Mis mascotas

04sep 14

El West Highland terrier, el escocés conocido como “westie”

Información básica:

Altura a la cruz: 25 – 30 cm.
Peso: 7 a 10 kg.
Capa: blanca
Promedio de vida: 13 años
Carácter: travieso, inteligente, terco y cariñoso
Relación con los niños: buena
Aptitudes: perro de compañía
Necesidades: cepillado semanal
Alimentación: de 180 a 240 g. diarios
Coste mantenimiento: medio
Clasificación General: razas de perros pequeños
Clasificación según AKC: grupo 4; Terriers

El West Highland terrier es un perrito blanco que a simple vista llama la atención por su gran actividad, gracia y simpatía.

Parecen pequeños peluches, pero además de ser un excelente perro de compañía es también un buenísimo perro de campo que fue utilizado para cazar conejos, tejones, zorros y otros animales pequeños, ya que es capaz de introducirse en las grietas y cuevas donde se esconden los animales que persigue.

Cabezón pero muy bueno

El westie es una magnífica mascota que se adapta muy bien a la vida de apartamento, casa o finca. Una de sus características más destacables es que es un perro muy fiel a su amo y muy bueno con los niños. Pero como todo perro, necesita socializar con otros perros para ser equilibrado y la mejor forma de hacerlo es llevarlo desde cachorro a parques o calles en las que haya perros de todas las razas y tamaños. Siendo un terrier, su terquedad es legendaria y hará que los entrenamientos sean una prueba de paciencia para ti.

Es recomendable comenzar a adiestrarlo desde el momento que entra en casa para que se adapte y aprenda a comportarse, ya que su carácter le hará probar tus límites.
Es un perro muy vivaracho al que le gusta escarbar en la tierra, por lo tanto deberás mantener bien limpio y cuidado su pelo, y llevarlo a la peluquería de vez en cuando para que le quiten el pelo muy enredado o muerto.

Problema de oído

El West Highland terrier tiene problema hereditario de sordera. No es frecuente pero es algo que se debe tener en cuenta si te decides por esta raza. Lo más recomendable es llevar al cachorro al veterinario para que le hagan una primera revisión completa y repetir las pruebas cada cierto tiempo.

Para evitar que pueda comenzar a tener problemas con sus oídos, debemos limpiarlos para que no haya ningún resto de cerumen. O si lo preferimos podemos acudir al veterinario que le hará una limpieza mejor.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

*