Mis mascotas

agosto, 2014

27ago 14

Errores comunes a la hora de mantener a tus peces

Comenzar a cuidar un acuario puede parecer algo sencillo, pero se pueden cometer inconscientemente varios fallos que provocan problemas, enfermedades y hasta la muerte de los peces sin el propietario saber a qué se debe.

A veces puede llegar a ser tan frustrante que mucha gente abandona el hobby o decide deshacerse del acuario después de haber invertido grandes cantidades de dinero en el equipo, medicamentos y peces.

a1.fpr1399471357

Algunos errores comunes que puedes evitar

Uno de los errores más frecuentes es sobrealimentar a los peces. Si esto ocurre, a  los peces les sobrará comida o defecarán en exceso; esto llevará a la descomposición  de los elementos orgánicos, que se pudrirán y que finalmente envenenarán el agua. Para evitar esto habrá que tener la precaución de alimentarlos conforme a sus necesidades y no hay que caer en el error de darles de comer cada vez que lo “pidan”, ya que son animales que quieren comer a todas horas. Lo más recomendable es consultar a un especialista la cantidad de comida que necesitan tus peces. Un truco es echar comida en el acuario y retirar las sobras que no se hayan comido en más o menos uno o dos minutos.

Otro error que se suele cometer es sobrepoblar el acuario; los peces son seres vivos que se alimentan generando desechos y estos desechos tenderán a estropear las condiciones del agua; si tenemos más peces, más les tendremos que dar de comer y mayor cantidad de desechos. Por tanto, mayor probabilidad de que el acuario se vuelva inestable. Además, los peces necesitan su espacio para nadar y sentirse bien. La cantidad de peces que se deben meter en un acuario depende del tamaño de los peces, de la calidad del agua y del sistema de filtración.

Tampoco se debe caer en limpiar en exceso el acuario; el secreto de un acuario está en que esté parcialmente “sucio”. Si limpiamos en exceso los acuarios, sólo tendremos “agua muerta”, incapaz de ser el lecho de la vida, caldo de cultivo para enfermedades y problemas. Necesitamos que en el agua existan las suficientes bacterias para que los peces puedan vivir, por lo que la limpieza debe ser en su justa medida.

Puede haber una filtración inadecuada; generalmente los acuarios que compramos en paquetes comerciales vienen con filtros estándares que tendremos que mejorar si queremos darles las mejores condiciones de vida. Una solución es dotar de una filtración superior de la recomendada por los fabricantes de filtros, pero al mismo tiempo evitar corrientes de agua muy fuertes.

No debemos obsesionarnos

En todo caso, no hay que obsesionarse con los peces ya que no son animales que necesiten una supervisión continua ni necesitan manipulaciones frecuentes, ni debemos preocuparnos buscando en todo momento síntomas de enfermedad.

Si nos obsesionamos estaremos todos los días tocando dentro del acuario, modificando las condiciones de circulación del agua, limpiando filtros, arena y en general causando trastornos y estrés que solo originarán problemas por el incorrecto funcionamiento del conjunto. El acuario está para disfrutarlo y si te da muchos problemas, consulta con un especialista en peces y acuarios para no preocuparte más.

Seguir leyendo
24ago 14

Pez escalar, un ángel en tu acuario

escalar

Información básica:

Tamaño: 15 cm.
Color: variado con lineas verticales
Promedio de vida: 5 – 8 años
Carácter: semitranquilo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 100 litros
Dureza del agua: blanda a semidura
PH del agua: 6 – 8
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 24 – 28 ºC
Zona de nado: intermedia

 

El pez escalar o pez ángel es y ha sido siempre uno de los favoritos en el mundo de la acuariofilia, seguro que todos lo habéis visto alguna vez en  las tiendas de mascotas. Este pez es uno de los primeros que se empezaron a criar en cautividad por su belleza y su facilidad de mantenimiento, porque era muy sencillo de encontrar. Proviene de la cuenca amazónica, aunque también se le puede encontrar en numerosos lugares y habita en aguas poco profundas.

