Mis mascotas

mayo, 2015

26may 15

La temida leishmaniosis canina

 

 

Muchos hemos oído hablar de la leishmaniasis o leishmaniosis, y sabemos que es una enfermedad que puede afectar a los perros, pero hay muchas creencias de que esta tan solo ocurre en los perros callejeros y no es así, entonces, ¿qué es exactamente y cómo se previene?

La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave causada por un parásito que se parece a un mosquito.

¿Cómo se transmite y cuándo hay más peligro?

La enfermedad se transmite a través de la picadura de un mosquito llamado flebótomo.

Hay que tener especial cuidado durante los meses de calor, ya que durante el invierno los mosquitos están en un estado larvario que es inofensivo para el perro. Pero en las zonas de España que hace calor todo el año, suele haber siempre mosquitos activos, como en el sur de España.

Pero no hay que alarmarse, existen unos collares repelentes para prevenir la picadura de este mosquito y también existe ahora una vacuna muy eficaz que ayudará al perro a estar realmente protegido contra esta enfermedad.

perrito

¿Cómo poder detectarlo?

El primer síntoma claro se puede ver observando la piel del perro. Lo primero que se ve es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz, y además, es habitual que haya algunas heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las patas.

A medida que la enfermedad avanza, el perro pierde peso pero no las ganas de seguir comiendo, por lo que habrá que observarlo atentamente.

Para prevenir por completo esta enfermedad tan dañina es fundamental acudir al veterinario e informarse sobre cuándo y cómo vacunar al perro contra la leishmaniosis canina, incluso antes de observar cualquier síntoma. Además, si vives en una zona cálida con tu perro es especialmente importante protegerlo todo lo que se pueda.

Ellos también se merecen una oportunidad

Hay muchos perros que han sido abandonados o que han nacido en la calle que por fortuna acaban en las manos de unos maravillosos voluntarios de las protectoras de animales esperando ser adoptados por una nueva familia. Pero el proceso de ser adoptado se hace más dificil si al perro se le ha diagnosticado leishmaniosis.

Sin embargo, si la enfermedad es detectada a tiempo, el perro puede vivir los mismos años que si no tuviera la enfermedad, solo es preciso saber que necesitará medicación de por vida.

Por tanto, si estás pensando en adoptar una mascota, no deseches la idea de tener un perro que sufra esta enfermedad, lo único que habrá que hacer es estar más pendiente de él y tener la responsabilidad de darle siempre su medicina para que tenga una buena vida a tu lado.

Seguir leyendo
05may 15

El husky siberiano, el lobo de ciudad


Información básica

Altura a la cruz: 53-60 cm.
Peso: 15-28 kg.
Capa: admitidos todos los colores
Promedio de vida: 12 años aproximadamente
Carácter: independiente y escapadizo, pero también muy amistoso y afectuoso
Relación con los niños: muy buena
Aptitudes: perro de trineo y perro de compañía
Necesidades: mucho ejercicio
Alimentación: 450 g. de alimento completo seco
Coste mantenimiento: medio
Clasificación General: razas de perros grandes
Clasificación según AKC: grupo 3; perros de trabajo

huski40

El husky es la raza de perro que más se asemeja al lobo, no solo por su físico, sino también por su personalidad.

Es uno de los perros más bellos que existen debido a sus proporciones, pelaje e hipnotizadores ojos.Todos reconocemos al husky siberiano como el perro más habitual que vemos tirando de trineos, en lugares de muy bajas temperaturas como Siberia y Alaska. Y es que esta raza puede vivir en condiciones en las que nosotros jamás podríamos sin protección suficiente.

Pero no por ser un perro grande y activo se debe pensar que es un buen guardián, ya que no muestra las cualidades posesivas ni territoriales de estos perros; el carácter del husky siberiano es amigable, cariñoso y gentil, pero también alerta y extrovertido.

Su inteligencia, docilidad y disposición para trabajar hacen de este perro un amigo muy agradable.

Mucho ejercicio para el husky

El mayor problema con el husky es que requiere muchísimo ejercicio. Por tanto hay que sacarle a pasear y correr todas las veces que se pueda al día, teniendo siempre en cuenta que tienen muchísimo pelo preparado para las temperaturas más bajas y que por ello no debemos sacarlo a hacer ejercicio a las horas más calurosas del día.

Es capaz de recorrer a diario grandes distancias, más de 60 km. al día. Es un perro tan activo que se aburre fácilmente, de forma que la compañía de otro perro o gato es bastante aconsejable.

Otro aspecto importante de esta raza de perros es su pelo. Posee un manto muy espeso que muda dos veces al año por más de un mes, por lo que necesita que le cepillamos a diario y aun así, no conseguiremos evitar que toda nuestra casa se llene de pelo.

No soportan la soledad

No aguanta la soledad, de hecho, en sus orígenes era un perro de jauría. Sentirse solo es algo que lleva muy mal. Curiosamente cuando se sienta mal no lo manifestará ladrando, sino aullando. Si se encuentra solo durante mucho tiempo se pondrá a aullar, lo que puede provocaros problemas con los vecinos.

Por tanto, ya sabes que si quieres tener un perro como este, debes estar seguro de poder ofrecerle todo el tiempo que un husky necesita.

Seguir leyendo