Mis mascotas

peces de agua dulce

08oct 12

Tetra, muy populares en los acuarios

TetraInformación básica:

Tamaño: 5 – 7 cm.
Color: variado según la subespecie
Promedio de vida: 5 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: fácil / difícil
Tamaño acuario: 50-100 litros
Dureza del agua: blanda
PH del agua: ácida (menos de 6,5)
Tipo de agua: dulce
Temperatura: caliente (24-28 ºC)
Zona de nado: superficie/intermedia

 

El tetra es una especie muy famosa en el mundo de la acuariofilia, pero para criarles bien es necesario tener algunos conceptos y experiencia previa, ya que, aunque no son muy difíciles de mantener, requieren más cuidados que otros peces.

Las mil subespecies

Los tetra se dividen en varias subespecies, casi todas ellas buenas para criar en cautividad. Las más conocidas son estas:

  • Neón: los más famosos de la familia. Característicos por su aspecto, con una línea azul que recorre todo su cuerpo y otra roja que va desde la cola hasta la mitad del cuerpo.
  • Cardenal: muy similares a los neones, lo único que los diferencia es que estos tienen la línea roja a través de todo su cuerpo.
  • Limón: muy diferente a otros tetra debido a su color, en tonos amarillos, y con una línea roja rodeando sus ojos. Presenta dificultades para reproducirse.
  • Rojo: este pez de tonos cobrizos no es de los favoritos de los acuariófilos pero se reproduce muy facilmente.
  • Emperador: en colores pardos y con reflejos azulados y con una banda irisada que le recorre todo el cuerpo.
  • Del Congo: diferente por sus largas aletas y procedente de África, es un pez muy activo.

Aunque algunos aparenten ser muy diferentes, todos ellos siguen condiciones muy similares a la hora de criarlos en tu acuario.

Cuidados

Los tetra son especiales porque necesitan aguas ácidas, con un PH bajo que se puede conseguir a base de diferentes productos químicos que puedes comprar en tu tienda de animales. Aun así, es complicado mantener el PH al grado adecuado para los tetra, y es muy importante que no varíe ya que son muy susceptibles de enfermar cuando algo no está a su gusto. Son un poquito caprichosos estos peces.

Por lo demás, son bastante normales. Son omnívoros, por lo que les podrás alimentar con cualquier cosa, la gran mayoría de ellos se reproducen con facilidad y son muy pacíficos, asi que podrás criarlos con otras especies.

De hecho, no les gusta nada estar solos, suelen vivir en cardúmenes de unos 10 peces y si no tienen compañía se pueden deprimir y ser unos peces muy infelices.

Así que si quieres tetras en tu acuario, adelante, pero no te olvides de cumplir todas sus condiciones o ‘caprichos’.

Seguir leyendo
07oct 12

Goldfish, un pez para novatos

GoldfishInformación básica:

Tamaño: 36 cm.
Peso: 3 kg. máximo
Color: dorado/rojo
Promedio de vida: 10 años
Carácter: tranquilo y pacífico
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 150-250 litros
Dureza del agua: blanda
PH del agua: 7,5
Tipo de agua: dulce
Temperatura: fría y caliente
Zona de nado: todos los niveles

El goldfish o pez dorado es uno de los peces más solicitados como mascota. Esta raza fue una de las primeras en criarse en cautividad allá por las dinastías chinas. Al principio tenían una tonalidad más plateada pero con el paso del tiempo fueron cambiando hasta volverse rojos o dorados, de ahí su nombre. Es un pez fácil de criar, pero siempre hay que tener en cuenta y conocer bien todos los requisitos que necesita.

La pecera perfecta

Para que nuestro goldfish se encuentre cómodo y se críe en las mejores condiciones, hace falta que esté en un acuario de entre 150 y 250 litros con una profundidad de entre 40 y 80 cm., y si ya es al aire libre, nuestro pez dará palmas con las aletas. Así que ni penséis en criarle en una de esas minúsculas peceras en forma de bola de cristal, ya que apenas hay espacio para que nade a sus anchas ni para colocar sistemas de filtración y aireación, imprescindibles para un buen mantenimiento del acuario. La temperatura ideal del agua está en torno a los 16-20º, aunque el goldfish es capaz de superar temperaturas más extremas.

