Mis mascotas

enero, 2015

16ene 15

Enfermedades internas en los peces

Las enfermedades internas de los peces son mucho más complicadas de identificar que en el caso de las afecciones externas, ya que no podrás comprobar qué les pasa a simple vista.

Lo más importante para poder curar a vuestras mascotas marinas es que sepáis las clases de enfermedades que existen para así poder tratarlas. Vamos a ver cuáles son y cómo remediarlas.

La hidropesía

 

zitronenfalter-fish-380037_1280
La hidropesía se detecta cuando se ve la tripa hinchada  y las escamas sobresalen.

Desgraciadamente no hay manera de curarla. Si se debe a las malas condiciones del agua, simplemente revisad su calidad para que al menos los demás animales no la sufran. Por lo general suele mejorar con una buena alimentación.

Dactylogyrus

Una enfermedad muy peligrosa que implica falta de oxígeno, nado lento de un lado a otro y su color puede oscurecer. Para combatirla deberéis verter sterazin, durante un largo periodo de tiempo, consultadlo con el especialista.

Constipación

El animal sufre una especie de estreñimiento, le es imposible defecar o comer. Veréis como el vientre se abulta notablemente.

Pon una cucharadita de té de sulfato de magnesio en el acuario. De esta manera ayudarás a todos los peces.

Exophthalmia

El pez sufre una inflación acusada de los ojos y podéis comprobar que sobresalen de las órbitas, además veréis que empieza a adelgazar.

El tratamiento cambia depende del origen del problema, antibióticos recetados para infecciones en una pecera pequeña. Sin embargo, si es tuberculosis no hay cura y lo único que se puede hacer es separarlo del resto de animales.

Parásitos intestinales

Si veis que el pez come con normalidad, pero que cada vez está más delgado será motivo de que tiene parásitos intestinales, en mayor medida podréis ver que elimina parásitos al defecar.

Suministradle un antihelmíntico y algún antiparásito para evitar que otro animal se contagie.

Hexamitiasis

Es una de las enfermedades más desagradables de ver, ya que el infectado tiene los poros llenos de pus y ocasiona diarrea.

Pedid en una tienda especializada dimetronidazole y metronidazole y vertedlo en el acuario. Como con todo, preguntad el tiempo y la cantidad de medicación.

Enfermedad en vejiga natatoria

Conlleva que pueda nadar de forma extraña, como desorientado. Para conseguir curarle será imprescindible la aplicación de un antibiótico, en una pecera en cuarentena, por si no sobrevive. Mientras, revisad la causa para evitar que pueda contagiarse algún otro pez.

Seguir leyendo
13ene 15

Pez payaso, un pequeño Nemo en tu acuario

 

clownfish-426567_1280
Información básica:

Tamaño: 8-11 cm.
Peso: 5-10 g.
Color: naranja y blanco
Promedio de vida: 5-10 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 200 litros
Dureza del agua: ligeramente dura
PH del agua: superior a 8
Tipo de agua: salada
Temperatura: caliente (26-27 ºC)
Zona de nado: fondo (entre anémonas)

Todos lo conocemos, y es que desde que se hizo famoso al protagonizar la película “Buscando a Nemo”, este pez es el favorito de los más pequeños. Se trata de un pez marino tropical, esto es, de agua salada y caliente, ya que su hábitat natural y de donde procede son las aguas del Pacífico. Tienen una piel muy característica, de tonalidades naranjas con unas franjas verticales, generalmente tres, de color blanco bordeadas en negro.

Nemo y las anémonas

Es un pez muy fácil de criar, que no requiere demasiados cuidados especiales. Se alimentan de la misma manera que la mayoría de los peces, a base de plancton, plantas y comida deshidratada. Son unos peces muy pacíficos que pueden convivir con otras especies y no suelen generar problemas.

La única cosa que deberíamos tener en cuenta a la hora de comprar nuestro pez payaso, es que esta especie suele vivir en relación con las anémonas de mar. Esto quiere decir que las anémonas son como sus protectoras, le consiguen comida y le protegen de los peces más grandes. Por ello no vendría mal tener una en tu pecera que acompañe al pequeño pez payaso. Aún así, son capaces de sobrevivir sin ellas así que no es algo de primera necesidad, además de que las anémonas son algo difíciles de mantener.

Reproducción

Si por algo se caracteriza este pez, es por su facilidad de reproducción en un acuario. Para que esto suceda si que es imprescindible tener una anémona, ya que será donde la hembra deposite los huevos para que esta los proteja hasta su eclosión. El proceso de incubación dura aproximadamente entre 8 y 9 días, y durante esta etapa podría decirse que es el único momento en que el pez payaso se puede volver un poco agresivo, siempre para proteger a sus crías de intrusos.

Un dato curioso de estos peces es que cuando la hembra muere, el macho dominante cambia de sexo pasando a convertirse en hembra, y otro pez macho sube de rango y se convierte en su ‘pareja’.

Seguir leyendo