Mis mascotas

Gatos

02oct 15

Angora polifacético, filósofo y muy ético

En esta vida, donde habemus personas y gatos de angora plagados de aficiones, gustos y vocaciones, no tiene nada de incomún ser polifacético.

Mi madre, por ejemplo, toda la vida tuvo muy claro que quería estudiar Ciencias Políticas y, nada más acabar el Bachillerato, se fue a matricular a la universidad. En su mente, sin embargo, existía otra vocación: la Criminología. Pero eligió lo que ella consideraba que la iba a hacer feliz.

Caprichos del destino, con 23 años también comenzó a estudiar Criminología y a los 26 empezó a escribir un libro. Ahora, con 31, ha decidido hacer lo propio con Nutrición y Dietética, porque un tema que nunca le había interesado, de pronto le ha apasionado de la mano de la maternidad y del mundo de la alimentación complementaria en los bebés.

Dicen que el saber no ocupa lugar, pero nuestro amigo Nico siempre nos sugiere echarle un vistazo a la biblioteca de su abuela. Fuera de bromas, yo considero que nunca es tarde para aprender y que, por ejemplo, no es incompatible –por poner un ejemplo- ser Criminóloga con escribir un blog de gatos o con preparar uno de cocina.

Ahí tenemos a Ana Obregón, bióloga y actriz.

Lo que ocurre es que vivimos en una sociedad conformista, donde todo lo que se sale un poco de la norma causa extrañeza. Sobre todo, a quien no sería capaz de brillar en una sola profesión.

De esto yo soy ejemplo, gato de angora, bloguero, periodista y zarpador profesional. ¿Alguien quiere más? Porque sabéis que soy ligero en regalar al lector todos los rasgos de mi personalidad que hagan falta, así como de mi espíritu sibarítico que habla de la noble, rosada y perfumada cuna en la que me crié, muy distinta ¡caramba! al cubo de basura en el que me pusieron mecido por las sobras de la gente y la brisa del Parque Independencia.

ferny5

No entiendo, viniendo al caso, a todos aquellos que procediendo de ciudad o de campo y asegurando tener un alto aprecio por los animales, aseguran rezumar cariño por los que tildan de más nobles, pero no así dominar el arte y la ciencia de conversar con los gatos. Esos, que nos califican de esquivos y ariscos, nunca han visto un gato a menos de varias leguas. Os lo dice este hermoso gato de angora, tan harto de que se denoste a su especie sin tener ni pajolera idea, en boca de los supuestos amantes de los animales que, a menudo, tampoco respetan a las personas. ¿Suficiente?

Que, sinceramente, yo creo que es envidia cochina. Hasta que no hayas tenido un gato, una parte de tu alma permanecerá dormida.

En fin, que hoy vengo reflexivo, para que luego nos quieran dejar de simples a los gatos.

 Dulces zarpazos para todos.

Seguir leyendo
14feb 15

Feliz San Valentín, oh Galia Micromachine

ferny20enero2015

Oh Galia Micromachine

hoy es San Valentín

te dedico esta poesía

con gran pasión y alegría.

Eres gris y con bigotes

con rayas hasta el cogote

estás en Segovia entre la nieve

espero que te sea leve.

Te iba a enviar unos bombones

a bordo de un par de drones

Perfidita les dio buena cuenta

pero el detalle es lo que cuenta.

Tu dueña se enfrentó al MIR

a saber dónde tendrá que ir

venid a Asturias, que os acogeremos

y por fin felices tú y yo seremos.

Seguir leyendo
22dic 14

Unos nacemos con estrella y otros nacen estrellados

Lectores y lectoras, seguro que estáis esperando que os desee una maravillosa noche de paz, noche de amor (ha nacido el Niño Dios), ¡pero no!

He venido a comunicaros que hoy me va a tocar el Gordo (y no hablo de mi amigo Carlitos), por lo que os voy a describir mis planes a desarrollar a continuación:

-Comprarme un jamón ibérico Joselito

-Otro 5 Jotas

- Y otro de Julián Martín

-Hidratarme el rabo en una peluquería céntrica para ostentar ante el resto de mis conciudadanos

-Conquistar el mundo

Ese es mi orden de prioridades. ¿Qué os ha parecido?