Este pez consume una gran cantidad de oxígeno, por lo que es más que recomendable que instaléis en su pecera una bomba de aire.

Alimentación y reproducción

El goldfish es un pez muy glotón, por lo que hay que controlar muy bien sus comidas, ya que aunque esté lleno seguirá comiendo y puede sufrir algún que otro empacho. Estos peces son omnívoros, así que no tendréis muchos problemas a la hora de alimentarles.

En cuanto a la reproducción, si queréis aumentar vuestra familia de goldfish es necesario que tengáis en cuenta una serie de factores:

  • Tanto la hembra como el macho deben haber alcanzado la madurez sexual.
  • El agua debe estar a una temperatura de entre 18 y 22 ºC.
  • El proceso de incubación dura unas 72 horas, momento en que empezarán a salir del huevo las crías.
  • Es recomendable separar a los padres de los huevos para evitar que se los coman y que se críen a sus anchas.

Estos peces son una gran elección como mascota de pecera, pero es imprescindible seguir a rajatabla estos consejos si queréis que vuestro goldfish tenga una vida longeva y feliz.

Seguir leyendo
28sep 12

Killis, los peces de la lluvia

KilliInformación básica:

Tamaño: 6 cm.
Color: vistosos (macho) y neutros (hembra)
Promedio de vida: 1-3 años
Carácter: agresivo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 50 litros
Dureza del agua: ligeramente dura
PH del agua: por debajo de 7
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 24 – 30 ºC
Zona de nado: superficie e intermedio

 

Los killis son una especie cuanto menos curiosa. Son peces un tanto “exclusivos”, difíciles de conseguir y con un mundillo de verdaderos aficionados en torno a ellos.

Longevidad e historia

La gran mayoría son salvajes y proceden de África y Latinoamérica, por lo que están acostumbrados a soportar temperaturas extremas y se han hecho unos peces muy resistentes aprendiendo a sobrevivir por ellos mismos.

Estos peces se dividen en anual y no anual según sea su procedencia. Y es que lo que caracteriza a esta especie es su corto promedio de vida, que no alcanza el año. ¿Por qué es esto? En los países de donde proceden por lo general se produce una estación de lluvia y otra de sequía, y en esta última los peces se quedan sin agua en sus charcas o lagunas y mueren.

Pero la naturaleza es muy sabia y les ha dotado con una característica peculiar, la diapausa. Esto es, que los peces siembran sus huevos en el suelo de la charca y los entierran entre la tierra húmeda y ahí pueden aguantar hasta un año. Cuando la época de sequía se acaba los alevines salen de sus huevos y viven hasta la siguiente época de sequía. Y así se va repitiendo el ciclo una y otra vez.

Luego está la otra cara de la moneda, que son los que han ido adaptándose a la cautividad y han aumentado su esperanza de vida.

Aún así, esta especie es muy complicada de conseguir y en algunos lugares está empezando a considerarse en peligro de extinción, por lo que si quieres uno es imprescindible que lo cuides de la manera adecuada.

Cuidados

Aunque por todo lo anterior pueda parecer que es una especie complicada de cuidar, es todo lo contrario. Al ser una especie tan resistente han aprendido a adaptarse a todo. Por esto, no hace falta que tengas un gran acuario, basta con uno de 50 litros, pero eso sí, deberás tenerlo bien tapado ya que a los killis les encanta saltar y puedes tener un disgusto.

Estos peces son muy independientes y no les gusta convivir con otras especies, son un poco agresivos con los “invasores”, así que si les tienes una pecera para ellos solos serán felices tanto tus killis como las otras especies.

Les gusta alimentarse un par de veces al día a base de presas vivas, de larvas, insectos, mosquitos… pero aunque no sea su preferida, también deberás darles alguna papilla con vegetales para que tengan una alimentación variada.

Si eres un aficionado al mundo del pez y te gusta tener los peces más curiosos en tu acuario este es el tuyo, además de que son muy bonitos, con una coloración muy viva y vistosa, sobre todo en los machos.

