Mis mascotas

22ago 14

Xipho, el pez cola de espada

XiphoInformación básica:

Tamaño: 10-12 cm.
Color: naranja
Promedio de vida: 2-3 años
Carácter: tranquilo
Reproducción: fácil
Tamaño acuario: 100 litros
Dureza del agua: dura
PH del agua: 7-8
Tipo de agua: dulce
Temperatura: 24 ºC
Zona de nado: superficie e intermedio

 

Clasificado como un pez tropical de agua dulce, este pequeño se caracteriza porque los machos sufren un alargamiento de su cola, de ahí que también se le conozca como “pez cola de espada” o “pez espada”. Pero ojo, no confundáis a los xiphos con el enorme pez espada más parecido a un tiburón con nariz de pinocho que a un pececillo inofensivo de acuario.

Mantenimiento del xipho

Este pez es ideal para principiantes ya que no necesita grandes cuidados. Basta con mantenerle la pecera limpia, bien oxigenada y a la temperatura correcta, y darle de comer regularmente. Es un pez omnívoro por lo que se alimenta a base de toda clase de comida para peces, desde las algas que haya en la propia pecera, animales vivos como larvas o plancton, hasta la comida deshidratada que se comercializa en las tiendas de animales.

Reproducción

Es muy sencillo diferenciar el género de los xiphos ya que las hembras son un par de centímetros más grandes que los machos, además de la gran diferencia que ya os he dicho antes, los machos cuentan con esa deformación en la cola en forma de espada. Una curiosidad es que en ocasiones ocurre que las hembras cambian de género y pasan a ser machos, pero no ocurre al revés.

El proceso de gestación de los xiphos es muy similar al de sus compañeros tropicales los guppys: el macho fecunda a la hembra de forma interna con su gonopodio, una aleta inferior que únicamente tienen los machos y que cumple la función de órgano sexual.

Estos peces son ovovivíparos, por lo que la hembra gesta a las crías dentro de su propio cuerpo durante alrededor de 5 semanas. La hembra expulsa a los alevines y a estos hay que mantenerlos alejados del resto de peces e incluso de su propia madre, ya que, aunque es una especie muy prolífica, pueden llegar a devorar a sus crías. Los alevines crecerán sorteando el peligro de ser devorados gracias a la rapidez en el nado con la que nacen para poder huir ante el peligro.

Como veis, tener un xipho es una tarea sencilla pero teniendo en cuenta siempre todos estos datos y consejos.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

*