Una localidad francesa prohíbe los ladridos de perros

Todos los días nos levantamos con normativas un tanto curiosas y excéntricas en cuanto a la tenencia de los animales. Ahora, el alcalde de la localidad francesa de Feuquières, Jean-Pierre Estienne, aprobó una iniciativa para sancionar el ladrido continuo de perros. Además, los perros no pueden encontrarse solos en espacios cerrados. Esta medida entró en vigor el 11 de febrero, a los dueños de los perros que ladren sin control

Continúa leyendo