Seguir leyendo
26sep 12

Arlequín, la alegría en tu pecera

ArlequinInformación básica:

Tamaño: 5 cm.
Color: naranja/azul
Promedio de vida: 3- 5 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: muy difícil
Tamaño acuario: 100 litros
Dureza del agua: ligeramente blanda
PH del agua: 6 – 6,5
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 24 – 27 ºC
Zona de nado: superficie e intermedia

 

Procedente de Asia, el arlequín es un pez muy alegre que se diferencia de otras especies por una mancha negra triangular que posee en la zona del vientre. Además de la mancha, su piel es de colores muy vivos que darán un toque de brillo a tu pecera. Habita en unas condiciones muy similares al pez neón, por lo que es una buena opción mezclar estas dos especies en un mismo acuario, ya que ambas son especies muy tranquilas y pacíficas.

Los arlequines suelen moverse en bancos de peces, por lo que es recomendable que compres un mínimo de 5 o 6 para que se encuentren a gusto. De lo contrario, se sentirán desprotegidos y se volverán un tanto agresivos molestando a sus compañeros de acuario. También se tornan agresivos en épocas de celo.

Se puede diferenciar muy bien a los machos de las hembras ya que sufren un dimorfismo sexual, el macho es más esbelto y más pequeño que la hembra, además de que tienen la característica mancha con una forma diferente.

Requisitos

  • Un acuario grande, para tener un espacio amplio y poder nadar con sus compañeros del banco.
  • Abundante vegetación en el acuario, ya que en su hábitat natural cuenta con un sinfín de plantas que, además, le sirven para esconderse y protegerse.
  • Iluminación media o tenue. El arlequín está acostumbrado a que no le llegue mucha luz por lo que podemos conseguirlo a través de la turba o bien colocando plantas de superficie que impidan el paso de la luz.
  • Comida de todo tipo. Este pez es omnívoro así que deberíamos alimentarle con toda clase de comida para peces y que tenga así una dieta variada. Es curioso que este pez, a pesar de tener una boca pequeña, tiene la mandíbula ligeramente arqueada hacia arriba para poder recoger mejor la comida que cae de la superficie.

La reproducción de los arlequines

Si quieres que se reproduzcan debes saber que es una tarea muy complicada, el agua debe estar bajo unas condiciones muy específicas como que sea muy blanda, con PH ácido y temperaturas elevadas, ademas de tener plantas de hojas anchas para depositar los huevos y una iluminación casi nula. Teniendo también en cuenta que hay que separar a las crías ya que los padres intentarán comerse los huevos. Pero bueno, si quieres intentarlo, adelante, nada es imposible.

Este pez es una gran adquisición como mascota, es muy resistente a enfermedades, con una gran vitalidad y que, una vez que tengas el acuario preparado, te será muy sencillo de cuidar.

Seguir leyendo
23sep 12

Carpa koi, un pez de leyenda

KoiInformación básica:

Tamaño: 60-90 cm.
Peso: 9 kg.
Color: colores variados
Promedio de vida: 20-30 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: estanque amplio
Dureza del agua: blanda
PH del agua: 6,8 – 7,8
Tipo de agua: dulce
Temperatura: fría y caliente
Zona de nado: todos los niveles

Esta es una de las mascotas más comunes en el mundo del pez. La carpa koi es una variedad de la carpa común enfocada al ámbito doméstico. Es una raza “ornamental”, que cuenta con una piel de colores variados según haya sido su cruce. Al igual que los goldfish, estos peces proceden de Asia oriental, y allí son un elemento muy común de la cultura china.

La leyenda detrás del koi

En la antigua China este pez era uno de los más populares, y alrededor de él circulaba una leyenda en la que se decía que los koi eran una raza muy poderosa capaz de nadar a contracorriente y de alcanzar cimas de cascadas, y en el momento que lo hicieran, se convertirían en un dragón. Debido a esto, el koi representa fortaleza, valentía y se considera un símbolo de paciencia, longevidad y suerte. Así que si tienes un koi en tu pecera, tendrás un talismán en tu hogar.

Como dato curioso, estos peces son uno de los motivos favoritos a la hora de tatuarse debido a todas las cosas buenas que representan.

Cuidados del koi

Lo más importante y especial en el cuidado del koi es que debe estar en un estanque espacioso al aire libre, para que se asemeje lo más posible a su hábitat natural. No vale con tener una pecera de un tamaño medio, ya que estos peces pueden alcanzar unas dimensiones de hasta casi 1 metro y no podría ni moverse.

