Mis mascotas

diciembre, 2014

22dic 14

Unos nacemos con estrella y otros nacen estrellados

Lectores y lectoras, seguro que estáis esperando que os desee una maravillosa noche de paz, noche de amor (ha nacido el Niño Dios), ¡pero no!

He venido a comunicaros que hoy me va a tocar el Gordo (y no hablo de mi amigo Carlitos), por lo que os voy a describir mis planes a desarrollar a continuación:

-Comprarme un jamón ibérico Joselito

-Otro 5 Jotas

- Y otro de Julián Martín

-Hidratarme el rabo en una peluquería céntrica para ostentar ante el resto de mis conciudadanos

-Conquistar el mundo

Ese es mi orden de prioridades. ¿Qué os ha parecido?

Mi madre tiene clase de preparación al parto de 10 a 11:30 y si alguno de mis números cae a esa hora, la llamaré en vivo y en directo. De ahí se va al súper, pues a mí no me va a dar en Nochebuena ni pescado ni marisco congelados, así que le va a tocar hacer cola. Yo me río por lo bajo, porque los precios en estos días son prohibitivos y va a salir de la pescadería con la cartera llena de telarañas.

Por suerte, en esta familia estoy yo, que tengo todo el tiempo del mundo y puedo pasarme horas delante de la tele con los décimos de todos para darme a la fuga con su dinero  comprobar si están o no premiados.

¿Y qué harán mis amigos en estas fiestas?

*El gordo de Carlitos, cenará con sus padres, tíos y prima. Son una familia pequeña, aunque ahora están llenando su vacío existencial con más gatos. Después de adoptar hace un año a Renato, un siamés desdentado y quinceañero que abandonó algún desaprensivo en una colonia de Badajoz, han aumentado la familia con Pulguerín, la gata de su difunta vecina Carmen.

luisacats1

Carlitos, Renato y Pulguerín

*María la Solterona, mi veterinaria amiga y autora de la excelente sutura que luce mi hermanita Grace, no tiene vacaciones de Navidad. Por ello, cuando el miércoles termine su jornada en el Albergue Provincial de Cuenca, cogerá el coche con su novio -Poti-Poti- y se irán volando con las orejas hasta Segovia. Son tan oportunos que llegarán a puntito para cenar, sin tiempo ni para ayudar a poner la mesa. Cuando se llenen la panza el 25, se volverán a Cuenca con las mismas.

mls2

María la Solterona y Olivia

*En cuanto a Umpa Lumpa, mi cuñado dos veces y peor enemigo, se quedará en la ciudad que alberga el Parlamento Andaluz, lugar donde asegura haber nacido. Su tutora legal tiene el examen del MIR el 31 de enero y no está para andar viajando a celebrar nada con la familia. Que a sus padres no les preocupa, porque se juntan 25 en Nochebuena y 34 en Navidad, pero el pobre Umpitillis pasará la noche aburrido como una mona, esperando en vano la llegada de Papá Noel.

umpasofa1

Umpa Lumpa levantando el país

Y, por supuesto, a ninguno de ellos le tocará el Gordo, porque ese premio es del angora turco que escribe.

Seguir leyendo
06dic 14

Angora navideño rememora su mejor momento

 

Un nuevo año se termina y estoy a punto de vivir mis quintas Navidades, que se dice pronto.

¿Cuál ha sido el momento más especial del año con mi madre? Aquí no hay duda que valga. El día que salté de emoción fue cuando me enteré de que iba a tener un hermano humano. ¡Un niño en casa! El próximo 15 de febrero, Mamita saldrá de cuentas y podré compartir minicuna con alguien diferente a mis hermanitas Perfidita y Grace. También tengo planeado ocupar su hamaca, columpio, cuna, parque de juegos y todas las parafernalias y necesidades creadas por las marcas que tienen hoy los bebés. ¡Si total, no se enteran de nada! Pero yo sí… [Insertar aquí sonrisa malévola] Os adjunto la imagen navideña que me he tomado con mi madre para felicitaros las fiestas. ¿A que estamos guapos?

fernynavidad24

Este año decidí vestirme de Papá Noel y la verdad es que no puedo estar más favorecido. Está mal que lo diga, ¡pero soy un muñeco!

fernynavidad5

Como sabéis, yo soy un gato con mucha suerte desde aquel lejano mes de julio de 2010 en que me sacaron de una lejana basura. Como lo que quiero, vivo en una casa con calefacción, juego con mis hermanitas, blogueo, tengo un montón de amigos… pero hay un gran número de animales domésticos que no tienen esa suerte.

De los 200.000 animales que se abandonan cada año en España, un alto porcentaje procede de regalos navideños. Por favor, no nos regaléis como si fuésemos perfume, calcetines o un bolso. Es más, regalad eso: perfumes, calcetines, bolsos… pero no seres vivos. Y aún menos a alguien que no se lo espera y que no tiene la menor intención de afrontar tal responsabilidad. Al principio, los cachorritos gustamos mucho porque somos monísimos y a 6 de enero nadie nos abandonaría ni de broma, pero a 20 del mismo mes ya se puede encontrar en perreras y albergues una amplia variedad de razas de todo tipo.

La gente trata de lavar su conciencia con frases estilo “bueno, enseguida lo adoptan”, “si allí están muy bien”, “si no se entera”. Pero no es así. En las perreras se adopta una ínfima parte y sacrifican todos los meses y en los albergues existen muchas carencias, aportando a menudo los propios voluntarios dinero de su bolsillo. Eso en el mejor de los casos, porque cuando dejas a un animal en la calle, se muere de hambre, lo atropellan o cae en las manos de algún indeseable que lo ultima de la peor manera.

Y digo yo, ¿qué se piensa la gente? ¿Que los perritos no se comen las patas de mesas y sillas ni destrozan zapatillas porque les duelen los dientes? ¿Que no se hacen pis y caca por casa hasta que aprenden? ¿Y de los gatos? ¿Que no nos afilamos las uñas en sofás y alfombras? Yo mismo lo hice mil veces. Y de verdad, el que pretenda que su mascota actúe como un peluche, lo que debe hacer es comprarse un peluche.

Espero que haya quedado claro, porque ahora debo ir a escoger un regalo navideño para mi hermanito. Que sí, que aún no ha nacido, ¡pero me hace tanta ilusión…!

Seguir leyendo