La historia de Chloe y su ángel de cuatro patas

La pequeña Chloe de un año estaba en su cuna cuando comenzó a vomitar. Louie,  el perro de su abuela,  notó que la niña se estaba ahogando con su propio vómito por lo que empezó a ladrar frenéticamente con el objetivo de alertar a los padres de la menor. Era de noche y los padres de Chloe dormían. El vómito le produjo una crisis de ahogamiento.  Alertados por los ladridos

Continúa leyendo