Mis mascotas

gatos

14mar 19

Angora, un amigo muy noble

Photo by Oleg Danylenko on Unsplash

Photo by Oleg Danylenko on Unsplash

Información básica:

Tamaño: mediano
Pelaje: semilargo (pelo fino y sedoso)
Color: blanco, marrón, canela
Rasgos: cuerpo largo con huesos finos
Cola: larga y muy peluda
Promedio de vida: 15 años
Carácter: amistoso
Relación con los niños: buena
Alimentación: equilibrada
Coste mantenimiento: bajo
Clasificación General: gatos de pelo semilargo
Clasificación FIFE: categoría II: gatos de pelo semilargo

La raza angora es una de las más antiguas y origen de muchas de las actuales, es originaria de Turquía. Su difusión por países cercanos empezó en los siglos X y XII en occidente y tuvimos que esperar hasta el XVI para poder conocerle.

Si estáis pensando en comprar esta raza, tened cuidado cuando elijáis al gato, cuenta la leyenda que el fundador de Turquía, Mustafa Kemal Atatürk, regresará al mundo de los vivos reencarnado en un angora.

Si sois los reyes de vuestra casa, este gato os irá como anillo al dedo, ya que desde sus orígenes es una raza muy apreciada por la nobleza de la época. En su ciudad de origen los gatos de pelaje blanco son considerados el símbolo tradicional de la pureza.

Esta raza ha originado muchas otras como la persa o la Maine coon, muy presentes en Europa y América.

Un gato muy afectuoso

El angora es mediano, elegante y musculoso. Su cabeza es pequeña y con forma triangular, con orejas grandes y puntiagudas.

Es un gato muy sociable no le gusta nada estar solo, es dócil y muy cariñoso. Te encantará jugar con él, con un poco de práctica será capaz de devolverte la pelota, igualito que los perros. Respecto a los ojos son grandes y ovalados en cualquier color o incluso uno de cada color.

No suele tener problemas de salud, pero los ejemplares blancos tienen riesgo de sordera congénita, debido a lo largo que es su pelaje.

Si buscas un gato independiente pero muy sociable y que le encante jugar contigo esta es tu raza. Se adaptará perfectamente a tu casa y a tu familia. Además requiere pocos cuidados de mantenimiento, debido a la ausencia de subpelo, basta con cepillarle una vez a la semana.

Seguir leyendo
26feb 19

Bombay, una pantera en miniatura

Mohammad Matri

Mohammad Matri

Información básica:

Tamaño: medio
Pelaje: corto, suave y brillante
Color: negro
Rasgos: ojos dorados
Cola: larga, recta y gruesa
Promedio de vida: 12 – 15 años
Carácter: tranquilo y cariñoso
Relación con los niños: buena
Alimentación: equilibrada
Coste mantenimiento: bajo
Clasificación General: gatos de pelo corto

 

El gato bombay es un minino muy particular. Se caracteriza por su intenso pelaje negro y unos enormes y redondos ojos dorados. Es muy buen compañero y una excelente mascota, que al contrario que muchos otros gatos, es sociable, amistoso y muy mimoso.

La pantera negra

Aunque a primera vista hay mucha gente a la que le pueden echar para atrás los gatos negros, por esa leyenda antigua de que estaban poseídos por el diablo y eran símbolo de mala suerte, este gato es mucho más reciente que todo eso así que está fuera del mito. Nació a finales de los 50 en América por un cruce entre un gato burmés y un americano de pelo corto y fue adquiriendo popularidad gracias a su carácter pacífico.

Tienen una característica que les hace muy especiales y que puede producir tanto rechazo como un asombro positivo, y es la sorprendente similitud del bombay con la cría de una pantera. Pero no os preocupéis que no alcanzarán el tamaño del felino salvaje.

Características del bombay

Como ya habéis leido antes, el bombay es un gato alegre y juguetón, que le encanta dar y recibir cariño, aunque también es bastante perezoso. Si encuentra un sofá o una cama cómoda se convertirá en su lugar predilecto.

