Mis mascotas

febrero, 2015

05feb 15

Qué hacer si mi pez está enfermo

Las enfermedades en las mascotas son difíciles de tratar, pero si encima son marinas, la forma de detectar la enfermedad y tratarlas sí que se complica. A todos los que tenemos peces nos ha pasado alguna vez.

Pese a esto, hay una serie de formas de combatirlas de manera general, específicas para el cuidado de peces, vamos a ver cuáles son:

Algunas posibles causas de las enfermedades

Como cualquier ser vivo, los peces pueden ponerse enfermos por gran cantidad de causas, algunas de ellas son imposibles de cambiar. Como en todos los órdenes de la vida y mucho más tratándose de peces, siempre es más fácil prevenir que curar.

Por ello es recomendable tener en cuenta, principalmente, la correcta oxigenación, los cambios bruscos de temperatura o su falta o exceso, la limpieza del agua y, sobre todo, la alimentación.

fish-235778_1280

Algunos consejos básicos

Hay algunas funciones básicas que debéis tener en cuenta a la hora de cuidar vuestros peces para atenderles cuando están enfermos:

Lo primero será llevar a cabo una prevención para evitar en la medida de lo posible las enfermedades y contagios, comprobar en especial que el agua esté en buen estado, ya que es la principal causa de los malestares y de la aparición de parásitos.

Una vez enfermos ponedle remedio cuanto antes para evitar problemas mayores. Sobre todo para que podáis cambiar de tratamiento en el caso de que la causa de la enfermedad sea otra, para que se cure lo antes posible y/o para evitar que otros integrantes del acuario puedan sufrir la misma suerte.

Tendréis que ser constantes, ya que el tratamiento que el especialista os aconseje puede durar días. En el caso de que no veáis evolución después de los días de tratamiento recomendado, volved a preguntar qué más se puede hacer, si tendréis que darle una nueva receta o si se os plantearán otras medidas a seguir.

Poned al animal siempre en cuarentena en otra pecera, salvo que os digan lo contrario. De esta forma la medicación suministrada no afectará al resto del acuario. Para que sea un agua adecuada para él, mezclad 50% con agua del acuario y 50% con agua nueva mineral, con un pH entorno a 7 (el cambio de agua mineral deberéis hacerlo de forma diaria). Y poned un filtro para limpiarlo de posibles agentes nocivos. Posteriormente se debe conectar el filtro de cuarentena.

Cuando se trata de enfermedades graves conviene aplicar un antibiótico. Mientras que si son parásitos, después de retirarlos deberéis aplicar un antiséptico para curar sus heridas, sino habrá riesgo de infección o peor aún, de que contagie al resto de compañeros. Si es producido por hongos o bacterias lo ideal es que empleéis metileno (consultad la cantidad en una tienda especializada o con el veterinario).

En casos extremos en los que el animal no tiene cura, recurrid a sacrificarlo, de esta forma evitaréis que sufra más.

Para evitar que el resto de animales se contagie medid el pH del agua del acuario, comprobad si el filtro funciona de forma adecuada, también observad la salud de las plantas, para ver si su estado es adecuado y vigilad durante unos días el comportamiento de los demás peces.

Seguir leyendo