Mi madre tiene clase de preparación al parto de 10 a 11:30 y si alguno de mis números cae a esa hora, la llamaré en vivo y en directo. De ahí se va al súper, pues a mí no me va a dar en Nochebuena ni pescado ni marisco congelados, así que le va a tocar hacer cola. Yo me río por lo bajo, porque los precios en estos días son prohibitivos y va a salir de la pescadería con la cartera llena de telarañas.

Por suerte, en esta familia estoy yo, que tengo todo el tiempo del mundo y puedo pasarme horas delante de la tele con los décimos de todos para darme a la fuga con su dinero  comprobar si están o no premiados.

¿Y qué harán mis amigos en estas fiestas?

*El gordo de Carlitos, cenará con sus padres, tíos y prima. Son una familia pequeña, aunque ahora están llenando su vacío existencial con más gatos. Después de adoptar hace un año a Renato, un siamés desdentado y quinceañero que abandonó algún desaprensivo en una colonia de Badajoz, han aumentado la familia con Pulguerín, la gata de su difunta vecina Carmen.

luisacats1

Carlitos, Renato y Pulguerín

*María la Solterona, mi veterinaria amiga y autora de la excelente sutura que luce mi hermanita Grace, no tiene vacaciones de Navidad. Por ello, cuando el miércoles termine su jornada en el Albergue Provincial de Cuenca, cogerá el coche con su novio -Poti-Poti- y se irán volando con las orejas hasta Segovia. Son tan oportunos que llegarán a puntito para cenar, sin tiempo ni para ayudar a poner la mesa. Cuando se llenen la panza el 25, se volverán a Cuenca con las mismas.

mls2

María la Solterona y Olivia

*En cuanto a Umpa Lumpa, mi cuñado dos veces y peor enemigo, se quedará en la ciudad que alberga el Parlamento Andaluz, lugar donde asegura haber nacido. Su tutora legal tiene el examen del MIR el 31 de enero y no está para andar viajando a celebrar nada con la familia. Que a sus padres no les preocupa, porque se juntan 25 en Nochebuena y 34 en Navidad, pero el pobre Umpitillis pasará la noche aburrido como una mona, esperando en vano la llegada de Papá Noel.

umpasofa1

Umpa Lumpa levantando el país

Y, por supuesto, a ninguno de ellos le tocará el Gordo, porque ese premio es del angora turco que escribe.

Seguir leyendo
06dic 14

Angora navideño rememora su mejor momento

 

Un nuevo año se termina y estoy a punto de vivir mis quintas Navidades, que se dice pronto.

¿Cuál ha sido el momento más especial del año con mi madre? Aquí no hay duda que valga. El día que salté de emoción fue cuando me enteré de que iba a tener un hermano humano. ¡Un niño en casa! El próximo 15 de febrero, Mamita saldrá de cuentas y podré compartir minicuna con alguien diferente a mis hermanitas Perfidita y Grace. También tengo planeado ocupar su hamaca, columpio, cuna, parque de juegos y todas las parafernalias y necesidades creadas por las marcas que tienen hoy los bebés. ¡Si total, no se enteran de nada! Pero yo sí… [Insertar aquí sonrisa malévola] Os adjunto la imagen navideña que me he tomado con mi madre para felicitaros las fiestas. ¿A que estamos guapos?

fernynavidad24

Este año decidí vestirme de Papá Noel y la verdad es que no puedo estar más favorecido. Está mal que lo diga, ¡pero soy un muñeco!

fernynavidad5

Como sabéis, yo soy un gato con mucha suerte desde aquel lejano mes de julio de 2010 en que me sacaron de una lejana basura. Como lo que quiero, vivo en una casa con calefacción, juego con mis hermanitas, blogueo, tengo un montón de amigos… pero hay un gran número de animales domésticos que no tienen esa suerte.