Tiene un aspecto y unos andares elegantes, con una cabeza de rasgos comunes, en la que destacan sobre todo esos ojos brillantes y dorados, y un cuerpo robusto y alargado.

Debido a su carácter sociable es un gato al que no le gusta nada estar solo, le encanta estar rodeado de gente e incluso convive bien con otros perros.

Gracias a su facilidad para adaptarse a cualquier espacio, no tendrás problema si lo tienes en un piso, aunque a todos los gatos les conviene pisar la calle alguna vez y no estar encerrados todo el día.

Por último, lo único con lo que tendréis que tener cuidado es con su dieta, ya que es un gato muy glotón y no le conviene comer demasiado para no tener problemas de obesidad en un futuro. Si le das una dieta sana, equilibrada y variada tu bombay estará sanísimo.

Seguir leyendo
12feb 19

Cuidados básicos del gato (corte de uñas, cepillado)

Photo by Erik-Jan Leusink on Unsplash

Photo by Erik-Jan Leusink on Unsplash

De todos es sabido que uno de los animales que mejor se adapta a una persona ajetreada es el gato, ya que son animales increíblemente independientes. Pero eso no quiere decir que no necesiten unos cuidados básicos como cualquier otra mascota.

Si queréis que vuestro gato crezca sano y feliz, seguid estos sencillos consejos para su cuidado y él os lo agradecerá.

Alimentación básica

Cambiadle el agua todos los días, para que siempre esté fresca.

 

cat-525888_1280
Suelen por lo general racionarse ellos mismos la comida. Un poco de alimento seco y alguna lata que otra como premio de vez en cuando bastará. Eso sí, compradlo que sea una marca más o menos conocida y adaptada a su edad y condición.

Es bueno que de vez en cuando, si os sobra algo de pescado o si abrís alguna lata de atún en aceite o de sardinas, le deis un poco para fortalecer su pelaje. Para cachorros o gatos ya mayores será mejor que les deis el pienso húmedo.

Para evitar problemas de bolas de pelo dadle una vez al día o a la semana (dependiendo de la caída del cabello) un poco de malta, del tamaño de un guisante.

Cuidados estéticos: cepillado y uñas

Si bien es verdad que los gatos no necesitan que los bañéis demasiado, sí que tendréis que darles algunos cuidados con respecto a su pelo y uñas.

Diariamente deberéis cepillarle (si es una raza con mucho pelo, lo mejor es que lo hagáis dos veces al día). Esto ayudará no solo a evitar que tenga bolas de pelo, sino que hará que esté más tranquilo, porque el cuerpo no le picará y su pelo crecerá más brillante.

Cortadle las uñas regularmente, con cuidado de no llegar a las cutículas, de esta forma os aseguraréis de que no dañe muebles o a vosotros cuando juguéis con ellos.

Visitas al veterinario

Recordad vacunarlo y desparasitarlo siempre, además de darle pastillas antiparásitos si le dejáis salir a la calle. Para evitar los internos convendrá desparasitarlo al menos 3 veces al año.

Si el gato es callejero convendrá realizar una primera visita al veterinario para eliminar posibles parásitos y ver si tiene alguna enfermedad.

Cuidado con los peligros

Los gatos son animales tremendamente curiosos lo que muchas veces les lleva a tener algunos problemas importantes.

Tened especial cuidado con los cables, especialmente si vuestro gato es cachorro, ya que tienden a jugar con ellos y puede ser que alguno le dé una descarga.

Tened cuidado también con algunas plantas como la hiedra, ya que pueden ser tóxicas.

Si tenéis balcón o terraza, procurad poner una valla de metal, no es la primera vez que se registran caídas de animales.

Seguir leyendo
05feb 19

Consejos para educar a tu gato

Photo by Koen Eijkelenboom on Unsplash

Photo by Koen Eijkelenboom on Unsplash

El gato es un animal que va muy a su bola y hace lo que quiere y esto conlleva que muchas veces tenga conductas que no sean buenas. Que arañe los muebles, que se haga pis por la casa o que incluso se muestre violento con sus dueños, son cosas que si ocurren hay que pararlas de inmediato.

