Mis mascotas

20mar 13

¿Tu gato padece el “Síndrome de Garfield”?

 

¡Buenas! Otra semana más y aquí andamos. Ninguna es como la anterior ni como la que viene (semana santa). Por lo que te diré una cosilla: vive el presente, porque el mañana llegará o no, en función de lo que hagas hoy ;)

Y bien, ¿no crees que ya tocará que escriba sobre nuestr@s  querid@s gat@s? :)

max03-Re

Pues allá voy, ¿sabías que el 30% de los mininos españoles padecen obesidad? Aunque parezca increíble, así es.

Más allá de cuestiones estéticas, que al fin y al cabo no son importantes, esto constituye un problema de salud para nuestras mascotas.

CAUSAS:

La principal, no es otra que ingerir más calorías de las consumidas (lo mismo que nos ocurre a nosotr@s). Much@s llevan una vida muy sedentaria y casi no realizan ejercicio. Si a esto le sumamos que comen en exceso, nuestro gat@ tiene todas las papeletas para sufrir sobrepeso. Otras posibles causas son la castración (no por cambios hormonales, sino por pérdida de actividad física) o la edad.

CONSECUENCIAS:

Creo que casi sobra decir que reduce su esperanza de vida y la calidad de ésta. Puede derivar en problemas articulares, respiratorios, cardíacos, diabetes…

No permitas que tu felino sufra ninguna de estas u otras complicaciones. Y ahora te preguntarás… ¿cómo evitarlo?

 PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN:

Empezaré con un dicho muy certero: siempre es mejor prevenir que curar.

Por tanto, podemos seguir unas pautas para evitar que nuestra mascota aumente su peso en exceso.

Medir la cantidad de comida, cambiarla por una baja en calorías y no darle de comer entre horas. Otra recomendación muy importante es que le obliguemos a gastar más calorías realizando ejercicio. Jugando con él haremos que se mueva y esfuerce, además de que disfrutará de nuestra compañía y aumentaremos el vínculo con él.

Cabe decir que si empezamos con ciertas pautas desde que el gato es un cachorro, será mejor para todos y evitaremos problemas.

 Si nuestro gato ya padece el síndrome, acude a un veterinario y te recomendará la mejor solución. No obstante, te recomiendo empezar por las pautas alimenticias y de consumo energético, ya que siempre será saludable.

Espero que te haya gustado el post de hoy. Si no ha sido así, no dudes en decírmelo (de las críticas negativas se aprende mucho). Y si te ha gustado, pues también lo puedes comentar ;)

 

Mil gracias por visitarme y hasta pronto :)

Etiquetas: ,

2 comentarios

  1. Totalmente deacuerdo.Yo tengo gstos y engordaron un monton al castrarlos. Afortunadamente estan bien de salud.

    Responder

Deja un comentario

*