Mis mascotas

abril, 2013

24abr 13

Esterilización femenina, necesaria y muy cansina

La convalecencia

La convalecencia

El inevitable momento llegó y mi hermanita Perfidita fue esterilizada. Ella no quería, pero eso poco importó porque Mamita abrió el transportín, invitándola a entrar y el jueves 18 la llevó a ver a nuestro vete.

Por la tarde volvió, provista de collar isabelino, algo sedada todavía y con una cicatriz de pirata patapalo. No estaba muy contenta, porque entre sus planes estaba el formar una familia con Umpa Lumpa, pero el gato propone y el humano dispone, así que, como dice el anuncio de la tele: “si Umpa Lumpa y Perfidita no pueden tener hijos, los adoptarán”.

En nuestro círculo gatuno, sólo faltaba ella en pasar por el quirófano, porque Umpa, Carlitos, Forlán, Aayla, Sambita, Galia, Malaúva… ¡todos!, ya hemos vivido la experiencia. Y la verdad, es que uno se siente luego de vicio, porque ni se pasa mal por los celos, ni se es tan propenso a tumores.

El lunes le quitarán los puntos y con lo presumida que es, lo único que le preocupa es que no le quede cicatriz. El vete le dice que como tiene antepasados angora turcos, los pelos semilargos de la tripa le disimularán cualquier imperfección, pero con lo coqueta que es mi hermanita me temo que no le convence ese argumento.

Es cierto que la esterilización de los machos es mucho más sencilla. Yo a los cinco días de mi intervención ya estaba perfecto, pero la pobre aún sigue con el isabelino porque si se lo quitas va directa a lavarse la tripa. Mi madre a veces se compadece de ella, pero no le puede quitar el ojo porque enseguida saca la lengua, así que tiene que andar con mil ojos durante el ratito en que la deja sin isabelino.

Verla así nos da mucha pena. Durante la intervención Mamita estaba muy decaída, sintiéndose mal, aunque ella sabe muy bien que es lo mejor, pero nosotros somos sus hijos y no puede evitar sufrir por cualquier cosa que nos pase, aunque sea para nuestro beneficio.

Si la gente se concientiza y hace con sus gatos lo mismo que mi madre y que los padres del resto de gatos de mi pandilla, se reducirá la súperpoblación felina, desaparecerán las camadas indeseadas y por fin dejaremos de ver a gatitos heridos y desvalidos vagando a su suerte. Aunque vuestro gato no salga de casa, es un beneficio para él. ¡Esteriliza!

Chocada de patas.

 

 

Seguir leyendo
11abr 13

Angora turco premiado y en el teatro incursionado

En mis momentos de intelectual, que son todos

En mis momentos de intelectual, que son todos

Las madres de los blogs están que tiran la casa por la ventana. Amagic Mother, una amiga de Mamita, me ha concedido Premio Gato:

Premio Gato

Premio Gato

Como penitencia, debo responder a unas sencillas preguntas sobre mí:

Edad: 2 años y 9 meses

Horóscopo: Cáncer

¿Dulce o salado?: El salmón está salado…

¿Hobby?: Dormir, bloguear, chinchar a mis enemigos, jugar con mi hermanita, estar con mi madre.

¿Qué te inspiró para hacer el blog?: Saber que si gatos como Umpa Lumpa o Carlitos tenían blogs propios, un angora turco como yo, que estoy a una distancia descomunal de ese par, desentonaba posteando sólo de vez en cuando en el blog de mi madre. Eso me hizo entender que ya necesitaba mi propio espacio para brillar con luz propia.

¿Eres un profesional del mundo del maquillaje o de la moda? Como crítico sí, pero yo soy de la creencia de que menos es más. Prefiero lucir natural y no me gusta ir muy vestido, como mucho a veces llevo algún collar.

¿Tienes canal de Youtube? Sí, éste: http://www.youtube.com/user/OpinionesIncorrectas?feature=mhee

¿Tu canal favorito de Youtube o blog de maquillaje y nail art? No me interesan esas disciplinas, soy más de temas gatunos y animalísticos.

Tu perfume favorito: Todo el que huela a fresa.

Un básico de maquillaje sin el que no podrías salir: Yo no puedo salir porque soy un gato de casa.

