Mis mascotas

13ago 13

Angora en verano es algo inhumano

ferny2

Ser gato de angora y vivir el verano son términos incompatibles. Para que nos entendamos, el agua y el aceite no se pueden mezclar, ¿no? Pues con esto pasa lo mismo.

 

Menudos mesecitos de calor que llevo… ¡he llegado incluso a dormir en el suelo del baño, estirado como una alfombra! Ahora parece que está bajando un poco el calor y aprovecho para volver a mi cunita con mi hermanita Perfidita, pero tampoco es la gran cosa.

 

Os preguntaréis por qué monto este show habiendo nacido en el Caribe… ¡Pues porque reniego, yo soy asturiano! ¡Y en Asturias hace frío y llueve! ¿O creéis que los prados verdes son así porque los pintamos? Yo soy un chicarrón del norte y me gusta tener que abrazar a Perfidita para darnos calorcito, no despatarrarme en las baldosas, ¡que no son sitio para un gato de mi categoría!

 

Otra desventaja horrible del verano son las moscas. ¡Tenemos el salón lleno! Es abrir la ventana y aparece un ciento. Afortunadamente, por el resto de la casa ya es improbable verlas, pero el salón les encanta y es un no parar, porque tienes que estar todo el rato matamoscas en mano. Además, parece que están rabiadas y muerden que Mamita pega cada salto que parece un canguro con el Baile de San Vito.

 

Aquí no merece la pena tener aire acondicionado porque el calor insoportable dura un suspiro, por lo que hay que abrir la ventana y para qué queremos más. Así que si la cerramos nos asamos y si hacemos justo lo contrario… ¡invasión!

 

Yo paso bastante de las moscas, pero Perfidita de vez en cuando salta hacia ellas. Eso sí, ¡no cazamos ni una! Mamita nos cuenta que su difunto gato Jean tenía una habilidad pasmosa para ello. De pequeño, cuando las veía volar le daba dentera, pero de adulto las pillaba al vuelo y además se las comía. ¡Tal cual!

 

Debéis perdonar mi falta de actividad en época estival, lo que pasa es que con estos calores no estaba yo para encender el ordenador materno, ¡qué no desprende frío precisamente!

 

Espero que os esté yendo muy bien el verano y hayáis disfrutado de unas buenas vacaciones.

 

¡Chocada de patas!

Etiquetas:

12 comentarios

  1. Ferny guapeton!
    Que mal la estas pasando con el calor y las moscas ):
    Lo bueno que no las cazas, no como mi Negra, que casa hasta lo que no veo.
    Espero que pronto se vayan las mosquitas.
    Abrazos fuertes y besos rasposos!

    Responder
  2. Ferny ¿En el suelo del baño? ¿No eres un poquito exagerado?
    Te recomiendo que te cortes el pelo y te des un buen baño… ¡pies incluidos!
    y que le digas a tu madre que ponga mosquiteras, así no os pican y no tenéis que matarlas.
    chocada…

    Responder
  3. Tai

    Yo si sé bro, que naciste ahí en Asturias pero que muy chiquitico tu mami te llevó para Dominicana, de ahí la confusión. Y de ahí que detestes el calor.
    Y en este punto si estamos fritos del lado de acá, porque aquí el calor dura practicamente la mayor parte del año.
    Que caloooooorrrrrrrr!!!!

    Responder
    • Al revés! Nací allí y soy asturiano desde los cinco meses que vine, pero para mí lo soy de nacimiento.
      Chocadita.

      Responder
      • Tai

        Que sí bro! que sé que naciste en Dominicana y despues cruzaste el atlántico, pero como te mortifican tanto con esto, te quise ayudar con una mentirilla mas o menos creible y confundir a algunos incautos.
        Y a ver si le robas el ordenador a tu madre y nos cuentas algo en el blog de ella.

        Responder
  4. […] Yo paso bastante de las moscas, pero Perfidita de vez en cuando salta hacia ellas. Eso sí, ¡no cazamos ni una! Mamita nos cuenta que su difunto gato Jean tenía una habilidad pasmosa para ello. De pequeño, cuando las veía Leer más… […]

    Responder
  5. Hola Ferny:

    a Dina tanto calor le ha tostado el cerebro porque lo mismo anda despatarrada por el suelo que encima del sofá; yo no sé como puede dormir en el sofá, en invierno lo entiendo pero ahora….
    La verdad es que ustedes son unos bichitos tan impredecibles que no hay quien los entienda.
    Un beso para todos y lametones de Dina

    Responder
  6. […] me demuestra una vez más que nuestras mascotas son una parte muy importante de nuestra familia y que por eso tenemos que cuidarlas y quererlas […]

    Responder

Deja tu réplica a fernyturkishangora

*