Mis mascotas

09oct 14

Dálmata, un compañero moteado

DálmataInformación básica:

Altura a la cruz: 50 – 60 cm.
Peso: 20 kg.
Capa: blanca con manchas negras o marrones
Promedio de vida: 12 años
Carácter: vivo y cariñoso
Relación con los niños: buena
Aptitudes: compañía, defensa
Necesidades: ejercicio diario
Alimentación: 400 g. diarios
Coste mantenimiento: medio
Clasificación General: razas de perros grandes
Clasificación según AKC: grupo 6; perros de compañía

Famosos gracias a la película “101 dálmatas”, esta raza es conocida por todos, muy querida y codiciada. Tienen una belleza innegable gracias a ese pelaje con motas negras o marrones y son una mascota estupenda.

Originalmente, estos perros eran utilizados como vigilantes de los cocheros en Inglaterra allá por el siglo XVIII y más tarde fue implantándose como raza de compañía.

La rebeldía del dálmata

El dálmata es un animal testarudo, al que hay que educar con firmeza desde cachorro para que sea obediente y tranquilo. Esto no quiere decir que sea un animal agresivo, pero sí que puede ser un poco rebelde si no está bien educado.

Es inteligente y se queda con las caras de las personas. También es muy dulce, juguetón y payaso, le encanta que sus dueños le hagan caso y pasárselo bien con ellos. Pero tiene su punto independiente, aunque esto no quiere decir que le guste estar solo, de hecho si se siente solo o poco querido puede llegar a tener problemas psicológicos.

Si lo tenéis en el jardín, no es bueno que lo dejéis durmiendo a la intemperie, ya que tiene un pelaje muy corto que no le protege del frío.

Es un perro que no suele ladrar mucho a no ser que vea peligro, pero por otra parte está constantemente cambiando el pelaje, así que no es muy recomendable para los alérgicos. Asegúrate bien antes de tener un dálmata que nadie en casa lo es.

Lo más importante es que con este perro tendréis que pasar mucho tiempo dando paseos y si podéis ir a correr con él de vez en cuando le haréis muy feliz y estará mucho más saludable.

Controlar posibles enfermedades

Aunque es un perro sano y longevo, hay un par de particularidades que tiene el dálmata y con las que deberéis tener cuidado.

Una de ellas es que es el único mamífero uricotélico. Esto quiere decir que en su orina predomina el ácido úrico, al contrario que el resto de mamíferos que está formada por urea. No tiene porque conllevar problemas pero es conveniente estar alerta.

La otra particularidad de estos animales es que casi un 10% sufren de sordera, así que a la hora de comprarlo o adoptarlo fíjate bien en si tiene ese problema o no. También les puede ocurrir que al hacerse mayores les aumente la sordera, total o parcialmente.

Por lo demás, son unos animales muy sanos y alegres, a los que no tardarás en querer como un miembro más de tu familia.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

*