Por eso, a la hora de tener un gato es importante que le des una buena educación si no quieres que tu casa acabe patas arriba. Tienes que crear un vínculo con tu minino, que sepa que le quieres pero que eres tú el que manda. Por suerte, los gatos son muy inteligentes y tienen una gran capacidad de aprendizaje.

Mi consejo es que lo cojas cuando todavía sea pequeño, porque así te será más fácil acostumbrarle a los buenos hábitos que si ya es mayor y tiene un bagaje detrás.

cat-528390_1280

Prémialo cuando se porte bien

Por naturaleza, los mininos se van a comportar como les dé la gana… y eso no puede ser. Así que debes enseñarle a hacer las cosas bien y cuando lo haga prémiale para que vea que cada vez que hace eso, recibe una recompensa a cambio y lo asocie a algo bueno. No creas que va a hacer las cosas bien por pura amabilidad o generosidad hacia ti.

Lo más efectivo es que reserves alguna comida que le guste mucho a modo de premio, que le acaricies o que juegues con él.

Castígalo por su mala conducta

Los gatos son animales muy astutos y traviesos que siempre querrán salirse con la suya. Así que es probable que al menor descuido hagan algo digno de castigo. Y eso es lo que tienes que hacer, castigarle.

Por supuesto, nunca le pegues o le hagas algún daño físico al gatito. Simplemente ríñele, grítale un ¡no! contundente y decidido cada vez que haga algo malo. Es bueno que le riñas siempre de la misma manera, con las mismas palabras para que lo asocie más fácilmente a un castigo.

También es importante que le riñas en el momento en que lo hace, porque por ejemplo, si descubres que ha hecho trizas una camiseta y le vas a reñir una hora después cuando está tumbado tranquilamente, le confundirás y creerá que lo malo es estar tumbado. Vamos, que o lo descubres en el acto o te lo guardas para la próxima.

Si le castigas con frecuencia te empezará a coger tirria, pero te aseguro que si le enseñas a portarse bien y le premias cuando lo haga, cada vez irá portándose mejor y apenas tendrás que pasar el mal trago de castigarle.

Seguir leyendo
31ene 19

¿Alérgico a los gatos?

Photo by Erica Leong on Unsplash

Photo by Erica Leong on Unsplash

Los gatos son unas mascotas adorables, la más solicitada junto a sus compañeros perrunos… pero tristemente hay un sinfín de personas que no pueden convivir con ellos por culpa de las alergias. Si eres un amante de los gatos y sufres alergias no te preocupes, que te doy soluciones para que puedas convivir con ellos, o por lo menos, acercarte a acariciarlos.

El por qué de la alergia

Habrás escuchado siempre que lo que provoca la alergia a los gatos es su pelo, pero no es así. Lo que lleva las bacterias dañinas es su saliva. Los mininos tienen unas glándulas por las que segregan una sustancia (la proteína Fel D1) que se queda impregnada en la piel al lamerse. De ahí que se creyera que la alergia estaba en los pelos, pero por ejemplo, si eres alérgico y un gato te lame la mano, probablemente te rocíe con la bacteria.

cat-714668_1280

¿Eres alérgico?

Si cada vez que te acercas a un lindo gatito notas un picor en los ojos y nariz, ganas de estornudar, dificultad para respirar o urticaria en la piel, probablemente seas uno de los desafortunados con alergia a los gatos. Aunque no lo des por hecho. Lo mejor es que vayas al médico para que te lo confirme y en tal caso te dé algún remedio o medicación.

Aunque lo mejor en estos casos es separarse de los gatos, entiendo que te puedan resultar tan adorables que no puedas. Bueno, si tu alergia no es muy fuerte te podrás permitir tener uno… pero siguiendo unas recomendaciones muy importantes:

  • El gato siempre ha de estar limpito y cepillado, para eliminar la mayor parte de la proteína dañina. También es aconsejable tenerlo siempre en la misma habitación para que no vaya impregnando toda la casa.
  • Tómate la medicación que te recomiende el médico. Probablemente sean antialérgicos y algún medicamento para la afección específica que te dé la alergia.
  • La casa siempre limpia. Cuantas menos alfombras, cortinas y cosas donde se pueda quedar pegada la proteína, mejor.

