Se van de un restaurante porque su perro guía molestaba

Pedro Delgado fue a cenar a una pizzería de Santa Cruz de Tenerife junto a su mujer. Una vez sentados, el camarero le pidió que se colocara en un lugar más discreto para que su perro guía, Veiro, no molestara al resto de la clientela. Según contó el afectado, había un espacio más que suficiente para el tránsito de personas por ese pasillo, pero el camarero les pidió que se

Continúa leyendo