Mis mascotas

12sep 14

Pez mariposa, una especie delicada

Pez MariposaInformación básica:

Tamaño: 10 – 20 cm.
Color: variado (predomina el amarillo)
Promedio de vida: 4 años
Carácter: agresivo con su especie
Reproducción: difícil
Tamaño acuario: 500 litros
Dureza del agua: blanda a semidura
PH del agua: 8 – 9
Tipo de agua: salada
Temperatura: caliente (24 – 28 ºC)
Zona de nado: intermedio

 

El pez mariposa es una especie muy extendida por todos los mares tropicales, especialmente por las zonas de arrecife de coral donde suele habitar.

Similar en forma al pez ángel, debe su nombre a los motivos que lleva en su piel, en ocasiones comparables a los de las mariposas. Muchos de ellos cuentan con una “mancha” cerca de la cola en forma de ojo que les sirve para despistar a los depredadores y que se sientan confundidos, y todos ellos tienen unos colores muy vivos y alegres, predominando en la mayoría el color amarillo.

Es un pez muy codiciado en el mundo del acuario, pero también muy delicado de cuidar. Así que si quieres arriesgarte a incluir un pez mariposa en tu pequeño océano casero, deberás seguir algunas indicaciones.

Cuidados del pez mariposa

Al proceder de los arrecifes de coral, tienen una alimentación muy exquisita ya que la mayoría de lo que comen son microorganismos de los corales y alimentos procedentes de esa zona. Aunque después de un tiempo criándolos en cautividad se acabarán acostumbrando a la comida comercializada.

También, como es lógico, necesitan algunos corales en los que se puedan esconder y entre los que puedan nadar a sus anchas.

Mejor solos que acompañados

Necesitan mucho espacio para nadar y son especies solitarias, aunque una vez adultos les gusta vivir con una pareja estable el resto de su vida. No es recomendable tener un gran número de peces mariposa en el mismo acuario, ya que son algo agresivos entre ellos, mientras que peces de otras especies les resultan indiferentes.

Dentro de la familia de los peces mariposa hay bastantes subespecies, alrededor de 100, pero no todas ellas se pueden criar en cautividad. Entre las que sí se pueden criar, has de saber que la mayoría son complicadas y te llevarán mucho trabajo mantenerlas, pero entre ellas no hay muchas diferencias más allá de los colores, motivos de su piel y la sencillez o dificultad para aclimatarlas.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

*