Dónde ir de vacaciones con tu perro

Dónde ir de vacaciones con tu perro

Cuando se acerca el verano, muchos optan por dejar a sus mascotas en residencias caninas o con familiares que puedan hacerse cargo, pero otros, se plantean el viajar con su perro y disfrutar juntos de las ansiadas vacaciones. Normalmente empezamos buscando lugares que nos permitan la entrada de nuestros animales, pero quizás empezaría por responder a estas preguntas más básicas: ¿mi perro está preparado? ¿puede convivir con otros perros, personas o niños con los que nos podamos encontrar? ¿será una buena experiencia para él? Probablemente si es un animal equilibrado y se ha hecho una buena socialización todas las respuestas serán afirmativas, así que ya puedes empezar a preparar los siguientes pasos.

 

Cómo y dónde viajar con mascotas

DÓNDE

Quizás lo que nos preocupa más a la hora de planificar el viaje es encontrar el lugar adecuado. Hace unos años era una tarea bastante complicada, porque existían muy pocos alojamientos que permitían el acceso a los animales. Actualmente, por internet hay buscadores específicos para encontrar hoteles para perros, campings, hostales y albergues.

Te dejamos algunos que puedes consultar:

Una vez tengas el sitio escogido, es recomendable que le hagas un chequeo a tu perro y te informes si al lugar donde vas a ir es necesario vacunarle de algo específico, que por tu lugar de residencia no es imprescindible. Esto ocurre, por ejemplo, con la vacuna de la rabia. En Cataluña no es obligatoria, pero en otras comunidades sí. Ves preparado.

CÓMO

En función del medio de transporte que escojamos, necesitaremos obligatoriamente unas cosas u otras. Algunas compañías te obligan disponer de un seguro específico para tu animal, otras, con el mismo seguro de viaje ya te cubre accidentes, infórmate! Si decides ir en tu propio vehículo, no es necesario, pero sí el llevar a tu perro bajo unas normas de seguridad. Existen varias opciones: Dentro de un transportin, atado con un cinturón de seguridad específico para mascotas, o en el maletero con unas rejas de seguridad para evitar que en una colisión puedan salir despedidos. Si vas a llevarlos en coche, es importante que ya esté habituado a ir en él, que pueda relajarse y estar tranquilo. Si no es así, trabájalo previamente!

Si decides utilizar un transportin para tu perro, o bien por el medio de transporte te obligan a ello, recuerda que debes desensibilizarlo antes, es decir, trabajarlo en casa para que tu peludo lo tenga bien asociado y sea un refugio que le proporcione tranquilidad y un lugar donde relajarse. Lo ideal es hacerlo durante varias semanas, ir trabajándolo primero solo con la parte de abajo, luego ponerle el techo y finalmente la puerta metálica. Para lograr el éxito, este proceso tiene que ser progresivo y muy positivo para el perro.

Asegúrate también que es del tamaño adecuado para tu perro. En ocasiones veo personas que compran uno cuando su perro es pequeño y una vez crece no se lo cambian, y ellos deben ir cómodos.

Antes de iniciar el viaje, planifica qué lugares vas a visitar con él, rutas de senderismo, etc. Acuérdate que viajas con tu perro y que él tiene unas necesidades distintas a las nuestras y se trata de pasarlo bien juntos. Busca entornos donde pueda relajarse, usar su olfato, ¡probablemente rodeado de naturaleza sea un buen sitio!

Prepara su comida. Te recomendamos que la lleves desde casa, no esperes comprarla por ahí y tientes la suerte a poder encontrarla, recuerda mantenerla en lugares frescos para que no se ponga mala. Si no le das pienso y su dieta es natural, una buena opción es comprarle latas de menús ya preparados para perros. En el mercado tienes diferentes empresas que puedes consultar.

Sé previsor y llévate un botiquín con aquello imprescindible:

botiquin_perro

Agua oxigenada, suero fisiológico, blastoestimulina, colirio, vaselina, urbason, una linterna frontal, jeringillas, corta uñas de perro, tijeras, guantes de vinilo, toallitas humedas, un pad frio y calor, esparadrapo del duro, vendas y/o vendas autoadhesivas, gasas estériles, y una toalla o manta.

Recuerda que un buen botiquín puede evitarte muchos problemas.

Asimismo, te aconsejamos que tengas identificados algunas clínicas veterinarias alrededor de tu destino por si tienes cualquier emergencia.

No te preocupes si los primeros días tu perro está más nervioso de lo normal, al igual que tu, el cambiar las rutinas puede alterarle, la cuestión es tener claras sus necesidades para poder hacer que la experiencia sea inolvidable para todos!

Si lo haces bien, conseguirás reforzar mucho el vínculo con él, porque este, será tiempo de calidad con tu perro.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*