El gato siberiano

En toda la familia minina, hay una raza de gato que carece de la proteína Fel D1 y no es otro que el siberiano. Un gatito de gran belleza que aunque tiene el pelo largo, no tendrás que preocuparte porque no lo impregnará de nada dañino. Así que si sufres de alergia, este es el gato más recomendado para ti.

Lo ideal es que pruebes durante unos días a estar con uno, y si no notas nada adelante, todo tuyo. Pero en caso de que tu alergia sea muy fuerte olvídate de todo esto y de tener un gato en casa.

Seguir leyendo
24dic 18

Adoptar un gato callejero

Muchas veces vamos caminando por la calle y de repente se nos cruza un gatito adorable. Entonces piensas… ¿y si me lo llevo a casa? Antes de cogerlo y llevártelo contigo, es importante que tengas varios factores en cuenta.

¿Tiene dueño?

Lo primero de todo es comprobar si tiene algún collar o algo que signifique que tiene dueño. En tal caso, lo mejor es que lo acerques a alguna protectora o veterinario o bien te lo lleves contigo pero pongas carteles por las calles de que lo has encontrado, ya que probablemente sus dueños lo estén buscando.

En caso contrario, si aparenta ser un gato vagabundo y abandonado, continúa al siguiente paso para adoptarle.

stray-cat-169113_1280

Al veterinario

Los gatos callejeros son más propensos a sufrir enfermedades. Es algo lógico, ya que están a la intemperie, sin cuidados, sin comida sana asegurada y expensos a todo tipo de peligros. Así que nada más hacerte con él, lo que debes hacer es llevarlo a un veterinario para que le haga un chequeo completo, compruebe si está sano o no y le ponga las vacunas y tratamientos pertinentes.

Si estás decidido a quedártelo contigo, también sería bueno que le pusieras un chip identificativo, para que si se pierde no vuelva a quedarse en la calle y lo puedas encontrar.

Domestícalo

En las calles, estos gatos se vuelven más salvajes y violentos para poder sobrevivir de todos los peligros que les acechan. Por lo que cuando te lo lleves a tu casa, deberás darle una buena educación. Evidentemente será más sencillo si el gato es joven, pero si ya tiene su edad no lo des por imposible, que con esfuerzo y dedicación puedes conseguir que se vuelva manso como un corderito.

Ya con el hecho de llevártelo contigo, el gato sentirá que le estás protegiendo y en cuanto le des comida rica y agua fresquita te lo irás ganando, y ya cuando vea que tiene una cama blandita para él solo lo harás muy feliz.

Siempre te puede salir un gato rebelde, que tenga algún trauma por haber vivido en las calles y te resulte más difícil domesticarlo. También hay algunos que se han acostumbrado a la vida salvaje y probablemente quieran escaparse. Intenta que se quede pero no les encierres ni les impidas salir, ya que los gatos, sean domésticos o salvajes, necesitan su independencia y libertad.

Si le tienes bien cuidado lo más seguro es que vuelva en busca de más comida y poco a poco se vaya acostumbrando a la vida doméstica.

Seguir leyendo
13dic 18

Persa, el ‘tigre de sofá’

Photo by Kamonnat Onnom on Unsplash

Photo by Kamonnat Onnom on Unsplash


Información básica:

Promedio de vida: 15 años
Carácter: muy tranquilo
Relación con los niños: buena
Alimentación: equilibrada
Coste mantenimiento: medio
Clasificación General: gatos de pelo largo
Clasificación FIFE: categoría I: persas y exóticos de pelo corto

Tamaño: mediano
Pelaje: largo, sedoso y espeso
Color: amplia variedad
Rasgos: cabeza plana y chata
Cola: corta y con mucho pelaje

kitten-402268_1280

El gato persa es un minino muy especial. Tiene más de 5 siglos de antigüedad y se sabe que procede de la antigua Persia, actual Irán. Empezó a ganar popularidad cuando se comenzó a exportar a otros países en el siglo XVII.