¿A qué debe su nombre?

Se le llama pez ángel debido a su manera de moverse en el agua, que cuanto menos, es peculiar. Al contrario que la gran mayoría de peces, este se suele mover de manera vertical, de una forma pausada y elegante, muy similar al movimiento de un ángel flotando.

Comportamiento

Es un pez tranquilo, por lo general, aunque se puede comportar de manera más agresiva con otras especies que intenten invadir su espacio o acercarse a sus crías. Convive bien con especies que tengan sus mismas condiciones como los tetras, los neones o los plecostomus o con cualquier especie tranquila siempre que no sea más pequeña que él, ya que se los comería.

Les gusta vivir en un grupo grande, sobre todo cuando son jóvenes, con 5 o más peces de la misma especie juntos, pero al hacerse adultos se juntan más por parejas, a las que son fieles durante toda su vida.

Reproducción

Los peces escalares son complicados de distinguir en cuanto a sexo, ya que el dimorfismo sexual apenas se nota. En el único momento donde se puede llegar a diferenciar de una manera más clara es durante la reproducción. Tienen una manera muy curiosa de reproducirse ya que las hembras suelen depositar los huevos en plantas verticales o incluso en la pared del propio acuario. Aunque es recomendable separar a las crías de los padres, ya que son un poco glotones y se las comerían.

El único requisito un poco especial que tiene este pez es que necesita un acuario con una altura considerable, para que pueda nadar a sus anchas. De lo contrario se estresaría y podría conllevarle enfermedades como podedumbre en sus aletas o palidez.
Y no queremos que un pez tan bonito enferme.

Seguir leyendo
22ago 14

Xipho, el pez cola de espada

XiphoInformación básica:

Tamaño: 10-12 cm.
Color: naranja
Promedio de vida: 2-3 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 100 litros
Dureza del agua: dura
PH del agua: 7-8
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 24 ºC
Zona de nado: superficie e intermedio

 

Clasificado como un pez tropical de agua dulce, este pequeño se caracteriza porque los machos sufren un alargamiento de su cola, de ahí que también se le conozca como “pez cola de espada” o “pez espada”. Pero ojo, no confundáis a los xiphos con el enorme pez espada más parecido a un tiburón con nariz de pinocho que a un pececillo inofensivo de acuario.

Mantenimiento del xipho

Este pez es ideal para principiantes ya que no necesita grandes cuidados. Basta con mantenerle la pecera limpia, bien oxigenada y a la temperatura correcta, y darle de comer regularmente. Es un pez omnívoro por lo que se alimenta a base de toda clase de comida para peces, desde las algas que haya en la propia pecera, animales vivos como larvas o plancton, hasta la comida deshidratada que se comercializa en las tiendas de animales.

Reproducción

Es muy sencillo diferenciar el género de los xiphos ya que las hembras son un par de centímetros más grandes que los machos, además de la gran diferencia que ya os he dicho antes, los machos cuentan con esa deformación en la cola en forma de espada. Una curiosidad es que en ocasiones ocurre que las hembras cambian de género y pasan a ser machos, pero no ocurre al revés.

El proceso de gestación de los xiphos es muy similar al de sus compañeros tropicales los guppys: el macho fecunda a la hembra de forma interna con su gonopodio, una aleta inferior que únicamente tienen los machos y que cumple la función de órgano sexual.

Estos peces son ovovivíparos, por lo que la hembra gesta a las crías dentro de su propio cuerpo durante alrededor de 5 semanas. La hembra expulsa a los alevines y a estos hay que mantenerlos alejados del resto de peces e incluso de su propia madre, ya que, aunque es una especie muy prolífica, pueden llegar a devorar a sus crías. Los alevines crecerán sorteando el peligro de ser devorados gracias a la rapidez en el nado con la que nacen para poder huir ante el peligro.

Como veis, tener un xipho es una tarea sencilla pero teniendo en cuenta siempre todos estos datos y consejos.

Seguir leyendo