De los 200.000 animales que se abandonan cada año en España, un alto porcentaje procede de regalos navideños. Por favor, no nos regaléis como si fuésemos perfume, calcetines o un bolso. Es más, regalad eso: perfumes, calcetines, bolsos… pero no seres vivos. Y aún menos a alguien que no se lo espera y que no tiene la menor intención de afrontar tal responsabilidad. Al principio, los cachorritos gustamos mucho porque somos monísimos y a 6 de enero nadie nos abandonaría ni de broma, pero a 20 del mismo mes ya se puede encontrar en perreras y albergues una amplia variedad de razas de todo tipo.

La gente trata de lavar su conciencia con frases estilo “bueno, enseguida lo adoptan”, “si allí están muy bien”, “si no se entera”. Pero no es así. En las perreras se adopta una ínfima parte y sacrifican todos los meses y en los albergues existen muchas carencias, aportando a menudo los propios voluntarios dinero de su bolsillo. Eso en el mejor de los casos, porque cuando dejas a un animal en la calle, se muere de hambre, lo atropellan o cae en las manos de algún indeseable que lo ultima de la peor manera.

Y digo yo, ¿qué se piensa la gente? ¿Que los perritos no se comen las patas de mesas y sillas ni destrozan zapatillas porque les duelen los dientes? ¿Que no se hacen pis y caca por casa hasta que aprenden? ¿Y de los gatos? ¿Que no nos afilamos las uñas en sofás y alfombras? Yo mismo lo hice mil veces. Y de verdad, el que pretenda que su mascota actúe como un peluche, lo que debe hacer es comprarse un peluche.

Espero que haya quedado claro, porque ahora debo ir a escoger un regalo navideño para mi hermanito. Que sí, que aún no ha nacido, ¡pero me hace tanta ilusión…!

Seguir leyendo
28sep 14

En otoño, reflexiona el angora y acaba hasta el moño

fani2

El calor y la angora son una bomba de relojería, eso lo sabe cualquier angora turco que me esté leyendo.

Harto ya de sudar la gota gorda, se me ocurrió una gran idea. Sí, ahora, que empieza el otoño, pero en mi casa aún hace calor.

Un caluroso día de agosto, a mi abuela se le cayó una toalla en la bañera. Entonces, yo pensé… ¿Y si cambio de camastro? Así que abandoné la cuna y me dispuse a desparramar mi angora en la bañera, todo lo largo y peludo que soy. Pronto me secundaron Perfidita y Grace, mis dos hermanitas. Creo que he comentado alguna vez que no tienen personalidad y que soy su líder indiscutible.

Así que ahora han retirado nuestra cuna, debido a la negativa de volver a dormir allí hasta que vuelva el frío.

Hace poco decidí hacer una maldad, aunque tuve la mala suerte de ser sorprendido en plena fechoría.

Me subí a la mesa del salón, y en un frutero metálico que allí había, me senté a miccionar con toda mi maldad. Me pillaron in fraganti y, después de la consabida bronca, el frutero desapareció.

¡A ver qué se me ocurre la próxima vez! Algo para culpar a mis hermanitas, no sé, ¿quizá rapar a Perfidita? ¡Tengo que pensarlo!

Por cierto, el verano que viene, mi madre se casa y se va presumiblemente a Bali de viaje de novios. Yo, que soy un gato viajado, me estoy planteando colarme en la maleta y emprender vuelo hacia allí. Hace tiempo salió en la prensa un gato que se había infiltrado en un viaje de sus dueños de esa forma y llegó tan feliz. ¿Por qué no puedo yo?

Chocada de patas.

Seguir leyendo
09sep 14

La noticia del verano es que estoy lleno de hermanos

La familia crece a pasos agigantados.

Crece mucho.

Hace tres meses, mi madre apareció con una cría de felino peligrosamente parecida a mí.

Salve-el-atún

Salve-el-atún

Esta. Se llama Salve-el-atún. ¡Salve-el-atún! ¡Qué nombre más raro para una mascota!

Al parecer, en un arranque de originalidad se acordó de una gata que salía en un libro de Isabel Allende.