Hay muchas cosas que hacen al persa un gato especial, como sus rasgos, muy característicos, o su personalidad sosegada.

Rasgos del persa

Si por algo se reconoce un gato persa es por su cara aplanada y ancha. Apenas tiene hocico y su nariz es chata, tiene unas orejas pequeñitas y unos ojos redondos algo achinados. Su cuerpo está recubierto por una abundante y larga capa de pelaje, la cual hay que mantener limpia para que nuestro persa luzca bonito.

Aunque los gatos tienen tendencia a asearse ellos solos, los que tienen el pelo largo lo tienen más complicado, por lo que será fundamental nuestra ayuda. Cepíllale, báñale y cuida que no tenga enredos o algo pegado en el pelo.

La personalidad del persa es idónea para un piso pequeño. Es un gato muy poco revoltoso y más bien perezoso, le encanta el sofá y no mover ni un dedo. Es tranquilo, sosegado y cariñoso, y como habrás podido deducir, lo de salir a cazar no es lo suyo.

Cuidado con el vendedor

El persa es un gato muy bonito, pero también tiene un alto valor económico. Podría decirse que es un gato de lujo, una raza noble. Por ello, hay que tener especial cuidado a la hora de comprarlo.

Los gatos persas descienden de los angora turcos y tienen un gran parecido con ellos, de hecho, mucha gente cree que todos los gatos de pelo largo son persas, pero no. Debido a esto, son muchos los timadores que te intentan vender un simple gato de pelo largo como si fuera un persa. Así que si te encuentras un supuesto persa por un precio bajo no te fíes porque probablemente sea un persa de pega.

Seguir leyendo
04dic 18

El gato siamés, un parlanchín muy especial

Photo by Dimitry Kooijmans on Unsplash

Photo by Dimitry Kooijmans on Unsplash


Información básica:

Tamaño: mediano
Pelaje: corto y sedoso
Color: beige, chocolate
Rasgos: ojos azules y cuerpo alargado
Cola: larga y fina en la punta
Promedio de vida: 15 años
Carácter: extrovertido
Relación con los niños: buena
Alimentación: carnívora y con proteínas
Coste mantenimiento: bajo
Clasificación General: gatos de pelo corto
Clasificación FIFE: categoría IV: la familia oriental y siamés

siamese-cat-495695_1280

El siamés es un gato conocido en todo el mundo y una de las razas más populares en los hogares. También conocido como thai, es una de las razas más antiguas que se conocen, habiendo escritos que lo sitúan en el siglo XIV en territorio tailandés. Pero no fue hasta el siglo XIX cuando aparecieron en Europa y EE.UU. y empezaron a adquirir popularidad.

Son gatos de origen noble, que vivían en templos y palacios como mascotas de grandes personalidades de la época.

Rasgos singulares

Los siameses tienen un aspecto único. Es una de las razas más fáciles de distinguir gracias a su pelaje, corto y pegado al cuerpo, y con un color beige claro pero más oscuro en las extremidades.

Su cabeza tiene forma triangular y está compuesta por un hocico fino, unas orejas grandes y anchas, y unos ojos almendrados y cautivadores, de un intenso color azul cielo. Y su cuerpo es esbelto y largo, con un peso de entre 2 y 5 kg., siendo algo más grandes los machos que las hembras.

Carácter extrovertido

Este minino es conocido por su carácter parlanchín, con un ronroneo muy especial y que oirás muy a menudo. Le encanta llamar la atención y odia la indiferencia y la soledad, por lo que si pasas mucho tiempo fuera de casa, es recomendable que tengas otro gato para que se hagan compañía mutuamente.

Es un gato activo, enérgico, inteligente y muy cariñoso. Cuando quiere caricias se arrima a su dueño buscando atención, al que es muy fiel y por el que sentirá devoción.

