Mis mascotas

13
ago 13

Angora en verano es algo inhumano

Ser gato de angora y vivir el verano son términos incompatibles. Para que nos entendamos, el agua y el aceite no se pueden mezclar, ¿no? Pues con esto pasa lo mismo.   Menudos mesecitos de calor que llevo… ¡he llegado incluso a dormir en el suelo del baño, estirado como una alfombra! Ahora parece que está bajando un poco el calor y aprovecho para volver a mi cunita con mi hermanita Perfidita, pero tampoco es la gran cosa.   Os preguntaréis por qué monto este show habiendo nacido en el Caribe… ¡Pues porque reniego, yo soy asturiano! ¡Y en Asturias hace frío y llueve! ¿O creéis que los prados verdes son así porque los pintamos? Yo soy un chicarrón del norte y me gusta tener que abrazar a Perfidita para darnos calorcito, no despatarrarme en las baldosas, ¡que no son sitio para un gato de mi categoría!   Otra desventaja […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
29
jun 13

El colmo de Phi

Phillipe es mi primo y mi mejor amigo. Ahora caigo en la cuenta de que no os he hablado de él y, la verdad, es que no sé por qué. Phillipe nació en San Cristóbal, República Dominicana, hace siete años y medio. Fue mi primer amigo y el mejor, aunque no el primer animal que conocí. Lo que pasa es que los anteriores no me entraron por el ojo y casi termino con ellos a zarpazos. Phi es un lhasa apso y tiene mis mismos colores, blanco y marrón. Sus aficiones son creerse humano, recibir mimos, jugar con huesos para perros y con muñecos en general e ir de excursión al bosque. Al contrario que Ramón, mi perro, no es celoso ni envidioso ni tampoco se lleva mal con el resto de perros machos. Ha viajado en motoconcho, vivido en Bélgica y Holanda y lucido diferentes modelos de ropa para […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
12
jun 13

¡Solo en casa!

Lectoras y lectores, en realidad el título de esta entrada no corresponde completamente a la realidad, porque Perfidita y yo nos encontramos bajo el cuidado de nuestra abuela. Mamita se ha ido a recorrer el mundo por motivos que no vienen al caso y sé que nos está echando de menos -especialmente a mí- como si llevara un año sin vernos. Ella me preguntó antes de partir: -Ferny, ¿quieres volver a tus orígenes? -¡No! ¡Yo soy español! ¡Asturiano! Donde estén los frixuelos, el arroz con leche, la fabada y la sidra que se quite todo lo demás. -Bueno, como quieras… Y así me he quedado en casa. A Perfidita ni siquiera se lo preguntó, aunque ella ni se inmuta sea llevada a dónde sea llevada. Lo único que no le gusta es ir en coche, porque el ruido del motor le da miedo y empieza a maullar con esa voz […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
29
may 13

Más empujones y menos vacaciones

He descubierto que tengo una nueva afición: tirar a Perfidita por la ventana. Cada vez que se asoma al sol, le meto un empujón y se cae mientras pone una cara de velocidad que hace que me parta y me tronche. Antes de que nadie se escandalice, puntualizo que vivimos en una planta baja y que tenemos jardín, por lo que Perfidita siempre amortiza. Un par de veces, mi abuela presenció la acción y salió corriendo despavorida a buscarla. Por ello, he aprendido a empujar a Perfidita con más disimulo, cerciorándome de que no hubiera testigos. Ahora, mi madre la echa en falta y al asomarse, ve un bulto blanco entre claveles y geranios. Cada vez que es rescatada, Perfidita miaga con voz de gata victimista, para que se sepa bien que está harta de mis embestidas. Menuda gata más mimosa, en vez de tomárselo con buen humor y aprovechar […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
12
may 13

Adiós a Pimpón aunque nos duela un montón

Pimpón ha muerto, palmado, estirado la pata. Y ahora, lectores y lectoras, os preguntareis: ¿quién es Pimpón? Pimpón era mi tortugo. Según mi madre tenía trece años, pero Cris, la amiga que se lo regaló, asegura que contaba con nada menos que quince. Y éso para una tortuga de esas que compráis por ahí y se os mueren a las dos semanas es un gran triunfo. Pero es que mi madre es muy buena madre y ese bicho vivía a cuerpo de rey. No era un tortugo normal. Cuando lo soltábamos, que era casi siempre, se pateaba la casa entera en cinco minutos. El que diga que las tortugas son lentas es porque no conoció a Pimpón. Tenía una boca como un buzón de correos. Por el invierno hibernaba y en verano comía como si no fuera a haber mañana. Cuando Perfidita era pequeña, lo perseguía y se subía encima […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
04
may 13

