Mis mascotas

03mar 13

La leche es un mito para gatos y gatitos

latinking_300_400

Tengo una debilidad, lo confieso: me encanta la leche.

Mamita se desespera cada vez que me abalanzo para degustar la que alguien se sirve en una taza, porque no me permite tomarla. Cuando vivíamos en Santo Domingo, yo ni la probaba, pero ya en España, ¡había quien me la daba a escondidas!

Un día, mi madre se enteró y, para mi infortunio, prohibió terminantemente que nadie me volviera a dar leche. ¡Mi gozo en un pozo!

¿El motivo? La leche es mala para gatos y perros. Ese falso mito de que a los gatos hay que darles leche es, por mucho que me pese… ¡pues éso, mentira!

La lactosa es un sisacárido propio de la leche que ni yo, ni ninguno de vuestros amigos peludos puede tolerar, porque no poseemos las enzimas idóneas para desdoblarlo. A algunas personas también les ocurre y por ello son intolerantes a la lactosa. Como no podemos digerir la leche, nos fermenta en el estómago, provocándonos diarreas. ¿A que no queréis que ésto les ocurra a vuestros animales?

Por suerte, algunos fabricantes de estos que inventan de todo, han tenido consideración por los gatos que nos pirramos por la leche y en los súpermercados podemos encontrar una leche especial para gatos que no está mal de precio. Mamita me la compra de vez en cuando y la verdad es que me gusta.

Así que si no tienes esta leche adecuada en casa, lo mejor es que le des a tus gatos únicamente agua fresca y no cometas la diablura de servirle de la tuya. Que rica está un rato, pero las consecuencias no son nada agradables.

Sino, fijáos en los típicos gatitos de los pueblos, con diarrea perpetua y vientres enormes por culpa de  alimentarse con leche de vaca. Es una imagen muy habitual.

Los gatos no necesitamos leche para nuestro desarrollo. La de nuestra madre mientras mamamos, pero nada más.

La leche desequilibra la correcta alimentación de un gato que recibe su ración adecuada respecto a sus necesidades.

Con los gatos bebés el tema se complica, pues su sistema digestivo está aún muy tiernito y las consecuencias pueden ser mucho peores.

Chocada de patas.

Etiquetas:

5 comentarios

  1. Ferny… cada día te superas ¿Eh? Vas de entendido de todo… estás hecho un sabio en el mundillo de los felinos simplones…

    ¿Dónde compra tu madre esa leche especial? Porque yo hace tiempo que no la veo…

    De pequeña cometí esos errores de darles leche a los gatos de la calle… Y no señor, no se puede. Aún así, en casos extremos, lo que se puede hacer es dar leche desnatada y aguada. Pero si se puede: EVITARLO siempre. Comprar 3 kilos de pienso, sale más barato que echar leche, y el agua se puede considerar gratis =)

    Responder
    • fernyturkishangora

      En cualquier supermercado tienes de la marca W y en el M la de la marca propia, que yo no nombro marcas si no me pagan un porcentaje jijiji
      Chocada de patas

      Responder
  2. Es verdad Ferny , hubo un tiempo en que le daba leche a mis gatos hasta que me dijeron que era mala , y es que hasta en los dibujos salían los gatos bebiendo leche súper contentos!

    Responder
  3. maullante

    Yo al mío le doy leche sin lactosa y ya está. De todos modos le doy muy poca cantidad.
    A mí me hace gracia cómo suena cuando le da sorbitos ahí con la lengüecita XD

    Responder

Deja un comentario

*