elegir correctamente las especies que vivirán en el acuario.

Es fundamental consultar con un especialista para orientarse sobre estos hábitos y de si son totalmente herbívoros o si toleran un poco de alimento de carne.

Necesitan alimento vivo

El alimento vivo, es decir, los bichitos que les demos a nuestros peces del acuario, son muy importantes para el buen estado de salud de nuestros amiguitos acuáticos ya que contienen muchos nutrientes como fibras y proteínas.

Lo mejor es optar por invertebrados: como la daphnia, las larvas de mosquito, camarones recién eclosionados o adultos y las pequeñas lombrices tubifex. Este tipo de alimento puede darse suelto a los peces en el acuario pero siempre teniendo cuidado en no darles grandes cantidades; ellos no controlan cuánta comida es buena para su salud, se comerán todo el alimento que les eches aunque físicamente estén ya llenos.

Lo recomendable es darles de comer dos veces al día, una por la mañana y otra ya por la noche.

También consigue alimento seco

El alimento seco se consigue con facilidad en los comercios y tiendas especializadas, es la típica “comida para peces”.

Hay alimentos en escamas basados en una especia de alga, hay otros a base de esponja, también en forma de tableta o pastilla para los peces que comen en el fondo y otros especiales para peces carnívoros. Pero, ¡cuidado! Los alimentos secos se hinchan en el agua, por lo que si sobrealimentas a tus peces pueden llegar a morir.

El alimento seco es fundamental para ellos ya que es la base de la alimentación de la mayoría de los peces tropicales de acuario; pero solo son la base, ya que este tipo de alimento no tiene unas sustancias que son sumamente importantes para el aparato digestivo de los peces.

Por eso, antes de adquirir cualquier pez, hay que informarse detalladamente de todo lo que necesitarán nuestros peces para ahorrarnos futuros problemas.

Seguir leyendo
22oct 12

Cómo instalar un acuario de peces tropicales de agua dulce

El cuidado de los peces por lo general es muy sencillo, aunque requiere de ciertos hábitos que deberéis llevar a rajatabla y que los amantes de estos animales saben bien.

Los peces tropicales de agua dulce, como el resto, requieren unos cuidados básicos a los que tendréis que prestar atención. Una buena temperatura del agua, una limpieza adecuada y una correcta alimentación, serán la clave parara tener a vuestros peces en perfecto estado.

Acuario tropical

Lo que hay que saber

Los peces tropicales son sin duda una de las especies más bellas que os podréis encontrar. Ya que tienen unas formas y colores intensos que los hacen únicos.

Una vez que hayáis decidido tener peces en casa será el momento de elegir el acuario para ellos. Hay grandes apasionados que buscan espacios para tener grandes acuarios en su casa y otros que tienen pequeñas peceras. Lo curioso es que por lo general, cuanto más grande es el acuario, más fácil de mantener. Debe ubicarse en un lugar con luz indirecta.

Eso sí, hay que tener mucho cuidado con las especies de peces que elegís para el mismo. Por lo que lo mejor es que consultéis con un especialista antes de comprarlos. Recordad que siempre hay animales depredadores, cuidado con mezclarlos con otros que no lo sean o con aquellos que tengan necesidades diferentes entre sí.

A la hora de comprar peces hay que tener claro también el tamaño real de los peces cuando son adultos y la posibilidad de que alguno de ellos ponga huevos, para tener claro que el espacio no se acabe quedando pequeño. Además, recordad que ellos necesitan un espacio vital para moverse y nadar con libertad, debemos respetar este espacio.

Comprad un buen calentador de agua, para tenerlo a la temperatura adecuada y un filtro acorde al tamaño de la pecera. Elegir uno de calidad es importante para que el estado de salud de los peces sea el adecuado.

Decorad la pecera con plantas, grava y objetos, para que no sientan que están en un espacio diáfano y además tengan donde moverse, esconderse… La grava y los objetos debemos lavarlos con agua bajo el grifo antes de colocarla en el acuario.

Por último tened en cuenta qué come cada animal y dadles la comida acorde con ello (por esta razón es tan importante que conozcáis todos los peces que vais a comprar y que adquiráis aquellos con gustos y necesidades parecidas).

¡Al agua peces!

Una vez tengáis todo dispuesto y colocada la decoración, el filtro y el calentador, llenad la pecera de agua destilada (no uséis la del grifo con cloro) y no encendáis el filtro o el calentador hasta que no esté la pecera completamente llena. Si preferís usar agua del grifo, será necesario añadir un producto anti-cloro para ponerla en el estado óptimo.

Una vez llena, conectad el calentador y el filtro para que llegue a la temperatura óptima (en peces tropicales tiene que estar la temperatura entre los 21ºC y 29ºC según la procedencia del pez). Notaréis que el agua se queda turbia, es normal, tardará un par de días en aclimatarse. Las luces deben estar encendidas entre 10 y 12 horas al día.

Una vez preparado todo, debemos dejar el acuario tal cual, sin peces, durante unos días para que el agua alcance las cualidades necesarias para que puedan vivir perfectamente nuestros pececitos. Una vez pasado ese tiempo id introduciendo uno a uno a los animales.

Ya para terminar dadles un poco de comer y llevad a cabo un control diario, sobre todo los primeros días de los peces y del estado de la pecera. Debéis controlar especialmente el pH y la temperatura.

Seguir leyendo