Por todo lo demás, son peces bastante sencillos de cuidar. No requieren de temperaturas especiales, basta con mantenerles entre 17 y 24 ºC, aunque pueden soportar temperaturas más adversas ya que son peces muy resistentes.

En cuanto a la comida, no son nada exquisitos. Al estar en un estanque la alimentación básica se basa en vegetales, ya que el alimento vivo se crea por sí solo debido a los insectos que se irán posando en el estanque. También es recomendable darle de vez en cuando comida deshidratada y papillas, pero este animal no requiere grandes dosis de alimentación. Varía según la temperatura a la que se encuentre, siendo más frecuente (unas 2-3 veces al día) en etapas calurosas y menos frecuentes en las frías (una vez cada 2-3 días)

Si quieres un compañero multicolor que además es una leyenda, lo mejor para ti es un koi.

Seguir leyendo
19sep 12

Pez gato, también conocido como corydora

Pez GatoInformación básica:

Tamaño: 4 – 7 cm.
Color: variado según la especie
Promedio de vida: 10 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: difícil
Tamaño acuario: 70 – 100 litros
Dureza del agua: blanda a semidura
PH del agua: 6 – 8
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 22 – 26 ºC
Zona de nado: fondo

 

El pez gato o corydora es una de las especies imprescindibles en un acuario. Lleva ese nombre debido a unos bigotes que tiene en la cabeza muy similares a los que tienen los felinos, que utiliza tanto para defenderse (algunas variedades tienen veneno en ellos) como para escarbar en el suelo en busca de comida.

¿Que tiene de importante el pez gato?

Junto al plecostomus, forma parte de esas especies calificadas como “limpiafondos”, es decir, se dedican a comerse los restos de alimento que otros peces han desechado y caen hasta el fondo.

Al comerse estos restos, hacen que el agua esté mucho más limpia y que no se pudra la comida y por lo tanto evitan que se infecte el agua generando bacterias y posibles enfermedades a los peces que habitan en el acuario.

Pero ojo, esto no quiere decir que no tengas que limpiar y mantener en perfectas condiciones el acuario. La comida solo es uno de los factores que ensucian el agua, por lo que seguirás teniendo que cambiar el agua un par de veces por semana, dependiendo de tu filtro, y oxigenarla y cumplir todos los cuidados que necesiten tus peces.

Requisitos para mantener a tu pez gato

Esta especie es muy sencilla de cuidar. Son muy poco exigentes respecto a la calidad del agua, pero aún así es recomendable tenerla en un punto medio, con un PH próximo a la neutralidad y una temperatura templada. Tienen un sistema respiratorio que les permite vivir en condiciones en las que otros peces no sobrevivirían y esto les hace una especie muy resistente.

También es importante alimentar a tu pez gato con más comida a parte de los restos del fondo, con algunas presas vivas como larvas o gusanos.

Son animales pequeñitos, tímidos, que se esconden entre las hojas del fondo ya que no son muy amantes de la luz intensa, por lo que deberás tener algunas plantas en la zona del fondo y una luz atenuada.

Al ser unos peces muy tranquilos, son ideales para tener en un acuario comunitario, no se pelean con otros peces ni causan gran problema.

Un dato interesante es que hay numerosas variedades dentro de la familia de los peces gato, desde el pez gato bronceado, arqueado, barbado, enano o incluso leopardo. Pero todos requieren de requisitos similares por lo tanto tendrás un amplio abanico para escoger el que más te guste.

Seguir leyendo
17sep 12

Neón, el toque de vitalidad en tu acuario

NeónInformación básica:

Tamaño: 4 cm.
Color: plateado/azul/rojo
Promedio de vida: 6-7 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: difícil
Tamaño acuario: 50-60 litros
Dureza del agua: blanda
PH del agua: 5,5 – 6
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 21 – 25 ºC
Zona de nado: intermedia

 

Los neones son el punto de alegría que le hace falta a tu pecera. Son unos pececillos muy simpáticos, pequeñitos y que siempre están nadando de un lado a otro con una viveza que hará parecer tortugas al resto de peces.

Características del neón

Una de las cosas que hacen especial al neón es su coloración, plateada y con una línea azul que le atraviesa el torso y otra línea roja y muy brillante en su cola.