Hoy, el Atunsito cumple cuatro meses.

Está con nosotros porque la dueña de su madre, una anciana de pueblo, dejó que los cinco gatitos recién nacidos crecieran para matarlos después, por la falsa creencia de que mamando la gata no volvería a quedar preñada. Cuando se cansó de tenerlos en el pajar, los metió en un saco y los llevó al río para ahogarlos. Afortunadamente, se cruzó con unos chicos que avisaron a una amiga suya animalista. Esta chica los acogió en su casa y puso un anuncio en una red social.

Por suerte, todos encontraron casa inmediatamente y a día de hoy están muy bien.

Pero… ¿pensabais que había vuelto de mi retiro de angora turco para hablaros de una gata que ni siquiera me cae bien?

¡Pues estáis muy equivocados!

He entrado para comunicaros que MI MADRE ESTÁ EMBARAZADA DE CUATRO MESES.

¡¡¡Voy a tener un hermanito!!!

Es un niño y va a nacer sobre el 15 de febrero.

¡Ya no voy a ser el gallo de la quintana, como se dice en Asturias!

Después de tres hermanitas menores, me imaginaba que vendría otra. Mi madre también y ya le hablábamos a la barriga llamándola por su nombre, ¡pero nuestro gozo en un pozo! (Sobre todo el mío) Tendré que compartir mi reinado con un crío que me despertará de mi siesta llorando. ¿Os parece bonito?

Quiero aprovechar para advertirles a todas las embarazadas que los gatos podemos estar perfectamente entre ellas. Mi madre tiene cuatro, más la colonia que cuida, y sus análisis están perfectos. Palabras de los médicos, si no se come nuestro popó, es imposible que contraiga nada.

Ella más bien piensa que las embarazadas que abandonan a sus gatos no lo hacen tanto por ignorancia como por aprovechar la excusa para deshacerse de nosotros. Yo ni confirmo ni desmiento… pero opino que quien se deshace de un animal, que somos para siempre, no está capacitado para criar a nadie. ¿Qué les van a inculcar entonces a sus hijos? ¿Que pueden tener un perro hasta que se cansen, que luego ya lo darán o llevarán a la perrera? ¡Hace falta muchísima concientización aún!

Por otra parte, es genial que los niños se críen entre animales, porque entonces tendrán muchas menos posibilidades de desarrollar alergias. ¡Somos todo ventajas!

Ahora me voy a dormir, si es que este calor le permite a mi angora no agonizar del calor.

¡Chocada de patas!

Seguir leyendo
16may 14

El Crío

Si la última vez os hablé de María la Solterona, veterinaria y sin marido -quien posteriormente irrumpió en mi domicilio para esterilizar a Grace, pero esa es otra historia-, hoy continuaré presentando a otros componentes de mi rutina de angora.

fernyprecioso

Hace tres años, nuestra amiga y vecina Johanna tuvo a bien traer a este mundo a un individuo rubio y de ojos azules, de nombre David, a quien desde ahora nos referiremos como EL CRÍO. Y es que debo hacer un inciso… porque… ¡qué guapo es ese crío!

El Crío no habla mal para su edad, pero por las mañanas se levanta y se aproxima a mi casa para gritarme: ¡¡¡FANIIIIIII!!! Luego, durante el resto del día ya me llama “Fenny”. A mí esto me perturba, porque todo el mundo sabe que Fani es nombre de mujer y yo soy un chico, ¡vaya que si lo soy! Que se lo pregunten a mi novia, Galia Micromachine. Como consecuencia, Umpa Lumpa y su malévola propietaria, Irenota, me llaman siempre Fani. A la cara, por guasap, en su blog… ¡una tortura!

Di tú que yo soy un angora bastante vengativo, por lo cual, le compuse a su vez una canción al Crío con música de Juan Luis Guerra, el segundo dominicano más internacional -el primero soy yo-. Se titula “Frío-calor”:

Frío, frío

como el Nesquik del Crío

Oh, caliente

como a veces su frente

Tibio, tibio

como el rumano Livio.