Quien con cobayas duerme apestando se levanta

Lectores y lectoras, al fin ha llegado el momento de hablaros sobre Rhadamés. Rhada es mi cobaya, tiene dos años y hace uno que lo adoptamos. Llegó desde Madrid, víctima de un desahucio. Tristemente, el resto de sus compañeros terminaron en manos de criadores, pero a él lo salvamos y desde esa fecha mora en mi domicilio. Se trata de una mezcla entre rata y conejo con costumbres tan extrañas como ponerse a hablar solo a voces día sí y día también a las 4 am. Si le cepillas las melenas, no duda en chillar como si lo estuvieras torturando, que miedo nos da que cualquier día los vecinos llamen a la policía por su culpa, por su culpa y por su gran culpa. Resulta que el otro día mi abuela tuvo a bien cogerme en brazos, exclamando a continuación: “¡Hay que ver lo mal que huele este gato! Ferny, […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
24
abr 13

Esterilización femenina, necesaria y muy cansina

El inevitable momento llegó y mi hermanita Perfidita fue esterilizada. Ella no quería, pero eso poco importó porque Mamita abrió el transportín, invitándola a entrar y el jueves 18 la llevó a ver a nuestro vete. Por la tarde volvió, provista de collar isabelino, algo sedada todavía y con una cicatriz de pirata patapalo. No estaba muy contenta, porque entre sus planes estaba el formar una familia con Umpa Lumpa, pero el gato propone y el humano dispone, así que, como dice el anuncio de la tele: “si Umpa Lumpa y Perfidita no pueden tener hijos, los adoptarán”. En nuestro círculo gatuno, sólo faltaba ella en pasar por el quirófano, porque Umpa, Carlitos, Forlán, Aayla, Sambita, Galia, Malaúva… ¡todos!, ya hemos vivido la experiencia. Y la verdad, es que uno se siente luego de vicio, porque ni se pasa mal por los celos, ni se es tan propenso a tumores. […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
11
abr 13

Angora turco premiado y en el teatro incursionado

Las madres de los blogs están que tiran la casa por la ventana. Amagic Mother, una amiga de Mamita, me ha concedido Premio Gato: Como penitencia, debo responder a unas sencillas preguntas sobre mí: Edad: 2 años y 9 meses Horóscopo: Cáncer ¿Dulce o salado?: El salmón está salado… ¿Hobby?: Dormir, bloguear, chinchar a mis enemigos, jugar con mi hermanita, estar con mi madre. ¿Qué te inspiró para hacer el blog?: Saber que si gatos como Umpa Lumpa o Carlitos tenían blogs propios, un angora turco como yo, que estoy a una distancia descomunal de ese par, desentonaba posteando sólo de vez en cuando en el blog de mi madre. Eso me hizo entender que ya necesitaba mi propio espacio para brillar con luz propia. ¿Eres un profesional del mundo del maquillaje o de la moda? Como crítico sí, pero yo soy de la creencia de que menos es más. […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
09
abr 13

Con ladronas en celo yo me tiro de los pelos

Señores y señoras, lectores y lectoras, aquí va una nueva entrada hablando de mi hermanita. Como algunos sabéis, otros no porque yo no lo he contado en este blog, mi abuela lleva puesto un marcapasos que va a pilas que se cambian cada seis años aproximadamente. Es una mujer mayor de 65 años nada menos -yo no conozco a ningún angora turco de tan avanzada edad- y como tal toma pastillas para el corazón. En la mesa del salón tenemos una bandeja donde podemos ver crema de manos, limas y los medicamentos de mi abuelita. El otro día, llegó de la farmacia y depositó la bolsita con sus pastillas en la bandeja y cuando fue a por ellas, se encontró el sitio. No era muy difícil averiguar quien había sido, porque Perfidita sólo tiene que ver una bolsa o un muñeco para llevárselo en la boca. Lo peor es que […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo
29
mar 13

Vivir con un perro es terminar como un cencerro

Lectores y lectoras, vengo a presentaros a Ramón. ¿Cómo es el perro de un angora turco? Pues ahora os lo cuento. Cuando me vine a vivir a España y aterricé en mi casa, él ya estaba aquí. Concretamente, este verano cumplirá 7 años, aunque no sabemos el día ni el lugar porque fue encontrado en una sucia esquina siendo un cachorro. Es marrón, con cara de zorro mezclado con rata, nariz de payaso, las patas torcidas y una cola agresiva que no va con el resto de su cuerpo. ¡Parece un puzzle! No le gustamos mucho los gatos, más bien le fastidia nuestra presencia. Nos ignoramos mutuamente, pero si por casualidad al pegar un salto nos aproximamos a él, Ramón se pone a gruñir como un perro difícil. Es un mimoso y un llorón. Si las cosas no salen como él quiere, se empieza a quejar y cualquier día bajarán […]

por Turkish Angora World
Seguir leyendo