Seguridad en el coche

¿Sabes cuál es la manera más segura de transportar a tu peludo en el coche? Despejamos tus dudas

Comenzamos analizando las diferentes formas en las que los perros son transportados en coche. Son datos de la DGT por lo que debemos tener en cuenta nuestra seguridad y la del perro y, por supuesto, la normativa.adorable-1850465_1920_opt

  1. ANIMAL SUELTO: El peor escenario posible es el perro tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor. El animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor si hubiera un accidente. Los dos sufrirían lesiones muy graves, incluso mortales.
  2. ARNÉS DE UN SOLO ENGANCHE: El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales.
  3. ARNÉS CON DOS ENGANCHES: El arnés evita el desplazamiento hacia delante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos -con consecuencias que serían muy graves-, deberán tener un sistema de unión corto.
  4. TRANSPORTÍN SUJETO CON EL CINTURÓN DE SEGURIDAD: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  5. TRANSPORTÍN COLOCADO EN EL SUELO DEL VEHÍCULO: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la enegía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves.
  6. TRANSPORTÍN EN EL MALETERO: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. No se puede excluir la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones.
  7. REJILLA DIVISORIA: Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. Lo mejor es combinar el transportín con la rejilla divisoria.

 

Conclusiones, las mejores opciones son siempre las que incluyen transportín. Puede colocarse en el suelo del coche si es pequeño y evitaremos que el animal se mueva en caso de accidente o en el maletero. Si optas por colocarlo en el maletero, para una mayor comodidad de los pasajeros o porque tu peludo es más grande y no cabe en el suelo del coche, la DGT nos recomienda utilizar, una rejilla divisoria que divida el maletero y el resto del coche. Así lograrás que tu peludo esté lo más seguro posible y evitarás distracciones del conductor.

Ya sabes que en Un blog de peludos nos encantan los detalles y te proponemos uno: pon una pegatina de “Perro a bordo” en tu coche para que el resto de vehículos sepan que vas acompañado de tu peludo. Puedes encontrarlas en www.perroabordo.com y elegir la que más se parezca a tu perro. Cuando llegue a tu casa, no podrás esperar para pegarla en el coche. Son muy originales y divertidas y servirá para avisar de que viajas con tu perro.

19029252_1331187906950150_7751318147438736626_n_opt 16179494_694521377375403_4900425869294890083_o

Nos vemos en Facebook, no te pierdas nuestros sorteos y publicaciones.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*