Livio, oriundo de Bucarest, regenta el único bar de mi barrio. No sé lo que tiene de tibio, claro que fue lo único que se me ocurrió para que la canción pudiera rimar.

Subiría una foto del Crío, pero este es MI blog y vosotros, como mis lectores que sois, estáis aquí para decir lo guapo que soy YO, no él. Que en ojos no puede competir conmigo, porque de toda la vida se sabe que los ojos verdes son mucho más bonitos que los azules, ¡dónde va a parar! Y ya, los más feos, son los amarillos, como los de mi hermanita Grace; aún por detrás de los marrones de mi madre. Que ella dice que los tiene color miel y que en verano se le vuelven verdes, y no. Su triste realidad es que sólo le destacan porque son grandes, que sino…

Para terminar, voy a compartir con vosotros una anécdota del Crío. Como cada vez que me ve le hablo, ahora piensa que todos los animales lo hacen y, en resumidas cuentas, lo he perturbado. La consecuencia es que cada vez que ve un gato o un perro pregunta: “¿Habla? ¿Tiene manos?”. A mi madre le hace tanta gracia que se pasa el día repitiendo la frasecita.

En fin, que este crío no me va a quitar protagonismo… ¡pero qué guapo es!

Seguir leyendo
09ene 14

MARÍA LA SOLTERONA

María paseando a lomos de su plato favorito

María paseando a lomos de su plato favorito

Lectores y lectoras, hoy os voy a hablar de este singular personaje segoviano.

Os preguntaréis, ¿este gato entra aquí para contar su vida? Y también, pero en esta ocasión el motivo es bien distinto. María “la Solterona” es veterinaria y además acaba de encontrar trabajo en esta España mía, esta España nuestra, dónde tantos estragos está haciendo el desempleo.

Yo pensaba que se tocaba la barriga en el reservado de la clínica y, sin embargo, mi madre me ha sorprendido gratamente al contarme que ya ha salvado a muchos animales. Entre ellos, a un perro precioso de morir desangrado, e incluso el otro día le curó una herida a una gata que se hizo un bonito siete debajo de la axila.

Así que a ver si la mantienen un año en el puesto -confiemos- para que luego pueda cobrar paro y, de paso -y sólo de paso-, pueda ahorrar para al fin casarse.

Y es que María tiene un problema. Cuando estudió Veterinaria en León, de picos pardos conoció a un lugariego al que se le iba a pasar el arroz en cualquier momento. Se enamoraron, pero el mozo no le pidió matrimonio y como ella no tenía trabajo, cuando terminó la carrera tuvo que volver a la tierra del cochinillo. Yo siempre le digo que lo deje, porque si no le pide la mano y le ofrece mantenerla no es un hombre de verdad, y así le están pasando los años. Que puede hacer lo que quiera, pero cuando le pase como a una conocida mía que por esperar al novio se quedó para vestir santos, a mí que no me venga llorando.

Así que os la ofrezco para cualquier trabajo en caso de que la despidan, que con lo novata que es no me extrañaría. Todo con tal de que se case, que ya no está para bromas. También es muy apañada esterilizando gatas, que les pone unas mallas muy apañadas con sutura casi imperceptible, mucho más modernas -según ella, fíate tú- que la que le hicieron a mi hermanita Perfidita.

Para más INRI, es tía segunda por parte de madre de Umpa Lumpa, mi archienemigo, y la primera veterinaria del mundo mundial especializada en la infrasalud de ese tipo de seres.

No es que le tenga mucho aprecio, lo que pasa es que hay que ser solidario y entre que es amiga de mi madre y que yo con tal de que se case bailo una sardana… ¡A ver si alguien se apiada!

Chocada de patas limpias.

¡Y feliz 2014!

Seguir leyendo
18oct 13

Éramos pocos y parió la abuela

Como lo leéis, lectores y lectoras: somos uno más en casa.

Grace fue encontrada por una señora que no se la podía quedar y la iba a volver a dejar, enfermita y todo, en la calle. ¡Allí entró en escena mi propia madre! Y Grace se vino a casa.

