Mis mascotas

Consejos

18oct 12

Cuida bien de tu serpiente

boaLa persona que quiera una serpiente en casa debe tener en cuenta los cuidados especiales que se necesitan para no correr ningún tipo de peligro. Obviamente, sus cuidados no son los de cualquier otro animal.

Las serpientes pueden tener instintos agresivos por naturaleza, por lo que dependiendo de su origen podrá ser una buena mascota o no; si se ha criado en cautividad no hay problema, puesto que el reptil se ha acostumbrado al ser humano, aunque siempre se debe tener en cuenta que no son animales muy amigables y que, por lo general, intentarán huir de las personas.

Tener una serpiente en casa

Nuestra serpiente se merece el mejor alojamiento posible y para eso debemos acomodar su terrario de forma que se parezca lo más posible a su hábitat natural.

Para empezar, será necesario tener un terrario horizontal de cristal o una caja de madera con hojarasca o gravilla fina.

En el terrario deben existir diferentes zonas; de calor y templadas, iluminadas y oscuras, con escondites y una cubierta de rejilla para que se ventile bien. También habrá que poner a su alcance un comedero y un bebedero, lo suficientemente grande para que se pueda enrollar en él y tirar el agua, y un termómetro para controlar la temperatura idónea para ellas.

Los mejores cuidados

Es muy importante tener mucho cuidado con no dejar huecos en el terrario o puertas y tapas fáciles de levantar o abrir para que no se escape la serpiente y le dé un susto a nuestro vecino, pero sí debe tener algunos agujeros para que pueda respirar sin problemas.

En cuanto a la luz que necesitan las serpientes, la mejor es la ultravioleta. Pero lo más importante es desinfectar bien el terrario una vez al mes y darles de comer una vez a la semana aproximadamente; se debe tener en cuenta que la digestión de las serpientes puede durar entre una semana o varios meses dependiendo del tamaño del alimento que se le haya dado.

Para no tener ninguna duda sobre cómo cuidar a tu serpiente acude a un especialista y asesórate bien para no tener futuros problemas.

 

Seguir leyendo
18sep 12

Lo que debes saber antes de comprar una iguana

Aunque una iguana esté completamente domesticada y lleve en casa muchos años, nunca se debe olvidar que es un reptil, y que como tal, es un animal que actúa por instintos.

Una iguana aunque nazca en cautividad, es un animal salvaje que se guía por sus instintos. De todos modos, si se mantiene bien en casa, tras haberse informado correctamente de sus necesidades, tanto de espacio como de alimentación e higiene, no habrá ningún problema en tener a este animal como mascota.

Iguana

Conoce bien a tu mascota

Las iguanas se suelen comprar cuando solo miden 15 cm., pero va a doblar su talla año a año hasta alcanzar en su edad adulta el metro y medio de largo. Por eso, es necesario saber dónde vamos a tener a la iguana en un futuro, cuando ya no quepa en el terrario en el que ha vivido anteriormente.

Nunca debes darle ningún alimento de proteína de origen animal, ya que las iguanas son estrictamente vegetarianas. Requieren una dieta de verduras, ensaladas y frutas pero nunca lechuga, todas ellas con alto contenido en calcio. También hay que proporcionarle vitaminas que se espolvorearán en su comida

Aunque parezca que el precio de una iguana es asequible, puede costarnos bastante a largo plazo ya que hay unos cuantos gastos que se emplearán en veterinarios, vitaminas y complementos.

Necesita calcio, luz y humedad

Sin luz natural o luz UVB de espectro 5.0 en tubo fluorescente, la iguana no podrá absorber adecuadamente el calcio de la comida. Sin el calcio ni las vitaminas necesarias podría morir lentamente de una enfermedad que afectará a sus huesos.

En cuanto a la humedad, las iguanas necesitan una humedad relativa de casi el 80%, ya que proceden de las selvas de Sudamérica y Centroamérica.

La iguana no es un animal demasiado sociable con los de su especie, así que si no se dispone de un espacio muy grande es mejor tener a un solo ejemplar en cada terrario.

Seguir leyendo