Mis mascotas

enero, 2013

25ene 13

¿Peces con una personalidad definida?

dos pecesLeyendo sobre los peces, como sabéis uno de mis temas favoritos, he descubierto que según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Liverpool, los peces pueden tener “variadas personalidades”. Algo que, la verdad, no me llega a sorprender, ya que lo he podido observar alguna vez con mi propio acuario. Claro, que ellos que son científicos lo sabrán mejor…

Pese a que muchos piensen que los peces son animales muy poco inteligentes, parece ser que tienen capacidad para cambiar su personalidad según la situación en la que se encuentren y del estrés que sufran en cada momento.

Según indican los investigadores, se ha observado que los peces pueden comportarse de manera tímida, audaz, curiosa, precavida, etc., lo que les da semejanza con el comportamiento humano ante distintas situaciones de la vida como una novedad, un miedo o una confrontación, por ejemplo.

¿Tendrán los peces personalidad como nosotros?

Tímidos pero valientes

Para este estudio los investigadores utilizaron un grupo de truchas arcoíris para realizar “combates entre individuos” y poder así observar su comportamiento. Lo curioso es que para el estudio observaron tanto a las luchadoras, ya fueran ganadoras o perdedoras de la pelea, como a las truchas “espectadores” del combate.

Tras la investigación, los científicos han asegurado que ganar o perder, encontrar nuevos sitios y objetos o sortear trampas, influye en su conducta tal y como nos pasa a nosotros. De hecho, una trucha que ganaba varias peleas, tenía mucho más coraje ante nuevos combates o situaciones que las truchas que perdían, que se volvían más cautas. Esto me resulta familiar… ¿a vosotros no?

¿Son los comportamientos de los peces como los nuestros?

Los expertos añaden que rasgos como la timidez o la valentía están relacionados con nuestra propia psicología y hay numerosos factores que influyen en ella. Un combate perdido por el pez puede aumentar el nivel de la química relacionada con el estrés, el cortisol, con lo que la trucha se vuelve precavida. Por el contrario, una trucha que gana una pelea, gana confianza y valor. Tal y como nosotros, ¿no?

¿Qué opináis?, ¿cambian los peces de personalidad en función de los altibajos que han vivido?

Seguir leyendo