Las mascotas se parecen a sus dueños

mascotas-como-duenos

Con asombro observamos en la calle, que va un perro musculoso llevado por un dueño también musculoso y nos quedamos sorprendidos. Mucho se ha especulado en función de que las mascotas se parecen a sus dueños y esto tiene una explicación lógica, ya que cuando dueño y mascota se escogen, lo hacen por similitud de personalidades y físicos, aún cuando en algunos casos las similitudes son bastante imperceptibles.

Cuando las mascotas se parecen a sus dueños tiene una explicación que los psicólogos y especialistas en los lazos de unión entre animales y seres humanos, han venido desglosando a lo largo de los últimos años, por lo que es común encontrar personas y animales con la misma similitud de facciones o personas activas con mascotas activas e incluso dueños malhumorados con animalitos también malhumorados.

El trato diario y la compenetración que surge entre una mascota y su propietario permiten el hecho de que las mascotas se parecen a sus dueños, creando tantas analogías entre ambos, que llegan a convertirse en dos gotas de agua, sobre todo tratándose de perros, los cuales tienden a copiar comportamientos humanos que otros animales no logran.

Generalmente la mascota le recuerda a su dueño a sí mismo, pues lo considera un integrante de su familia además de su amigo e incluso, se llega al colmo de que se entiende más a la mascota que a la pareja o a los hijos.

Existen relaciones entre humanos y sus mascotas que duran más que algunos matrimonios incluso, ya que la mascota no traiciona ni reclama, solo desean recibir amor y atenciones.

En conclusión, se elige a una mascota que sea compatible consigo mismo, creándose lazos emocionales tan fuertes como los creados entre los seres humanos, por lo que no es descabellado afirmar que las mascotas se parecen a sus dueños.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*