Los PPP: perros potencialmente peligrosos

perros potencialmente peligrosos

Cuando hablamos de (PPP) perros potencialmente peligrosos se debe aclarar antes que nada que significa peligroso:

  • Peligroso proviene del latín PERICULO cuyo significado es -que tiene riesgo o puede ocasionar daño-.

Según la definición anterior se podría entender que un perro potencialmente peligroso es aquel que podría ocasionar daños o representar algún riesgo para otros seres vivos o a sus pertenencias de múltiples maneras y esa es la diferenciación que determina la ley. Ésta indica, que hay ciertas razas capaces de lesionar a cualquier persona o a sus bienes materiales a través de su mordedura o fuerza, a estas se las denomina razas de perros peligrosos debidas a su gran potencia física y una increíble fuerza de mordida.

Razas PPP

  • Akita inuRazasPerros Potencialemente Peligrosos
  • American bully
  • Bullmastiff
  • Dóberman
  • Dogo argentino
  • Dogo de Burdeos
  • Fila brasileiro
  • Mastín napolitano
  • Pit bull terrier
  • Perro de presa canario (o dogo canario)
  • Rottweiler
  • Staffordshire bullterrier (también conocido como Staff inglés)
  • Staffordshire terrier americano (también conocido como en Am Staff)
  • Tosa japonés (Tosa inu)

Hay que tener en cuenta que esta clasificación varía en función de la zona geográfica donde te encuentres, o por orden expresa si lo solicita un veterinario.

Características físicas de los Perros Potencialmente Peligrosos

Los perros que se incluyen dentro de este listado de Perros Potencialmente Peligrosos son determinados por la ley por:

  • fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia
  • carácter acentuado y gran valor
  • pelo corto
  • perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 cm, altura en la cruz entre 50 y 70 cm y peso superior a 20 kg
  • cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grandes mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda
  • cuello ancho, musculoso y corto
  • pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculoso y corto
  • extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

¿Qué necesitas saber ANTES de adoptar un perro PPP?

Para tener un perro que por ley está catalogado como Perro Potencialmente Peligroso, tienes que ser mayor edad y obtener una licencia administrativa que consta de un examen físico y psicológico que acredite que la persona tiene suficiente capacidad visual, auditiva, del sistema neurológico y locomotor. Esta licencia debe renovarse cada 5 años.

Es necesario contratar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a

  • La persona acreditada no puede haber sido condenada a delitos delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civilpor daños a terceros con una cobertura no inferior a 150.253 € y que incluya los datos de identificación del animal.

Normativa

Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el cual se despliega la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos

Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos

Perros Potencialmente Peligrosos – Generalitat de Catalunya

LEY 10/1999, de 30 de julio, sobre la tenencia de perros considerados potencialmente peligrosos

DECRET 170/2002, d’11 de juny, sobre mesures en matèria de gossos considerats potencialment perillosos

¿Qué obligaciones tienes como propietario de un PPP?

  • Todos los perros deben estar correctamente chipados y censados en su municipio de residencia. Pero según el BOE, los perros considerados Perros Potencialmente Peligrosos deben cumplir a unas normas extras siempre que estén en espacios públicos:
  • La persona que esté a cargo de un PPP deberá llevar encima la documentación del perro que consiste en la inscripción en el registro municipal y la licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos en vigor (sea o no el propietario del perro o un paseador, que también deberá estar acreditado).
  • La persona que lleve a un PPP deberá ser mayor de edad.
  • Una misma persona no podrá pasear a dos perros PPP a la vez.
  • Los perros deberán ir siempre atados con una correa inferior a 2m y con bozal
  • No podrán soltarse ni podrán estar fuera de una zona delimitada y cerrada, aunque se trate de una propiedad privada.
  • En caso de pérdida o robo del animal, deberá comunicarse al registro municipal en un plazo máximo de 48 desde que se tenga conocimiento de su desaparición.

Ante el incumplimiento de estas normas se aplicará una sanción que puede ser considerada leve, moderada o grave que implique o no una sanción monetaria y hasta el decomiso del animal.

Educación canina para perros peligrosos 

Según los educadores de Perro Positivo, no estamos de acuerdo en que por el hecho de ser de una determinada raza se les prive de poder pasear con correa larga, sin bozal y con la posibilidad de ir sueltos en espacios habilitados como el resto de perros. Sin embargo, sí que hay que tener en cuenta ciertas características a la hora de educar o adiestrar a un perro potencialmente peligroso, como por ejemplo que son bastante brutos a la hora de jugar, que cuando les sube los niveles de estrés tienden a usar su fuerte mandíbula para destrozar cosas y conseguir relajarse y que es necesario saber muy bien cómo utilizar el mordedor como juego, sin llegar a pasarse.

Sea de la raza que sea, siempre la base de la relación entre humano y perro es el RESPETO y la empatía para entender por qué tiene ciertas conductas (agresivas o no), ver cuál es la emoción de fondo y tratarla para cambiar ese comportamiento y poder ayudar al perro.

Muy probablemente, el perro actúe de esa manera por refuerzos innecesarios de su propietario, por exponerle a estímulos sin estar preparado, por dejarle que lo gestione todo o por intervenir demasiado, por no entender cuáles son las verdaderas necesidades de un perro y en ocasiones por creer que el humano debe “imponerse” ante el perro y crear una relación basada en el castigo y el miedo. Con estos ejemplos y otras situaciones podemos crear Perros Potencialmente Peligrosos sin pertenecer a una raza concreta. Los perros agresivos no nacen, se hacen.

Nuestro objetivo como profesionales es mejorar la calidad de vida de los perros y de sus compañeros humanos, que suelen estar desesperados porque la situación se les ha ido de las manos y suficiente tienen con el estigma que la ley ya discrimina a sus perros como “peligrosos” y la sociedad suele ver a estos perros con recelo. Si tienes un PPP en casa, es importante que conozcas el marco legal, las obligaciones que tienes, la normativa que debes cumplir, pero sobretodo, recuerda que tienes a cargo un ser sintiente al que puedes educar y enseñar para que sea tu compañero toda su vida.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*