Una buena alimentación lo mejor para que tu perro viva más y mejor

Es una evidencia que la mejora en la alimentación de nuestros perros ha contribuido notablemente a que su vida sea más larga y placentera. Por eso debemos seguir cuidando lo que le damos de comer a nuestro perro. A continuación te compartimos las principales reglas de una alimentación sana para tu perro.

Alimentación del cachorro

La fase de cachorro es una época clave para el buen desarrollo y la buena salud futura de tu perro. Por eso es absolutamente recomendable alimentar a los cachorros con piensos especiales para cachorro (puppy). Antes de llegar a la edad adulta, los perros suelen ser muy sensibles a las enfermedades gastrointestinales por lo que es muy importante una regularidad en la alimentación.

Los piensos especiales para cachorros les proporcionan una dieta equilibrada, que los protegerá al máximo de enfermedades gastrointestinales y contribuirá al buen desarrollo de sus huesos, articulaciones y masa corporal.

Alimentación del perro adulto

En la gran mayoría de razas, a partir del año de edad un perro ya se considera adulto por lo menos en lo que concierne a la alimentación.

A partir de ese momento se abren más opciones para alimentar a tu perro, desde la comida seca (piensos), la comida húmeda (latas), la comida congelada, o bien la comida casera. Normalmente, siempre hay que optar por una u otra y no ir variando ya que si le damos latas y pienso, al final el perro siempre va a querer la comida húmeda porque es más apetitosa.

En todo caso, se suele recomendar no abusar de las latas que no son tan equilibradas y, por el mismo precio, se recomienda comprarle uno de los piensos de gama alta que han demostrado su gran aportación en la calidad de vida y longevidad de los perros. Para ello lo mejor es visitar tu tienda de animales más cercana y consultar cual es el pienso más recomendable para nuestra mascota.

Alimentación del perro senior

Cuando el perro acaba de cumplir los ocho años se le puede considerar ya un perro mayor. Normalmente empezará a disminuir su actividad y es probable que también le disminuya el apetito.

Pero aun así, si la actividad es baja y no cambiamos su alimentación, es probable que gane peso. Para evitar llegar hasta el sobrepeso con todos los problemas asociados, como el desgaste de caderas, rodillas etc. es aconsejable reducirle la cantidad de comida o bien comprarle piensos light.

Piensos especiales para razas de perros

Los cambios genéticos que ha llevado a cabo el hombre para adaptar los perros a sus necesidades y gustos, han contribuido a la aparición de numerosos problemas específicos a ciertas razas.

Una buena alimentación adaptada a los problemas de cada raza es ideal para minimizarlos. Para eso se han creado los piensos específicos a cada raza de perro.

Las razas de Pastor alemán, Dogo alemán, San Bernardo y Labrador son, por ejemplo, propensas a la displasia de cadera. Por eso los deberíamos alimentar desde cachorros con piensos ricos en calcio, fosforo, e hidrolizado de cartílago para ayudar al buen desarrollo del cartílago y evitar al máximo la displasia.

Los Shar-pei son perros propensos a las alergias de la piel, por lo que les conviene mejor los piensos de cordero con arroz que son especialmente antialérgicos.

Los Bull-dog y Carlino son muy propensos a engordar lo que les produce fuertes problemas respiratorios. Por eso es recomendable, una vez pasado el periodo de crecimiento y durante toda su vida, alimentarlos con piensos light.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*