Aun así, es un gato caprichoso y limpio, no le gusta ver suciedad ni en su cuerpo ni en sus alrededores. Así que si, por ejemplo, le tienes el comedero sucio, probablemente rechace la comida hasta que lo limpies.

Aparte de eso, no requiere grandes cuidados, solo un cepillado semanal para retirar el pelo muerto, ya que están mudando todo el año, y alguna visita al veterinario de vez en cuando para comprobar que está sano y que no sufre estrabismo, una enfermedad común en esta raza.

Seguir leyendo
01nov 18

La higiene en los gatos

Photo by Alireza Attari on Unsplash

Photo by Alireza Attari on Unsplash

Tener un gato conlleva una gran responsabilidad y como toda mascota, requiere unos cuidados de higiene. Aunque estos felinos son limpios por naturaleza y les encanta pasarse las horas lamiéndose el cuerpo para asearse, nosotros también debemos darle una higiene “extra” para que estén limpios como una patena.

Cepíllale

A la mayoría de los gatos se les cae el pelo, en especial durante los cambios de estación. Por ello es importante pasarle un cepillo semanalmente y así retirar todo el pelo muerto y que no se quede flotando por la casa. Esto es muy importante si hay alguien en la casa que sufra alergia a los mininos. También es recomendable hacerlo para que no se traguen sus pelos y se formen bolas que les puedan causar problemas gástricos.

Mientras le pasas el cepillo puedes comprobar que no tenga ninguna herida o algo extraño en su piel, hazlo de manera suave y si tiene enredos (esto es frecuente en los gatos de pelo largo) no le des tirones que le puedan hacer daño o verá el cepillado como algo malo y lo rechazará.

Báñale

El mito de que a los gatos no les gusta el agua es totalmente cierto en la mayoría de ellos y por tanto detestan que los bañen. Pero con un poco de insistencia verán que vas a seguir en tus trece y se resignarán a estar bajo el agua.

Frótales con champú para gatos y nunca para personas, porque tienen un PH diferente y otros elementos químicos que pueden hacerles daño a la piel. Cuando les bañes cuida que les entre la menor cantidad posible de agua en los ojos y oídos, porque los tienen sensibles y se les pueden infectar. Y al terminar sécales con una toalla y si se dejan, con un secador que no tenga demasiada potencia ni calor.

Otros cuidados

A parte de estas dos cosas fundamentales, también deberías aplicarle ocasionalmente productos antipulgas y antiparásitos, además de revisar sus ojos y oídos por si tiene alguna secreción o algo extraño. En tal caso acude al veterinario para que te recomiende algún producto con el que puedas lavárselos y ya de paso que le revise las uñas y se las corte si están muy largas o te podrá hacer un destrozo en casa con sus garras.

Los gatos no son un adorno y si no se tienen bien aseados pueden sufrir enfermedades o incluso transmitírselas a los humanos.

Seguir leyendo
30oct 18

Traer otro gato a casa

Photo by Kristin Lopez on Unsplash

Photo by Kristin Lopez on Unsplash

A los animales, como a las personas, les gusta tener compañía y es bueno no tener una mascota sola sino tener otra más para que puedan estar juntos. Lo ideal es traer a los dos a la vez, ¿pero qué sucede si uno ya estaba en casa?

Incluir un nuevo miembro felino en la familia si ya tenemos uno puede ser muy beneficioso para todos, sobre todo para el primer gato que verá como por fin no se encuentra solo en vuestra ausencia. Pero no es todo oro lo que reluce.

Photo by Sarah Dorweiler on Unsplash

Photo by Sarah Dorweiler on Unsplash

Opciones de seguridad antes de traerlo a casa

Si os habéis decidido a adoptar o comprar un nuevo miembro felino tened en cuenta una serie de condiciones para evitar riesgos o problemas de cualquier tipo. Por esta razón os doy unos consejos.

Si tenéis decidido adquirir otro gato, mejor que este sea un cachorro. Por lo general los animales adultos aceptan mejor a los pequeños, podrán amenazarle para que sepa que ese es su territorio, pero jamás le harán daño.