Tienen una gran dificultad para reproducirse en acuarios, requieren unas condiciones muy específicas y aun así no está garantizado que lo consigan.

No les gusta estar solos, en su entorno natural suelen ir en bancos de, como mínimo, 12 peces. Por lo que es aconsejable tener un buen número de neones en el acuario para que estén felices y no se estresen. Que tontería, dirás. Pero si están solos o en muy poca cantidad se sienten amenazados porque no pueden protegerse entre ellos y se vuelven un poco agresivos.

Pero por lo general son peces muy pacíficos que viven sin problemas con otras especies.

Condiciones del acuario

Los neones son un poco exigentes respecto a su acuario. No les sirve cualquier cosa. En su hábitat natural las aguas son muy oscuras, ácidas y con muy poca densidad, sin apenas calcio o cloro. Y esto es lo que deberás reproducir de la mejor manera en su pequeño hábitat casero.

Es importante que la pecera cuente con poca iluminación, ya que es a lo que están acostumbrados y son muy sensibles a las luces brillantes, al igual que ocurre con los ruidos fuertes. Para conseguir esto, simplemente colócalos en un lugar donde no pase mucha luz natural y coloca las tapas del acuario con tonalidades oscuras.

Con estos peces es recomendable utilizar el filtrado por turba, para que el agua esté en las mejores condiciones, además de que ayudará a conseguir la oscuridad deseada.

Es muy importante que cumpláis todas las condiciones ya que el neón es un pez un poco delicado y en cuanto algo falle podrá enfermar.

¿Cómo se sabe cuando está enfermo un neón?

Se puede averiguar muy bien cuando ha enfermado un neón, ya que pierde esas tonalidades tan vivas que le caracterizan y se vuelve bastante pálido. También se vuelven pasivos y antisociales y apenas se mueven.

Algunas de las enfermedades que puede contraer el neón son contagiosas así que al menor signo es vital tomar medidas para que no afecte al resto del banco y no perder el toque de color en tu acuario.

Seguir leyendo
14sep 12

Molly, un pez sencillo de cuidar

MollyInformación básica:


Promedio de vida: 3 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 200 litros
Dureza del agua: dura
PH del agua: 7,5 – 8
Tipo de agua: dulce/salobre
Temperatura: 25 – 28 ºC
Zona de nado: superficie e intermedio

Tamaño: 10-15 cm.
Color: variado (negro sobre todo)

 

Perteneciente a la misma familia que los guppys, estos peces se consideran de los más adecuados para mantener en cautividad, por su facilidad de mantenimiento y su pacifismo. Son peces tropicales ya que proceden de las costas de Centroamérica.

Variedades

Dentro de esta especie hay unas cuantas variedades. Las principales y más comercializadas como mascota son estas:

  • Black molly: es el más común de todos, y también el más pequeño (entre 6 y 10 cm.). Suelen ser de color negro y tienen la aleta dorsal poco desarrollada.
  • Molly de aleta gigante: como bien dice su nombre, esta variedad tiene la aleta dorsal muy desarrollada y suele tener forma redondeada. Estos miden un poquito más que los black molly (entre 10 y 12 cm.) y por lo general son negros, pero debido a diversas mutaciones pueden ser de muchos colores.
  • Molly de vela: se caracteriza por su gran aleta dorsal, mucho más desarrollada que los dos anteriores, además de tener un tamaño mayor (puede alcanzar los 18 cm.)

Cuidados

Estos peces proceden de aguas salobres, por lo que deberías añadir en tu acuario un poquito de sal al agua para que estén en su salsa (una cucharadita por cada 10 litros). También es importante tenerlos en un acuario amplio, de alrededor de 200 litros ya que estos peces se estresan mucho si no tienen espacio para nadar a sus anchas y pueden llegar a morir.

Pero no te preocupes que no hace falta que tengas un acuario solo para tus mollys, son una especie muy pacífica que se lleva bien con otros peces de sus mismas condiciones.

También deberás considerar meter vegetación abundante en el acuario para que los peces se entretengan con ella y puedan refugiar a sus crías.

Por lo general son peces muy fáciles de cuidar, son omnívoros, de fácil reproducción y sociables. Mientras que les tengas bien alimentados y les mantengas limpia la pecera, tus mollys serán felices.

Seguir leyendo