Mis mascotas

13oct 14

Mantén limpia la pecera de agua fría

pecera limpiaHoy en día hay una gran variedad de peceras. Pero hoy vamos a hablar de las más sencillas, las que no cuentan con filtro ni calentador, es decir, de agua fría, ya que estas requieren de una higiene mucho más especial y diaria.

Las típicas de cristal son un poco más delicadas, y no solo las podemos encontrar en esfera sino que hay otras formas más divertidas y sorprendentes, incluso con bordes labrados o montículos.

Pero también podemos encontrarlas de plástico tanto redondas como rectangulares o de otras formas, que suelen ser mejores cuando se tiene niños en casa, ya que no tenemos que tener tanto cuidado de que la rompan.

¿Cómo mantenerla limpia?

Para mantener la pecera limpia hay que seguir una serie de pasos. Si no se tiene filtro hay que limpiarla una vez al día o una vez cada dos días: lo primero es sacar a los peces y vaciar el agua vieja de la pecera hasta dejarla con aproximadamente el 30% del agua existente.

En segundo lugar, limpiamos bien las paredes y bordes de la pecera, para lo que podrás encontrar elementos de limpieza en tiendas especializadas. Debemos recordar no usar nunca productos químicos ni jabones para limpiarla.

Tras esto, la rellenamos de nuevo casi hasta el borde con agua de grifo a temperatura ambiente.

A esta agua hay que añadirle un producto anti-cloro, para eliminar como podréis imaginar los restos de cloro y otras sustancias nocivas del agua de nuestras cañerías.

Un poquito de dedicación

Los peces se alimentan una o dos veces al día, con escamas de su comida especial para peces de agua fría. La cantidad debe ser pequeña, por lo que si lo hacemos dos veces al día debemos tener mucho cuidado y echar muy poca cantidad.

Algo importante es que de vez en cuando pasemos un rato observando a los animales, viendo su comportamiento, su forma de comer, nadar, relacionarse con los demás, etc. Es importante también que miremos si le aparecen en la piel manchas o puntos raros, si su color sigue siendo el mismo de siempre, si sus ojos y boca mantienen la misma apariencia sana… así podremos detectar pronto una posible enfermedad.

Los peces pueden llegar a reconocer a la persona que les alimenta si ven a sus “dueños” varias veces al día y hasta pueden llegar a comer de la mano.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

*