Si ya tenéis un gato macho en casa, elegid uno que sea hembra, suelen aceptarse mejor y no llevarán a cabo luchas de dominio por el territorio.

Deberéis aseguraros de que el gato que os lleváis a casa está sano, sin enfermedades o parásitos, ya que podrá contagiar al vuestro. Lo mejor para ello es que si lo habéis recogido de la calle os aseguréis de que el nuevo gato está sano llevándole a un veterinario y en el caso de que tenga pulgas u otro problema, desparasitarlo antes de presentarlo a vuestra mascota.

Photo by Paul Hanaoka on Unsplash

Photo by Paul Hanaoka on Unsplash

Proceso de adaptación

Deberéis tener claro que el primer encuentro no será agradable, lo más a lo que suelen llegar es a bufarse y vigilar los movimientos que hacen. Los gatos son animales muy territoriales, por lo que al menos tardarán en aceptarse mutuamente de unos 10 a 12 días para cachorros y más de 12 para adultos.

Por esta razón una buena idea es que no les presentéis en un primer momento.

Preparad un comedero, el cacharro de la arena (bastará con una caja, ya que en este caso se trata de algo temporal) y una cama diferente para cada gato. El comer del mismo cacharro puede hacer que tengan algún que otro encontronazo.

No dejéis al gato nuevo directamente suelto por la casa, cuando lleguéis lo mejor será poner al nuevo gato en una habitación a parte, pero obviamente no en la cocina o donde el otro animal se mueva para acudir a comer o realizar sus necesidades. Ponedle todas las cosas que necesita en esa habitación. Dejadles separados al menos un día o dos, dependiendo de si uno es cachorro o no.

Un truco que podéis usar es restregar uno de los animales con un trapo y ponerlo cerca del otro animal. Para que se vaya acostumbrando al olor.

Pasado ese tiempo, cortad las uñas a ambos gatos y dejad que el “antiguo” inspeccione lo que hay en la nueva habitación. El nerviosismo será normal, incluso que bufe alguno de ellos, por lo que tened preparado una escoba, un chorro de agua o algo parecido para separarlos rápidamente. No desistáis a la primera de cambio, dadles una pequeña oportunidad. Eso sí, si veis que su primera reacción es violenta, cerradla y dejad que pase un poco más de tiempo.

Después convendrá que encerréis al primer gato en una habitación y permitáis que el segundo explore el lugar. Id realizando poco a poco estas funciones para evitar problemas mayores.

Seguir leyendo

C9510-317 Exam XK0-001 Dumps 9A0-040 Study-Guide 500-258 IT-Exam 000-299 IT-Exam 132-S-900 Dumps C2140-053 Dumps 1z0-810 IT-Exam HC-035-825-ENU Study-Guide HC-035-510-ENU Study-Guide L50-501 Exam 9A0-314 Study-Guide 1Z0-255 VCE 70-410 IT-Exam C2010-506 IT-Exam 000-N02 C2010-564 PDF BCP-420 Study-Guide P2090-075 Certification 1Z0-869 Exam-PDF E20-805 Exam 1Y0-A05 PDF C_BOSUP_90 VCE 700-702 Certification M4040-503 Certification HP5-H03D VCE 650-669 Dumps 1Z1-591 IT-Exam JN0-343 Certification GB0-183-ENGLISH PDF BCWAP IT-Exam HC-035-510-CHS Dumps 1Z1-048 Certification 000-642 Study-Guide 1Z0-498 Certification TM1-101 Dumps 700-505 Study-Guide C2180-318 Certification HC-831-CHS Exam A2090-045 Dumps HC-035-750-ENU IT-Exam 132-S-712.2 PDF HP2-037 VCE 70-383 Dumps HC-221 Study-Guide HC-035-610-ENU Exam TB0-103 VCE HP5-H05D VCE HH0-270 PDF DC0-120 Certification RH-302 Exam-PDF FI0-461 Exam 132-S-916 Exam HP0-K02 Certification 9A0-087 Exam 000-083 Certification 000-240 VCE