(http://amagicmother.blogspot.com.es/2013/04/premios-31-32-y-33.html)

¡Pero ésto no es todo! Mi Álter Ego, otra madre de los blogs, ha escrito una obra de teatro en la que participo. Aquí os la dejo:

Jorge Javier Vázquez- Tenemos hoy en el plató de Sálvame al famoso Umpa Lumpa, que ha salido últimamente a la palestra realizando duras acusaciones contra Ferny en lo que parece ser un terrible caso de acoso. Buenas noches, Umpa Lumpa.
Umpa Lumpa- Pues sí, Jorge Javier. Es muy duro para mí tener que admitir esto. Al principio todo empezó como un juego inocente pero últimamente estoy siendo víctima de un acoso y derribo constante que ya no hay cuerpo que lo resista.
Jorge Javier Vázquez- ¿En qué consiste exactamente el acoso?
Umpa Lumpa- Básicamente, en desprestigiarme frente a mis fans haciendo ver que soy un gato callejero, sin raza y sin ningún tipo de clase. Pues te voy a decir una cosa: A lo mejor yo no soy un angora turco y lo mismo no vengo de alta cuna pero la clase se demuestra, y andar desprestigiando al resto de felinos no habla bien de ti. Clasista, que eres un clasista. (Aplausos enfervorizados del público).
Jorge Javier Vázquez- Para arrojar algo de luz sobre este tema, contamos también con la presencia del propio Ferny y de testigos presenciales de los hechos. Buenas noches a todos. Ferny, ¿qué sucede exactamente?
Ferny- Toro lo que puera desir este gato mugroso es una falasia. Yo sólo hago ver verdades como puños. Es sierto que vengo de alta cuna y si a él no le gusta es porque es un envirioso. Ya le gustaría tener un rabo tan peludo como el mío.
Galia- Di que sí, Ferny. Machácale bien machacado, que me tiene harta. A ver si deja de venir una temporada a la casita de la Sierra, que siempre viene a romper mi rutina y a hacerme la vida imposible.
Carlitos- Galia, tú no te metas, que no tienes ni idea de lo que es tener que soportar el olor a pies de Ferny. Que será de muy alta cuna pero hay que ver cómo le cantan los pinreles.
Perfidita- ¡¡¡Con mi hermanito no te metas!!! No es cierto que le huelan los pies. Él es muy limpito, sí. Lo quiero mucho, sí.
Ferny- Grasias, hermanita pero no re bajes a su nivel. Ellos no saben lo que es ser gatos finos como nosotros.
Umpa Lumpa- No, si desde luego, Dios los cría y ellos se juntan. Y ve a un logopeda de una buena vez, que no se te entiende nada.
Ferny- ¡¡¡Re voy a meter un sarpaso que re va a faltar sielo para dar vueltas!!!
Perfidita- Yo te ayudo, sí.
Galia- Esperadme, que voy.
Carlitos- ¡¡¡Te huelen los pies!!!
Ferny- ¿A que rú rambién cobras?
Jorge Javier Vázquez- A ver, haya paz, que esto se os está yendo de las zarpas. Forlán, ¿tú qué opinas al respecto?
Forlán- ¿Eh? ¿Qué? Ah, no sé. Me había dormido…
Como veis, ya he hecho mis primeros pinitos en el teatro. Soy periodista, escritor, actor… ¡todo un talento! Cualquier día me dan un Príncipe de Asturias o un Nobel.
Chocada de patas.
Seguir leyendo
09abr 13

Con ladronas en celo yo me tiro de los pelos

perfi9abril2013

Señores y señoras, lectores y lectoras, aquí va una nueva entrada hablando de mi hermanita.

Como algunos sabéis, otros no porque yo no lo he contado en este blog, mi abuela lleva puesto un marcapasos que va a pilas que se cambian cada seis años aproximadamente. Es una mujer mayor de 65 años nada menos -yo no conozco a ningún angora turco de tan avanzada edad- y como tal toma pastillas para el corazón.

En la mesa del salón tenemos una bandeja donde podemos ver crema de manos, limas y los medicamentos de mi abuelita.

El otro día, llegó de la farmacia y depositó la bolsita con sus pastillas en la bandeja y cuando fue a por ellas, se encontró el sitio. No era muy difícil averiguar quien había sido, porque Perfidita sólo tiene que ver una bolsa o un muñeco para llevárselo en la boca. Lo peor es que no pudimos encontrar dónde había dejado su botín. No quedó en casa un solo lugar en el que mirar, pero nadie pudo localizar la bolsa ni las pastillas.

A la mañana siguiente, mi pobre abuela tuvo que volver al médico a que se las recetara de nuevo, explicándole que en casa vive una gata robona de un año de edad, y fue otra vez a buscarlas a la farmacia.

La diferencia es que ahora mi abuela ha espabilado y es más astuta. Ha metido todos sus medicamentos dentro de una fundita amarilla de plástico duro y por mucho que pretenda Perfidita, no va a poder perpetrar un nuevo robo.

Ahora está de nuevo en celo, se mueve sugerente y hace maulliditos, pero yo no le hago ni caso. En casa dicen que a ellos no les molesta, ¡pero a mí sí! La tengo que aguantar, dormir con ella, jugar juntos… ¡a ver si la esterilizan de una vez para que no se ponga tan pesada! Con la cosa de que no sale y de que sus celos son casi imperceptibles, aquí no hay ningún valiente que le eche mano y se la lleve a nuestro vete de confianza -que es el mejor del mundo mundial- para que, al igual que a mí me quitó la carrera de padre, a ella la deje más vacía que el cerebro de Umpa Lumpa.

Chocada de patas.

Seguir leyendo