No está adoptada, sino en acogida porque somos más que en la tribu de los Brady; pero si no apareciera una familia responsable para ella, Grace se quedaría con nosotros.

Grace antes de llegar a casa

Grace antes de llegar a casa

 

Perdifita y yo nos lo hemos tomado bastante bien. Yo soy un gran protector de la infancia, pero ella es muy particular. La última vez que tuvimos gatos de acogida, les jispiaba como si no existiera un mañana. Sin embargo, ha madurado y esta vez está tan encantada como yo con Grace.

Como está en tratamiento, Grace tiene que tomar jarabe y recibir gotas varias veces al día. Ya la desparasitaron y debió de hacer efecto, porque hoy en el popó tenía unas horribles lombrices con aspecto de angulas que mucha pinta de vivas no tenían.

Ahora lo importante es que se recupere pronto, porque en su estado no se puede ir a ninguna casa.

Lo único que no me gusta es que ella come paté y mousse y nosotros pienso para gatos esterilizados, lo cual me indigna bastante. ¡Hasta Ramón le quiere robar la comida!

Duerme un montón y Mamita la mete con ella en la cama. Grace es muy agradecida y se le echa encima. La quiere mucho, porque a la señora que la recogió no la dejaba apenas tocarla ni quería comer lo que le daba. Pero mi madre tiene algo especial para los animales, todos la queremos y los gatos aún más.

Os preguntaréis, ¿y porqué ese nombre? Mi madre se estaba debatiendo entre Amanda, Alejandra e Irene, pero de pronto se acordó de Gréis, alias la Malaúva, que es la gata de su amiga Irene. Irenota se la robó a un vecino hace años y es más conocida por su sobrenombre: la Malaúva. Grace no tiene mala uva, pero se ve que Mamita le quería dar carácter. La grafía se debe a que así es como el nombre de Grace Kelly, uno de los iconos favoritos de mi progenitora junto con María Callas y Eva Perón. ¡Que en esta casa somos todos finísimos!

Chocada de patas.

 

Seguir leyendo
09sep 13

El monotema

fernymini

Mi madre me tiene todo el día en la boca.

Me compone canciones.

Me ha creado un Facebook.

Un Club de Fans.

Desayuna todos los días en una taza con mi foto.

Cuando coges su móvil o su carpeta de imágenes en mi PC, lo único que encuentras son unas cuantas fotos románticas suyas con mi padre y miles de mi persona/angora.

Celebra mi cumpleaños, me compra una tarta con mi nombre, el día del suyo sopla las velas conmigo en brazos.

Creo que soy su primer pensamiento cuando se levanta y el último cuando se acuesta.

Yo no sé si todas las madres de angoras turcos y de gatos en general actúan así, pero lo de la mía es un punto medio entre obsesión y locura.

El otro día salió con mi padre y se dieron la vuelta para volver a verme. Ahí fue cuando cayeron en la cuenta de la pedazo de marca de pintalabios que me había dejado previamente en una de mis blancas mejillas.

Si está en la calle y me ve en la ventana, me llama a voces como si llevara sin verme siglos.

Me peina unas cinco veces al día mientras tararea una de sus composiciones hacia mi persona/angora, comentando a la par el hijo tan guapo que tiene y lo que me quiere.

Lo cierto es que me merezco esto y más, pero estoy levantando unas envidias entre todos los gatos y humanos que conozco la mar de increíbles.

Ahora Irene, la madre de Umpa Lumpa, también asegura que su progenitora y abuela de dicho minino se dirige a él con el mismo nombre. Hay que ver con el gato del Parlamento Andaluz, siempre está esperando a que yo haga algo para ir él detrás y copiarme. ¡Qué original! ¿También se va a comprar una hamaca de leopardo? Por cierto, hace unos días me ha emulado hasta en cumplir tres años y cuando le llegue su regalo… cuando le llegue su regalo… ¡a lo mejor supera al que le hice las últimas Navidades!

Chocada de patas.

Seguir leyendo